BLOGS

Un deportista es aquel que sabe que el triunfo del otro es también una recompensa: la de haber encontrado alguien mejor

El pájaro (de) Pinto busca un traje rosa

Ya se ha dejado ver el gran Alberto Contador en una prueba tan vedada para los ciclistas españoles como el Giro de Italia: sólo Miguel Induráin en dos ocasiones (hubo una tercera en la que perdió con un ruso de diseño, Berzin, que desapareció del mapa: una probable farmacia dando pedales). En el Giro se han estrellado todos: Pérez Francés, Fuente, Galdos, Olano…

Veremos qué pasa este año. Las sensaciones, desde luego, son muy buenas: iba Alberto camino de Urbino, con un tramo final muy parecido a la subida a Ávila, a ritmo de vencedor de la etapa pero una llovizna tardía dejó el pavimento como para andar con cuidado, y se dejó una veintena de segundos en la segunda parte de la crono. Ha dado, desde luego, un golpe de autoridad. Y, lo que es mejor, lo ha dado su equipo. Quien quiera atacar al equipo de Kazakistán tiene que ocuparse de dos ruedas, a cual más peligrosa: la del español y la del alemán Andreas Kloden. Una situación parecida a la de la primera vuelta de Perico: había que vigilar a Peio Ruiz Cabestany y el segoviano suelto (y reciamente acompañado) hacía mucho daño. Esperemos que suceda algo parecido: en cualquier caso, que este Giro sea para el Astana.

He visto la indignación de algunos comentaristas ante la inhibición de TVE para retransmitir este evento. Ni entro ni salgo. Lo que me ha producido un enorme cabreo es que en el Telediario de la noche ni siquiera lo hayan comentado. María Escario ha preferido contarnos una historia de beisbol, ya ven…

Tiene el ciclismo español tres auténticos ases: Freire, Valverde y un chaval de Pinto que puede ser un campeón de época. Digo yo que habrá que tratarlo con el respeto que merece un ganador del Tour al que no le han dejado competir en los despachos, que está lesionado con una microrrotura de escafoides y que ha tenido cuatro días para mentalizarse y preparar la gran vuelta italiana. En cuanto ha tenido terreno favorable ha demostrado quién manda entre los grandes del pelotón y, si no desfallece, nos dará el alegrón del mes de mayo: un jersey rosa sobre su enteco torso de escalador, de pájaro con tubos de aluminio en los huesos y muelles de acero cromado en las piernas. Que, además, es bueno contra reloj. Y muy joven.

Lo dicho, señores: un respeto.

2 comentarios

  1. Dice ser Histerias

    Qué tiempos aquellos en los que retransmitían el Giro por tele 5, qué grandes etapas de Induraín allí también, qué forma de ganar y de perder, qué grande el navarrico, cómo lo añoro… Dejó una huella imborrable en muchos amantes al deporte, por su casta y nobleza humana sobre la bici, algo que no ha demostrado nunca Armstrong, el otro gran ciclista de los últimos años. Ojalá Contador consiga enganchar de nuevo a la afición española a este gran deporte, grande, grande, al que se están empeñando en hacer desaparecer. Una pena que no vaya al Tour.Qué nostalgia cuando enchufaba la tele a las diez de la mañana y veía como Miguelón y compañía emprendían una etapa de montaña de 6 horas, qué emociones, qué épica…

    21 Mayo 2008 | 11:11

  2. Dice ser grger

    I agree with you , This is the best , Nothing is better , Enjoy!.

    06 Junio 2008 | 5:01

Los comentarios están cerrados.