BLOGS

Un deportista es aquel que sabe que el triunfo del otro es también una recompensa: la de haber encontrado alguien mejor

El niñato

Parece que la prensa inglesa vuelve a levantar el fantasma de un suspuesto racismo español. Detesto, como casi todos, el racismo. Pero este asunto se inscribe en otras coordenadas. Como aquel desliz verbal de Luis intentando motivar a Reyes: la espléndida relación del antiguo entrenador del mallorca con Eto´o era una estupenda demostración de la ausencia de racismo en aquel comentario, sistemáticamente desoída por los tabloides británicos, apoyados por un sector de la prensa española, por cierto.

.

El asunto es Hamilton. Un ¿deportista? de élite capaz de hacer perder a su equipo un campeonato mundial. No por accidente: no es el caso de Zubi tragándose un gol de Nigeria desde el banderín de córner o el de Cardeñosa disparando al muñeco. Lo que hizo Hamilton en Hungría tiene nombre: ese chico es un felón. La conducta del resto del equipo Mc Laren con Alonso fue una prolongación de esa misma felonía, fue de una bajeza como no se recuerda en los anales del deporte. Esa parte quizá no la han estudiado con la profundidad que merece los periodistas británicos. Así que el desprecio por las cualidades éticas del señor Hamilton, así como algo parecido a la inquina, es algo muy extendido en nuestro país, y no siento rebozo en compartir ambos sentimientos.

Y eso no tiene nada que ver con la raza de ese mismo señor. Una pena que quienes van a los entrenamientos a denostar la conducta del piloto btitánico no sepan elegir un insulto más presentable. Porque yo también salto cuando oigo llamar a alguien negro de mierda. O español de mierda, o rumano de mierda, o maricón de mierda.

En el caso que nos ocupa, la cosa es muy sencilla: el tipo, en el mejor de los casos, es un niñato.

Pues ya está

5 comentarios

  1. Dice ser sara

    parece que Hamilton y sus secuaces intentar desestabilizar el campeonato sin esperar siquiera a que comience. A Hamilton le llamaron negro cuatro desequilibrados, pero eso les sirve para poner en marcha toda una campaña de supuesto acoso al británico. Es como poner la venda antes que la herida: si fallo, es porque me insultan y me ponen nervioso.Da hasta la risa leer todo lo que se les va ocurriendo durante todos estos días. De repente los británicos son los más educados del planeta ! y en España nos tienen que aplicar medidas antirracistas en los circuitos.Y yo me pregunto, ¿por qué no se monta el mismo show cuando hay altercados, por ejemplo, en un estadio de fútbol? En ese caso, todos miran hacia otro lado.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser anna

    http://www.lottodrawn.com – Lotto 6/49, 5/40, Joker, strategies, win plans.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  3. Dice ser george_best

    Si no es racismo es mala educación. No sé que es peor. Y no sólo por Hamilton. Lo de pitar el himno rival también es una verguenza.Y sí, Hamilton es un niñato, pero ¿y Alonso? Un piloto problemático que ha tenido problemas en todos los equipos que ha estado. La culpa siempre es de los demás.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  4. Dice ser De tal palo....

    Tu estilo de redaccion tambien descalifica, intenta hacer un ejercicio de objetividad si no no te quejes de algunos medios britanicos utilizando tu la misma ‘medicina’.

    14 Febrero 2008 | 11:53

  5. Dice ser Histerias

    En España cometemos el mismo error en los partidos de fútbol. Todavía recuerdo a Etoo en la Romareda queriendo abandonar el terreno de juego y empujando al árbitro que trataba de detenerlo -algo que todavía no he comprendido-.Toda la prensa nacional se llevó las manos a la cabeza y hablaron de racismo en España. Pues se equivocan, aquí no hay racismo, sino rivalidad. El racismo impediría que hubiera jugadores de color en la plantilla del Zaragoza o de cualquier otro club, y los hay en todos los equipos. El aficionado tira allí donde más duele, a Guti le cantan lo de maricón, a Roberto Carlos lo llamaban macaco, a Etoo le hacen el grito del mono, a Mijatovic le sacarón una canción que no repetiré deseándole lo peor a su hijo, y así podríamos estar un buen rato. El que imploró a Hamilton fácil que trabaje con alguien de color o tenga un vecino de color y se lleve tan ricamente con él. Que no nos vendan la moto, que eso no es racismo. Si vas en el coche y te pita un tipo que lleva un Mercedes le dices pijo de mierda, y así sucesivamente. Cuando el portero patea el balón, y puede ser en el primer minuto de juego, el campo corea caaaaaaabrón!!! y el hombre todavía no ha hecho nada. En fin, un error de la prensa por darle tanta relevancia a algo que no la tiene.

    14 Febrero 2008 | 16:56

Los comentarios están cerrados.