BLOGS

Un deportista es aquel que sabe que el triunfo del otro es también una recompensa: la de haber encontrado alguien mejor

Poco juego dan los viernas: vísperas de la esencia del deporte, que es la competición. Podemos aprovechar para hacer algunas reflexiones. Porque estoy asombrado: quizá no haya muchos comentarios en este blog, pero son de mucho nivel. Gracias y me descubro, blogueros.

Quiero citar a quienes me han tirado de las orejas con exquisita educación, en primer lugar: un lector me explicó que Reina no es campeón de Europa (lo es Dudek en su lugar, y menudo partidazo hizo el polaco) y otro me corrigió un error de bulto, al situar al Murcia en la división de plata. De oro, y por muchos años. Y pido mil perdones.

Brava gente la que se anima ante un comentario elogioso de su equipo, sea el Iurbentia bilbaino o el Atleti de tanta gente, en esepcial de Edu.

Y brava gente la que se pregunta por el destino de la Copa de España. Alguien me propone una comparación con la inglesa. No la hay. Los británicos están a a punto de morir de éxito, porque ha entrado gente (y dinero) en su feudo. Y la gente puede entender el espíritu inglés, pero el dinero no. Antes de que caiga la última perla del Imperio, que es el fair play, me gustaría decir que con el deporte británico me pasa como con el cerdo: me gustan hasta los andares. Para este país de nuevos ricos deportivos, de señoritos (los hemos hecho nosotros, las cosas como son) cualquier receta que: a) potencie la competición y b) descargue de partidos a los equipos me parece excelente. No hay que olvidar el tamaño desmesurado de nuestra Liga. Así que una competición a partido único, en la que sólo se produciría un segundo encuentro en caso de empate, y cuyo campeón tuviera sitio propio en la máxima cita del fútbol europeo, que es la Champion’ s League, me parecería un acierto.

Por cierto: que alguien me explique qué sentido tiene haber eliminado la Recopa, que era un premio autónomo, razonable y muy adecuado. Nunca faltaban a esa cita media docena de caníbales de primer orden. Sobre todo si se reduce la participación en Liga de campeones a los dos primeros de cada país importante y al campeón de los que tienen menos historia y un fútbol menos competitivo. En fin, la pasta, claro…

Todo esto está trazado así, muy a vuelapluma. Espero que sirva para acompañar a los que se aburren y para dar las gracias a quienes entráis en esta página, que es la vuestra. Un abrazo

2 comentarios

  1. Dice ser george_best

    El campeón de la copa debería jugar la Champions en lugar de la UEFA. De esta forma los equipos grandes se la tomarían más en serio.

    12 Enero 2008 | 11:49

  2. Dice ser Edu Casado

    Totalmente de acuerdo, Tino. Tenemos tantas cosas que aprender (en la forma de entender el deporte) de los británicos…A mí me resulta un poco decepcionante no ver a ningún equipo de 2ª o 2ª B en esta eliminatoria de Copa. Historias como la de aquel Numancia que dio guerra en el Nou Camp hacen grande el fútbol, y con el maldito doble partido son casi imposibles.Y sí, ese Atleti de mis entretelas…Gracias y un saludo

    12 Enero 2008 | 13:07

Los comentarios están cerrados.