BLOGS

De todo corazón

Entradas etiquetadas como ‘duquesa’

La duquesa de Alba y ‘Las Chanclettes’

La semana pasada me acerqué por una fiesta magníficamente organizada, aunque adoleció de canapés. Presentaban en el Teatro Circo Prize de Madrid dela programación de la Expo Zaragoza 2008. Paco León, de Aida (Tele5) y Cuca Escribano (Sin Tetas…) fueron los presentadores de la gala. Allí estaba Loquillo, con sus dos metros de altura y una musculatura imponente. «Se lo debo todo al baloncesto, al claqué y al quickboxing», me dijo. Menos locuaz se mostró cuando le pregunté su opinión sobre el trasvase del Ebro, y eso que la Expo lleva como lema el aprovechamiento del agua. El catalán huyó diciendo: «Vivo en San Sebastian. No se nada». Encantadora y muy guapa Pepa Rus. Macu en Aida, que viste mucho mejor que su personaje en la serie .Sencilla ella, Se descolgó con un «Voy de don Amancio». Memorable la imitación que hicieron ‘The Chanclettes’,de la Duquesa de Alba. Con todo lo que está cayendo en el ducado le vendría bien a Cayetana verlos y reírse un rato…

La duquesa roja, la duquesa lesbiana… ¿Y qué?

El vídeo que acompaña a estas líneas es la entrevista que Gabriel González de Gregorio, el hijo de la recientemente fallecida Luisa Isabel María Álvarez de Toledo y Maura, más conocida como “La Duquesa Roja” por sus inclinaciones izquierdistas, ha concedido a Korpatelevisión.

La duquesa de Medina Sidonia adoptó actitudes muy valientes durante el franquismo y fue encarcelada, abrió los archivos ducales a muchos historiadores, que sólo tienen palabras de elogio para ella. Incluso, durante algún tiempo, llegó a alquilar su palacio como casa rural para sufragar los gastos de mantenimiento del mismo.

Luisa María Álvarez era una mujer muy interesante. Con sus hijos, que no supieron apreciar la grandeza de tan singular madre, mantenía una relación distante. Pilar, su hija, ex de Tomás Terry, renunció al apellido paterno de Gregorio para darse más pisto en las fiestas de la jet del tres al cuarto, patrocinadas por firmas, a las que era invitada.

Ahora, su hijo Gabriel se despacha con el cadáver de su madre recién enterrado para resolver sus complejos y frustraciones ante los medios de comunicación. Gabriel, junto con su hermana llegó a denunciar a su madre, a quien tachaban de loca, por motivos económicos. A su progenitora, cuyo cadáver fue enterrado tan sólo hace unos días, dedica las siguientes perlas:

“Era una mujer capaz de abandonar a sus hijos y de unirse al mismísimo conde Drácula si fuera él quien estuviera en el poder”. También la define como “la única madre que quiero tener”. Estoy orgulloso de ser el hijo de la primera duquesa lesbiana que lo reconoce”.

Muy orgulloso no debe estar, cuando dedica las siguientes palabras a su protenitora y a Liliana Dahlman,la secretaria de su madre, con quien Luisa Isabel contrajo matrimonio in artículo mortis, dos horas antes de morir :”No lo puedo creer, y a esta mujer le harán hija predilecta de Cádiz, me parece bien, pero también que le dediquen alguna chirigota”. Liliana apoyó a la duquesa durante los últimos quince años y por ello decidió nombrarla Presidenta de la Fundación y garantizarle el derecho a una herencia.

Unos amigos míos pasaron su viaje de novios en el Palacio de Medina Sidonia. Recuerdan de ella sus amenas conversaciones hasta altas horas de la madrugada, su extensa cultura y una clase y elegancia e innata de la que carecen sus pijísimos hijos, que habrían preferido, probablemente, nacer en el Palacio de Liria, montar a caballo, cobrar por anunciar ositos de plata, alternar con toreros y tener mayordomos filipinos. La historia de estos vástagos, el odio que destilan las declaraciones de Gabriel tienen ecos de tragedia griega.

La duquesa

Su hija

Su hijo

Fotos: Korpa

El vídeo es muy largo, perdonad, no he tenido tiempo de cortarlo. Pero es bastante interesante.

La infanta Sofía

Sorprende la escasa atención que están prestando los medios de comunicación a Sofía, la hija menor de los príncipes de Asturias.

A la pequeña, que fue presentada ante la Virgen de Atocha por su padres, no se le concede protagonismo si no va acompañada por la infanta Leonor, a pesar de que incluso en China se han hecho eco del acto.

Algunos programas de corazón dieron casi más importncia a las últimas andanzas de Paquirrín y su novia, Tamara, que del acto en sí. Para colmo, cada vez que Leonor, con el empuje arrollador de sus rizos, hace su aparición con la pequeña, anula por completo a su hermana menor.

Y parece que los padres lo prefieren así. Dedicaron mucho menos tiempo que con Leonor a la pensa cuando salieron del Ruber con Sofía. Los borbones nunca se han distinguido como dinastía por ser previsores. ¿Y si a Leonor no le da la gana calzarse la corona? ¿Recibirá Sofía una educación tan deficiente como la que han recibido todas las hermanas de los Príncipes de Asturias a lo largo de la historia? Ni Doña Pilar ni Doña Margarita fueron educadas para poder asumir destinos más regios que el de amas de casa. Y tampoco Doña Cristina y Doña Elena.

Lara, una copia de la Duquesa de Alba

Cuanto más leo las revistas, más se me quita de la cabeza la idea de hacerme un retoque. Las clínicas de cirugía estética deberían subvencionar a Lara Dibildos para que se retire durante una temporada de la circulación. En el último Sorpresa parece una edición facsímil de la duquesa de Alba. ¿Quien le habrá hecho semejante estropicio? Lara, que lleva pasando por el quirófano para hacerse retoques desde que era muy jovencita, nunca fue tan guapa como su madre, quien durante mucho tiempo llevó sus arrugas con gran dignidad. Mientras, Álvaro Muñoz Escassi, su agitado novio de ida y vuelta, cada vez está mejor.

Nati Abascal, divina. Ella sí sabe envejecer, quizá porque la retocan los mejores especialistas. La ex duquesa de Feria comienza a parecerse de nuevo a su elegantísima hermana gemela; dejó de hacerlo hace tiempo, cuando decidió rebanarse en el quirófano la nariz.

Los Jerseys de la Vice

Si quisiera,podría ocupar no una, sino todas las portadas de la prensa del corazón. Estoy hablando de María Teresa Fernández de la Vega, protagonista de infinidad de leyendas sentimentales sin confirmar e inconfirmables, y la mujer más estilosa y que más confianza transmite dle gobierno Zapatero. Patidifusa me quedé cuando la vi el pasado viernes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de ministros, abrigada hasta el cuello con un jersey rosa de cuello alto como los que me tejía mi abuela para ir a la sierra. Aunque aún tengo uno igual, me da mucha pena que esta deldadísima señora tan elegante se ve obligada a intentar simular unos kilos de más y a sudar como un pollíto titón por culpa de los desvaríos de la ministra Salgado y sus hamburguesas. El fin de semana lució uno en color naranja igualito en el Palacio de Congesos, y ahí sí que hacía calor.

La familia Franco está de moda. La hisotria de los herederos del dictaror arrasa en televisiones y librerías. Jaime Peñafiel es el autor de La nieta del general: tres bodas y un funeral, que lleva 20.000 ejemplares vendidos. El libro detalla, entre otras cosas, aburrídisimo menú que se comía en El Pardo todos los días, y narra hisotrias tan entretenidas como la del traje de pedida de Carmen Martínez Bordiú, diseño de Miguel Rueda a partir de unas plumas de gallo teñidas que le llevaron Carmencita y su madre, adquiridas en unos saldos en Estados Unidos. Un amigo del diseñador lo vio en el rastro después, completamente desplumado. También detalla la historia de los perdigonazos que durante una cacería le propinó Fraga a la hija de Franco en el culo.

Fotos: ÁNGEL DÍAZ Y RAFAEL DÍAZ (EFE)

Iker Casillas y el pasado de Cayetano

Iker Casillas ocupa esta semana la portada de Cuore en la que cuentra entre otras cosas, que de niño sentía adoración por Superman y Spiderman. El futbolista del Real Madrid confiesa que se enfrenta a un problema muy grave: Los objetivos indiscretos que le obligan a dar explicaciones a su novia, Eva González, de cuando en cuando. Lo cierto es que los futbolistas, salvo contadas excepciones, como la de Beckham, que se toma con deportividad casi todo lo que dicen de él, no suelen aceptar los inconvenientes derivados de su fama. O es que alguien les da permiso para meterse en nuestras casas anunciando natillas, cervezas o lo que les venga en gana. Algún precio tendrán que pagar, digo yo.

En la imagen, Iker Casillas, hace dos años, en el estreno de Spiderman.Foto: Korpa

Recuerdos

Se ha comentado mucho la entrevista que le hizo Isabel Gemio a Cayetano Martínez de Irujo en su programa de radio, en las que el Conde de Salvatierra confesaba sus coqueteos con las drogas en los tiempos de la movida. Yo eché de menos que hablara de su ex novia, Sonia Martínez, aquella presentadora de programas infantiles despedida de TVE por salir desnuda en Interviú, con quien cortó muy pronto, y acabó sus días víctima de la heroína y enferma de sida. A ella le fue bastante peor que a él. Lo más interesante de la entrevista de Cayetano: que su mamá limpiara los platos con limpiacristales cuando fue a visitarle en Holanda.

Queridos lectores, podéis seguir leyendo sobre estos temas en www.martacibelina.com

Las 40 maletas, Curro y la Duquesa de Alba

Según publica el diario Abc, parte del equipaje de 100 pasajeros procedentes de Ibiza fue retirado de un aviónpara introducir las cuarenta maletas con la que viajaba la Duquesa de Alba. Que alivio para el ego de la duquesa, descendiente del Gran Duque cuyas acciones bélicas son recordadas en los libros de historia. A su ilustre descendiente sólo le preguntan por los novios de su hija. Tal vez por ello le ha cogido el gusto, tras su visita a Naruhito, a los viajes a los países asiáticos, donde se arrodillan ante los Reyes y la alta nobleza.

Me cuenta una amiga de las que viaja en primera que la visita de Cayetana a Tailandia, acompañada textualmente de Curro (Romero, no el del anuncio) y Carmen Tello se anunciaba a bombo y platillo en los periódicos locales durante la segunda quincena de agosto. La visita concide con el 60 aniversario de la subida al trono del monarca tailandés. Por cierto, la duquesa se alojó en el mismo hotel donde durmió hace meses la reina Sofía, el Banyan Tree de Bangkok. A nuestra soberana le reservaron un ala entera del lujosísimo hotel. Iba acompañada, aunque extraoficialmente, por algunos familiares.