De todo corazón

Entradas etiquetadas como ‘bordiu’

Los Jerseys de la Vice

Si quisiera,podría ocupar no una, sino todas las portadas de la prensa del corazón. Estoy hablando de María Teresa Fernández de la Vega, protagonista de infinidad de leyendas sentimentales sin confirmar e inconfirmables, y la mujer más estilosa y que más confianza transmite dle gobierno Zapatero. Patidifusa me quedé cuando la vi el pasado viernes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de ministros, abrigada hasta el cuello con un jersey rosa de cuello alto como los que me tejía mi abuela para ir a la sierra. Aunque aún tengo uno igual, me da mucha pena que esta deldadísima señora tan elegante se ve obligada a intentar simular unos kilos de más y a sudar como un pollíto titón por culpa de los desvaríos de la ministra Salgado y sus hamburguesas. El fin de semana lució uno en color naranja igualito en el Palacio de Congesos, y ahí sí que hacía calor.

La familia Franco está de moda. La hisotria de los herederos del dictaror arrasa en televisiones y librerías. Jaime Peñafiel es el autor de La nieta del general: tres bodas y un funeral, que lleva 20.000 ejemplares vendidos. El libro detalla, entre otras cosas, aburrídisimo menú que se comía en El Pardo todos los días, y narra hisotrias tan entretenidas como la del traje de pedida de Carmen Martínez Bordiú, diseño de Miguel Rueda a partir de unas plumas de gallo teñidas que le llevaron Carmencita y su madre, adquiridas en unos saldos en Estados Unidos. Un amigo del diseñador lo vio en el rastro después, completamente desplumado. También detalla la historia de los perdigonazos que durante una cacería le propinó Fraga a la hija de Franco en el culo.

Fotos: ÁNGEL DÍAZ Y RAFAEL DÍAZ (EFE)

Luis Alfonso, a por uvas

Me cuentan fuentes bien informadas que los autores de un reportaje de Luis Alfonso y su esposa, Margarita, vendimiando se las han visto y deseado para venderlo. Luisal, por supuesto, no cobra un duro por conceder exclusivas, al contrario que su ex glamourosa mamá. Por lo visto, las braguitas a juego con los vestidos que luce en Mira quién baila cotizan más que las labores agrícolas de su augusto retoño, el duque de Anjou.

Fotos: Copyright Korpa

Odios fraternales

Ni terapia de desahogo ni pepinillos rebozados en dulce de leche. Lo que está haciendo Julián Contreras Jr paseando por todas las televisiones su libro “Querida Mamá” no tiene excusa. Y no por la memoria de su made, atleta olímpica en el arte de vender exclusivas. Quien sabe, si, desde el más allá, junto a otros famosos víctimas de la necrofagia corazonera las emisiones de “A tu lado” vía conexión interestelar.

El libro es moralmente reprobable no sólo porque carezca de la calidad del ajuste de cuentas que hizo María Riva con su madre, Marlene Dietrich, sino por el daño que hece a personas que aún están vivas. En sus, páginas, Julianín ajusta supuestas cuentas pendientes con su hermano Fran Rivera, a quien acusa de haber fallado cuando él y su madre más los necesitaban. Fran nunca renegó de su madre, como en cierto modo está haciendo ahora Luis Alfonso de Borbón con Mari Carmen Martínez Bordiú-y quiso mucho a su hermano Julián.

Lo de si le pagó los estudios o no es lo de menos. Aún recuerdo al guapo hermano mayor en una exclusiva de una comunión o bautizo de la prole de Lolita en Navalcarnero. Fran, un mocito muy guapo, no le quitaba ojo de encima a su hermano pequeño. Ocho horas estuvo pendiente del pequeño, un crío mucho más encantador que el adulto cargado de resentimiento en el que se ha convertido.

Foto: Copyright Korpa

Hasta en el callista

María del Carmen Martínez Bordiú, sorprendentemente, está que se sale. No sólo arrebató a Letizia y su embarazo el minuto de oro en TVE. Hasta cuando va al callista levanta tumultos. Tal era el número de fotógrafos y reporteros gráficos que hacían guardia mientras le arreglaban los callos, que pidió urgentemente que la sacaran por otra puerta. Como no había ni una miserable gatera por donde escabullirse, la nieta de Franco, a lo Jackie Kennedy, hubo de llamar a un amigo para que viniera a recogerla.

Políticos y colegios públicos. Me pregunto si por fin la monarquía, con el nuevo principito/a que viene, dará el paso de matricular al niño en un colegio público, una costumbre que tampoco impera entre nuestros políticos. Según publica Época, de quince mandatarios socialistas, sólo dos llevan a sus hijos a un colegio que no sea concertado o privado. Zapatero, al instituto San Isidoro de Sevilla, y Jesús Caldera, al Asunción Rincón, ambos en Madrid.