BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Welcome to Panamá

Una imagen de archivo del conocido Manhattan Centroamericano en Ciudad de Panamá / Núria Segura Insa

Una imagen de archivo del conocido Manhattan Centroamericano en Ciudad de Panamá / Núria Segura Insa

¿Qué tienen en común el presidente ruso Vladimir Putin, el argentino Mauricio Macri, el cineasta Pedro Almodóvar, el futbolista Lionel Messi o Pilar de Borbón, tía del rey de España Felipe VI? Seguramente, la mayoría de la población ya sabe que todos están vinculados en los Papeles de Panamá, ¿pero cómo es este país Centroaméricano hoy en el centro del huracán de las informaciones de los medios internacionales?

Tal vez, lo que a uno más le sorprende cuando llega a Ciudad de Panamá es lo que se conoce como el Manhattan centroamericano, la zona de la capital marcada por sus rascacielos. En Ciudad de Panamá, a diferencia de otras capitales centroamericanas, se pueden encontrar bancos y empresas de todo el mundo. Su legislación permite crear fácilmente empresas offshore.  Welcome to Panamá para el capital extranjero.

Panamá, según el  CIA Factobook, es un país de 3.657.024 millones de habitantes (con cifras de julio de 2015) en pleno crecimiento. En 2015, incrementó un 6% su PIB y fue el 27 país que más creció en una lista que incluye 225 Estados, según la misma fuente.  El año pasado, el PIB per cápita fue de 20.900 dólares, lo que lo situó en el puesto 85 en un ránking con Estados de todo el mundo. En Latinoamérica tan solo lo superó Chile (77), Argentina (81) y Uruguay (82).

Tras el escándalo de los Papeles de Panamá la pregunta obvia: ¿es el país centroamericano un paraíso fiscal?  Según España no, o como mínimo, lo sacó de su lista de paraísos fiscales en 2011, después de firmar en octubre del 2010 un convenio entre ambos gobiernos para evitar la doble imposición en materia de impuestos sobre la renta y el patrimonio, así como prevenir la evasión fiscal. Pero no todos los gobiernos o instituciones del mundo opinan igual. De hecho, la Comisión Europea sí lo considera un paraíso fiscal.

El Centro de Políticas Fiscales de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) incluye a Panamá en su lista gris, que son los países comprometidos, pero no cooperativos a la hora de entregar información en materia fiscal, ya que no aplican las normas que se han convenido internacionalmente.  Según la OCDE el país no se compromete en el mecanismo de intercambio de información automática entre las autoridades fiscales.

“Panamá no es un paraíso fiscal para España, ni para Italia o Francia, todos miembros de la OCDE, que cuestiona su voluntad de transparencia y exige un mecanismo marco con el grupo como prueba de buenas prácticas”, explica a este blog Ana Cerrud, periodista local en Panamá.

Cerrud pone como alegoría que el término paraíso fiscal responde al “turista fiscal”. En este sentido, detalla, que igual que en otras partes del mundo en Panamá hay impuestos, pero tan solo se tributa por la actividad que se genera en el país y, por ende, el no residente no tiene ninguna responsabilidad fiscal en el país por el patrimonio que tenga en el exterior.

“A algunos les puede interesar crear una sociedad panameña para ‘colocar’ o ‘esconder’, según como se mire, su patrimonio (de origen foráneo) por el que no van a tributar. Evaden al fisco en sus países de origen, pero en Panamá no se comete delito”, especifica Cerrud.

Mossack Fonseca

En total, los papeles de Panamá incluyen 11,5 millones de documentos de actividad del despacho de abogados Mossack Fonseca, de casi cuarenta, de 1977 a diciembre de 2015. Este despacho, por eso, nació en 1986 cuando se unificaron los bufetes del panameño Ramón Fonseca y el alemán Jürgen Mossack, según relata el diario El Confidencial, medio español que ha sacado la exclusiva de los papeles de Panamá en este país junto la televisión La Sexta.

Este despacho tiene sede en 35 países del mundo, es el segundo bufete del país en cuanto al número de incorporaciones de sociedades en el registro civil y el quinto del planeta en creación de compañías offshore. No es la primera vez que este Mossack Fonseca está en el punto de mira de la justicia. El año pasado fue investigado en Alemania por haber ayudado a clientes de Commerzbank a ocultar patrimonio en Suiza. Unos meses después es cuando una fuente anónima, que trabajaba en el bufete, se dirigió al diario alemán Süddeutsche zeitung, para revelar los documentos que ahora salen a la luz.

Estas filtraciones incluyen desde correos electrónicos, cuentas bancarias, base de datos, pasaportes y registros de archivos de los clientes, así como información de la creación de 214.488 sociedades offshore conectadas con más de 200 países, detalla el Confidencial en su web.

Las offshore

Ahora bien, cabe destacar que la creación de una compañía offshore, que es una empresa registrada en un país diferente al que opera, no es de por si delictivo. “Panamá ha sido tradicionalmente un país muy competitivo a la hora de ofrecer estas estructuras legales y ha convertido su registro en parte de la fortaleza del sistema financiero local”, detalla Cerrud.

El posible delito de la creación de empresas offshore recae de dónde procede el dinero.  “En ninguna parte del mundo es delito crear un offshore, pero son recursos de que quienes abusan de la ley utilizan para evadir sus responsabilidades financieras o fiscales”, relata la periodista. Así pues, el delito no es crear una empresa offshore en sí, sino que se tiene que ver con qué dinero se ha abierto y de dónde procede ese recurso económico.

Otra de las controversias con la firma Mossack Fonseca es que asesoraban a sus clientes en cómo crear empresas en paraísos fiscales. Por ejemplo, la supuesta sociedad que creo Pedro Almodóvar en 1991 y que tuvo hasta el 1994 estaba en la Islas Vírgenes Británicas, consideradas un paraíso fiscal. De hecho, explica Cerrud, Mossack Fonseca tan solo registró en Panamá “dos de cada nueve (compañías), según revelan los mismos ‘papeles’”.

Por eso cabe destacar que, si bien estas filtraciones han servido para ver quién ha creado compañías offshore en o desde Panamá, está por ver qué personalidades de las que aparecen en la lista han cometido realmente un delito.

Ahora bien, en el caso de Panamá, estos documentos han servido para poner el país centroamericano entre las cuerdas. El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, instó hoy a Panamá a ser más transparente y que se comprometa al intercambio automático de información financiera. “(Panamá) es el último gran reducto que sigue permitiendo la ocultación de fondos en paraísos fiscales”, aseveró Gurría, según unas declaraciones que recoge el diario costarricense La Nación.

 

Los comentarios están cerrados.