BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

A Pegida no le importa la violencia sexual

Las agresiones sexuales en Alemania son habituales en aglomeraciones como la Oktoberfest de Munich / JOHN SOLARO - Flickr

Las agresiones sexuales en Alemania son habituales en aglomeraciones como la Oktoberfest de Munich / JOHN SOLARO – Flickr

Los refugiados vuelven a estar en el punto de mira de Europa por las al menos 379 denuncias por agresión sexual presentadas por mujeres en la ciudad alemana de Colonia, pero también en Hamburgo, Stuttgart y Fráncfort, desde Nochevieja. Son denuncias cuya veracidad no debe ser puesta en duda bajo ningún concepto, como tampoco puede negarse que una parte de los agresores, tal como indica la policía germana, proceden de países árabes e islámicos. Pero, a pesar de la rapidez de grupos neonazis, como el célebre Pegida, partidos políticos y medios de comunicación en señalar al colectivo de los refugiados como autor principal de los ataques sexuales, la investigación avanza y sólo confirma que fueron actuaciones coordinadas aprovechando una aglomeración, algo similar a lo que ocurre cada año durante la celebración del Oktoberfest en Munich o el Carnaval en distintas zonas del país.

Seguimos sin saber con exactitud cuántos ni quiénes participaron en la oleada de agresiones sexuales de fin de año, entre las que figuran al menos dos denuncias por violación, pero sí sabemos que no es, ni de lejos, la primera vez que ocurre. Y, sin embargo, las reacciones se suceden más que nunca: la canciller alemana, Angela Merkel, que en un primer momento se mostró prudente ante las peticiones de deportación por parte de grupos de extrema derecha, parece haber cedido a las presiones. Su partido, la Unión Cristianodemócrata, estudia la posibilidad de que los refugiados puedan perder su derecho de asilo en caso de ser condenados a prisión o libertad condicional así como de agilizar las deportaciones en casos de delincuencia. La única crítica clara desde la esfera política la protagonizaron los Verdes, que calificaron estas reacciones de “precipitadas e hipócritas” al entender que “contribuyen a alimentar los prejuicios y el odio contra los refugiados”.

Se echa en falta en los medios de comunicación un contexto más amplio sobre el nivel de agresiones sexuales en Alemania, al menos, para contrastar los hechos de los últimos diez días. Según un estudio a petición del Ministerio Federal de Asuntos de la Familia -citado en este artículo por las autoras Silke Stöckle y Marion Wegscheider-, 1 de cada 7 mujeres en Alemania sufre o ha sufrido violencia sexual, y destaca que entre los agresores, mayoritariamente hombres, no hay diferencias significativas en cuanto a la religión, nivel educativo o estatus social. Otras encuestas menos recientes, de hace 3 o 4 años, señalan que el germano es el octavo país del mundo con más denuncias presentadas por violación y, junto con Suecia y Finlandia, el país europeo con mayor porcentaje de víctimas por violencia de género. En el caso de las aglomeraciones mezcladas con el consumo de alcohol, las agresiones sexuales, desde tocamientos hasta violaciones, son comunes en la celebración de la famosa Oktoberfest de Munich o el Carnaval en ciudades como, precisamente, Colonia. En la línea, dicho sea de paso, de lo que ocurre en ciertas fiestas populares de otros países europeos, como España durante los festejos de San Fermín en Pamplona.

Hipocresía y purplewashing

En medio de toda la resaca mediática, los islamófobos de Pegida, los neofascistas de NPD, los hooligans de HoGeSa (quienes, por cierto, se manifestaron en la misma ciudad de Colonia hace un año) y los euroescépticos de Alternativa para Alemania (AfD) ven cómo amplios sectores políticos y sociales abrazan sus discursos xenófobos, hasta ahora rechazados como políticamente correctos, mientras la confirmación de si los agresores de Colonia son o no son refugiados no termina de llegar. Y todo parece indicar, tal y como se están sucediendo las cosas, que esa confirmación ya importa más bien poco.

Con el apoyo de la derecha política y mediática, los islamófobos han conseguido criminalizar a los refugiados mediante una apropiación interesada del discurso de la lucha contra la violencia sexual, lo que se conoce como purplewashing, un término que han recuperado estos días muchas voces feministas, como Brigitte Vasallo en la revista Píkara, para denunciar lo que está ocurriendo en Alemania y Europa: “Es porque son otros los que nos violan. Y a nosotras solo tienen derecho a violarnos nuestros hombres”, afirma, en referencia a que “las agresiones sexuales son sistémicas, y es el sistema el que hay que cambiar”. Por ello, Vasallo denuncia que “se está utilizando el género para alimentar el racismo, y el racismo para alimentar el machismo más casposo”.

14 comentarios

  1. Dice ser Portaco

    Dices que: “entre las que figuran al menos dos denuncias por violación”
    ¿Sólo dos denuncias? Los medios llevan varios días informando que al menos el 40% de las 600 denuncias hechas a día de hoy son por agresiones sexuales.

    También citas que la violaciones son habituales en el Oktoberfest. Menuda comparación! Algunas violaciones ocurrirán en esas aglomeraciones alcohólicas, pero no se pueden comparar con las dimensiones de lo que ocurrió en nochevieja en Colonia y otras ciudades alemanas. Y esa cita la pone Vd. bajo la única foto de este su escrito.

    Hay que ver! Yo estoy en contra del islamismo y de la ultraderecha racista, estoy a favor de la integración, pero de ahí a negar los cruda realidad…

    No comprendo como 20min le da cabida esto.

    Saludos

    11 enero 2016 | 09:57

  2. Dice ser isma

    Vaya verguenza de artículo, defiende lo indefendible, es lamentable.

    11 enero 2016 | 10:48

  3. Dice ser Pepa

    Y a uds. parece que no les importa quién está detrás de estos ataques.

    ” En la línea, dicho sea de paso, de lo que ocurre en ciertas fiestas populares de otros países europeos, como España durante los festejos de San Fermín en Pamplona.”

    ¡¿En serio?! ¿En los San Fermines hay grupos organizados de moros que atacan a toda mujer que ven, aunque esta vaya acompañada?

    No, señores, lo acaecido en Alemania la pasada nochevieja no tiene antecedentes similares en nuestro entorno.
    No, señores, lo acaecido la pasada nochevieja nada tiene que ver con energúmenos borrachos que se aprovechan de otras pobres desgraciadas seguramente aún más borrachas.

    No quieran justificar lo injustificable: la tan cacareada integración es un rotundo fracaso.

    “1 de cada 7 mujeres en Alemania sufre o ha sufrido violencia sexual, y destaca que entre los agresores, mayoritariamente hombres, no hay diferencias significativas en cuanto a la religión,”

    Claro que no la hay, porque casi siempre son los de cierto colectivo.
    Fuente: agresiones y ataques que yo misma he sufrido.

    11 enero 2016 | 11:06

  4. Dice ser Nerea

    Pepa,

    “No, señores, lo acaecido la pasada nochevieja nada tiene que ver con energúmenos borrachos que se aprovechan de otras pobres desgraciadas seguramente aún más borrachas.”

    según tu comentario, si están borrachos los agresores y las agredidas, ya es menos malo?? Me acabo de quedar a cuadros. O sea en San Fermines, por ejemplo, está… “menos mal” porque claro… están todos borrachos. Pues mira, un descubrimiento, tengo amigos, con los que me he emborrachado muchas veces y sorpresa! jamás me han agredido ni a mí ni a ninguna mujer que pasase por allí. ¿Será que tienen respeto por los demás?
    Por que sí, hay hombres que para estar con una tía necesitan que sea recíproco, y no solo haberse pasado bebiendo. ¡Menuda justificación de mierda! Así nos va…

    11 enero 2016 | 11:47

  5. Dice ser amigo de Phamton

    Menudo articulo, al final nos vamos a tener que creer que el Europeo autóctono es el malo, y el musulman y emigrante patera es lo mejor que puede pasar

    11 enero 2016 | 12:50

  6. Dice ser alfaomega

    Pocas veces se puede leer un texto tan radical pretendiendo ser buenista.

    11 enero 2016 | 13:26

  7. Dice ser Alex

    La memez hecha artículo.

    1º Los medios han tardado una semana en informar ligeramente sobre lo ocurrido. La “línea editorial” oficial de la mayoría de medios va contigo. Eres muy mainstream.
    2º Todos los sospechosos son musulmanes (aproximadamente la mitad refugiados, la otra mitad musulmanes europeos de segunda o tercera generación; probando que no están integrados).
    3º Se ha demostrado que los policías tenían instrucciones desde hace meses de ocultar todo crimen hecho por refugiados.
    4º PEGIDA no es una organización neonazi. No utilicemos epítetos tan ofensivos tan alegremente. Cómo querer defender a tu país y a tu gente (con manifestaciones, etc), y mostrar tu desgrado con la política de suicidio de Europa sin ser tachado de Nazi al instante? Me gustaría saberlo.
    5º Evidentemente sí les preocupan las agresiones sexuales. En cambio a la extrema izquierda a la que apoyas no le importan lo más mínimo, si es que suponen un obstáculo a su demente modelo de sociedad multicultura, que ya se ha demostrado fallido en la pionera Suecia.
    6º Un multimillonario (George Soros) ha admitido estar detrás de la avalancha de refugiados, detrás de la promoción del multiculturalismo, liderado por judíos multimillonarios (aunque suene a conspiranoia no es broma, lo ha admitido en serio). De los refugiados, aproximadamente el 80% son hombres jóvenes, lo cual es un perfil de refugiado bastante novedoso, porque lo normal es que huyan familias. A los refugiados cristianos (en Siria son el 10%) los echaban por la borda, como se ha demostrado en numerosos casos.
    7º Evidentemente no todos los refugiados y musulmanes son sociopatas ni violadores, pero un número creciente de ellos sí (no se puede decir que sean cuatro gatos, porque esto ha sido un ataque muy generalizado). Si estos acontecimientos no nos hacen replantearnos la política hacia el Islam mal vamos (no digo cerrar fronteras, pero controlar mucho más a estas poblaciones desde luego, por su propio bien).
    8º El mal real que proviene del islamismo radical es muchísimo más peligroso para Europa que lo que denuncias en tu artículo.
    9º Se te olvida decir que en Suecia, cuando hablas de las denuncias por violación, el prácticamente el 100% de las denuncias por violación entre desconocidos son contra musulmanes. Ví el otro día la estadística y es espeluznante.

    Resulta acojonante ver a feministas ponerse del lado del violador y el agresor si es musulmán.

    11 enero 2016 | 15:19

  8. Dice ser El Cid

    Me han entrado ganas de vomitar al leer el articulo, si se le puede llamar así, BASURA

    11 enero 2016 | 16:09

  9. Dice ser Vengador Tóxico

    Menuda bazofia proislamista, estas defensoras del Islam son carne de conversas.

    UNA EUROPA LIBRE, LAICA, DEMÓCRATA, eso es lo q defiende PEGIDA, vergüenza y asco dá ver q lo q tanta sangre y esfuerzo costó conseguir en la civilización europea: el progreso, la igualdad, la laicidad, la democracia,.. dé como fruto a traidoras como las del artículo.

    11 enero 2016 | 17:41

  10. Dice ser mario

    Los progres son los ultimos en acceptar la realidad, sera mejor rapido encontrar una salida ideologica elegante de este atolladero. Es cuestion de estar con los pies en la tierra, no puedes pretender que la gente te vote , al mismo tiempodefender a este gentusa que atentara diariamente. Les recuerdo que la prensa no recoje toda las noticias al respeto. Se olvida el cierre de un aeropuero en suecia, una expulsion de un jordano de rumania que hacia publicidad de la yihad, una niña abusada de un refugiado en italia, esto solo ayeri.

    11 enero 2016 | 19:26

  11. Dice ser Portaco

    Y a la autora de esta basura, Cláudia Morán, la siguén casi 900 personas en Tuiter. Alucino.
    Una joven que se dice a si misma: “Xornalista. Máis galega que o lacón con grelos. E deportivista, claro que sí.”
    Que cada cual saque sus propias conclusiones.

    A mi se me caería la cara de verguenza.
    Es una especie de Yael Farache regionalista.

    11 enero 2016 | 21:51

  12. Dice ser S-H

    Para Portaco

    Creo que la diferencia es la misma que existe en España. Articulos 178 y 179 del Codigo Penal

    178 Agresión Sexual – El que atentare contra la libertad sexual de otra persona, utilizando violencia o intimidación, será castigado como responsable de agresión sexual con la pena de prisión de uno a cinco años. [ En el caso de Alemania, tocamientos, acoso, etc ]

    179 Violación – Cuando la agresión sexual consista en acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o introducción de miembros corporales u objetos por alguna de las dos primeras vías, el responsable será castigado como reo de violación con la pena de prisión de seis a 12 años.

    12 enero 2016 | 17:55

  13. Dice ser Portaco

    Para S-H

    Pareces el abogado de un violador.

    Ojala tus hijas no tengan que sufrir una agresión sexual para que tú te des cuenta que un 178 y un 179 son la misma barbarie y dejan los mismos traumas de por vida.

    Saludos!

    13 enero 2016 | 01:35

  14. Dice ser realidad

    NO eres tu la misma que decia lo feliz qie era la niña de 9 años a la que casaron con el pedofilo de Mahoma?

    Deberias haber dicho, que es que esas mujeres ( incluso a la vieja que le dieron de hostias) iban incitando a esos maravillosos refujiados musulmanes y por tanto se lo buscaron.

    14 enero 2016 | 21:49

Los comentarios están cerrados.