BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

¿Adiós a las propinas?

“No creo en las propinas”, decía Mr Pink (Steve Buscemi) en Reservoir Dogs. “No doy propinas porque la sociedad diga que tengo que dejar propina. Quiero decir, si se esfuerzan mucho dejaré algo extra, pero automáticamente… es para los pájaros”.

El argumento del personaje mafioso de la película de Tarantino resulta un poco cínico y ventajista a los ojos de los espectadores, pero el debate incómodo que propone Mr. Pink en la ficción es parte de una realidad en nuestros días.

Danny Meyer, fundador de la cadena de restaurantes Shake Shack, anunció la semana pasada que eliminará el pago de propinas en sus 13 locales de Nueva York este año. Según explicó el empresario, la medida servirá para fomentar el pago de mejores salarios a los camareros y favorecer la equidad entre la cocina y los que dan el servicio en las barras o en las mesas.

En Estados Unidos la propina es obligatoria en muchos servicios como restaurantes, bares, hoteles y hasta peluquerías.

En la mayoría de los lugares se deja un espacio en blanco en la tarjeta para que el cliente detalle acorde a cómo se sintió atendido. Una propina de 5% puede usarse para indicar que percibió un mal servicio, pero “ni se te ocurra irte sin pagar porque el camarero puede perseguirte”, cuenta María Gobern, cronista de este blog que vive en Nueva York.

Las costumbres varían según el país. Por ejemplo, en Japón las propinas no existen. De hecho, es casi ofensivo dejarla porque se presupone que el servicio es bueno siempre y que el camarero no está haciendo un esfuerzo especial para recibir una recompensa económica.

Pero en líneas generales, el sistema es muy parecido en el resto del mundo: se calcula entre un 10 a 15% del valor del ticket final, aunque siempre se puede dejar más – o menos-, de acuerdo al servicio.

Andrea es camarera en un restaurante del centro de Buenos Aires. “Calculo que si se sacaran, es difícil que lo que se agregue al salario llegue a cubrir lo de las propinas“, cuenta a GSNotAftershave.

La propina un porcentaje alto de lo que ingresa por mes. “Es otro sueldo”, explica.

“En la mayoría de los lugares donde trabajé, contando los hoteles, la propina se reparte entre bacheros, cocina y barras”, dice Andrea, aunque el sistema cambia de acuerdo al país y las normas internas del establecimiento.

Para los clientes tampoco es del todo favorable la eliminación del pago extra.

La implementación de una política anti-propinas podría hacer que los precios de los establecimientos suban y que igualmente prevalezca la costumbre de dejar algo en la mesa, o que algunos lugares la sigan cobrando.

También es cierto que el sistema de dar propinas automáticamente favorece que los salarios sean bajos, porque los empleadores dan por descontado que sus empleados recibirán un porcentaje extra a fin de mes.

Entonces, ¿es una medida a favor de los trabajadores gastronómicos o estrategia de marketing?

La respuesta queda en cada uno. Usted, ¿deja propina?

 

18 comentarios

  1. Dice ser Pepe

    Yo no dejo propinas, y no me parece bien que se dejen.

    Lo que tienen que hacer los empresarios es pagar buenos sueldos. Que yo cuando pago el plato, menú, etc. pago todo: la mesa, el servicio y por supuesto lo que voy a comer.

    Y con ello espero un buen servicio, claro que sí. ¿Si alguien paga más propina que yo, se le atenderá mejor la próxima vez? ¿Por qué no siempre y bien desde el principio?

    Ah, y lo más gordo: ¿por qué sólo propina a los camareros, y en algunos casos peluquerías? ¿Por qué no al electricista? ¿O al fontanero? ¿O al mecánico del coche? ¿O al técnico que te arregla el ordenador?

    Al final no me quedará sueldo porque tengo que pagárselo a los demás con las propinas.

    22 octubre 2015 | 08:23

  2. Dice ser Yo misma

    Personalmente cada día estoy más en contra de las propinas.
    Si a mí, por hacer mi trabajo, no me dan propina; ¿Por qué debo dársela a las personas que realizan su trabajo?
    ¿Por qué a unas sí y a otras no?

    22 octubre 2015 | 08:24

  3. Dice ser Rvfcore

    Un camarero presta un servicio por el que cobra un salario, la propina sobra, es un cobro EN NEGRO innecesario. ¿Damos propina al cajero del supermercado? ¿Y al profesor del colegio? ¿Y al asesor fiscal? ¿Y al barrendero? No. ¿Qué hace tan especiales a los camareros?

    22 octubre 2015 | 08:29

  4. Dice ser pibelo

    si lo hace EEUU, ????
    así hagan una mierda.. para muchos sera un pastel…

    22 octubre 2015 | 09:15

  5. Dice ser Ludovico

    Es economía sumergida, y sostiene al empresario, no al camarero

    22 octubre 2015 | 09:48

  6. Dice ser slower baby

    Interesante tema.
    Lo que me chirría es tener que dar la propina por obligación. Y encima que te persigan si no lo haces . Eso debería ser ilegal. Es la manera más fácil para un propietario de cargar con la responsabilidad al cliente. Tengo entendido que en EEUU los sindicatos son muy fuertes. No entiendo que esto no esté perfectamente estipulado ya , liberando al cliente por supuesto.
    Menudo negocio para el propietario , pago la mitad y que se encargue el cliente de completar el salario. No mola.
    Clara injusticia para con otros trabajadores de cara al público y para con ellos .
    Aún recuerdo cuando se le daba propina al gasoliner@ y al acomodador@ de cine, por ejemplo.
    Yo si todo va normal dejo algo y si el trato es sobresaliente lo es también la propina. Mi experiencia me dice que no todo el mundo te trata igual, por los motivos que sean.

    22 octubre 2015 | 09:57

  7. Dice ser Sparks

    Mejor no dejar propina.

    Si al camarero no se le paga bien, que se vaya del trabajo como nos toca a todos.

    Ahora bien, si el trato ha sido excelente será cuestión de cada uno.

    22 octubre 2015 | 10:00

  8. Dice ser Heine_CLP

    Nunca dejo propina. Me parece que es obligación del camarero, por ejemplo, atenderme con corrección y educación. Lo mismo que el peluquero- Su obligación es hacer un buen trabajo. Respeto a las personas que las dejen, porque consideran que se lo merecen, pero no es mi caso. A mí me cuesta mucho esfuerzo ganar dinero, como para regalarlo sin nada a cambio.

    22 octubre 2015 | 10:58

  9. Dice ser Flufy

    Si el trato es excelente, el resultado será que volveré.

    Encuentro absurdo que en EEUU tengas que andar calculando la propina. Si la han de cobrar, que la incluyan en la cuenta y punto.

    22 octubre 2015 | 11:02

  10. Dice ser Jeeves

    Cada día dejo propina menos veces y siempre (calculo entre un 5 y un 10%), cuando me siento satisfecho por el servicio y el establecimiento, me gustaría que desapareciera como en Japón, porque es algo engañoso para el cliente y -debería ser- humillante para el que la recibe. En EE.UU. un camarero de una cafetería me persiguió hasta la puerta porque yo había dejado así como un 5% y tuve que dejar el 15% para evitar un conflicto serio. Para colmo, allí eso que hacemos aquí de dejar unos euros o billetes y las monedillas sueltas se considera una ofensa, así que nada de moneditas, se las come usted.

    22 octubre 2015 | 13:12

  11. Dice ser Jt+

    Yo suelo dejar propina si la comida o el servicio es bueno, lo hago por que quiero, aunque considero que la mejor manera de agradecer el servicio es volviendo a ese restaurante.

    En EEUU es diferente, los camareros tienen un sueldo fijo ridículo (mucho menor que aquí) y en muchos casos llegan a sacarse más en propinas al día que su propio salario, también decir que el concepto de servicio es muy diferente allí. Siempre que he viajado a EEUU observo que la atención que recibes del camarero, generalizando ya que esta claro que no es igual en todos sitios, es mucho mejor que aquí en España y creo que esto esta incentivado por las propinas. Pero claro, al final todo se termina deformando y se convierte en obligatoria. Además, en muchos sitios hay incluso dos propinas, la incluida en la cuenta y la personal para el camarero (sí, casi siempre es personal allí, no a repartir.).

    En otros países me han llegado a exigir una propina, por ejemplo en Alemania.

    La hostelería, para los que nunca os hayáis dedicado a ella, es un negocio más duro de lo que la gente piensa y en muchos casos la propina es más que merecida pero no siempre, por que otras profesionales no se dan? ni idea, pero por ejemplo yo tengo mi plus de beneficios y mi paga por objetivos a final de año en forma de aumento de salario, no es eso acaso una propina legal?

    22 octubre 2015 | 13:57

  12. Dice ser Arturo

    Si me atienden bien suelo dejar un 10 % Lo hago porque valoro mucho a las personas que trabajan en hostelería es un sector muy duro

    22 octubre 2015 | 14:20

  13. Dice ser Pedro Gomez

    Si los que reciben propinas estuvieran obligados a declararlas a la Hacienda publica como llevamos haciendo los croupiers durante toda nuestra vida laboral sufriendo un desagravio con respecto a las demas profesiones, camareros, taxistas, bingueros etc.Las cosas se verian de distinta manera, ademas tengan en cuenta que como la ss. es una cosa y hacienda otra no nos reporta ningun tipo de beneficio para nuestra pension el haber estado pagando toda la vida por la propina que hemos recibido.Esto es algo que ignora la mayoria de la gente.

    22 octubre 2015 | 15:07

  14. Dice ser Óptica Calvo

    Soy óptico-optometrista. Regento una óptica. Para mi, la mejor propina, es que me den las gracias, que me regalen una sonrisa, o que vengan a decirme lo bien que les ha ido la terapia visual de turno, progresivos, orto-k, etc. Con esa “propina” me conformo. Lo único que hace el personal es discutirme siempre los precios. Gano para vivir.

    Lo siento por los camaremos. Entiendo que su trabajo es muy duro. El mio también lo es. A mi no me dan propina (ni un caramelo), así que yo no dejo. Eso sí, he vuelto a algunos restaurantes más por la atención que he tenido, que por la comida; y así se lo he hecho saber al responsable.

    http://www.opticacalvo.com/ –> gafas con cristales incluidos desde 59 €

    22 octubre 2015 | 15:09

  15. Dice ser YO

    Los españoles ni dejan ni dejaron nunca propinas salvo honrosas excepciones.
    El español es mas de dejar limosna… si, limosna!
    Y muchos lo hacen con un aire señorial y a ser posible que todo el mundo lo vea.
    Pero no sólo los españoles, portugueses, italianos están cortados por el mismo patrón, así que deduzco que es una cuestión latina.

    La propina ha de ser proporcional y sobre todo discreta.

    22 octubre 2015 | 16:34

  16. Dice ser Marisa

    una joya los USA !!!!!

    un horror total. entre la propina obligatoria q es un porcentage y la parte del impuesti q es otro, comprar cualquier cisa o tomar algo es un examen matematico y un coñazo inmenso.
    sin contar q hay q ser menor *(nada de alcohol) o ecologista y beber agua. tomarse una simple cerveza en una terraza publica es una pesadilla.
    una vez y nada mas. os regalo los estados unidos sin problemas

    22 octubre 2015 | 17:04

  17. Dice ser Vermelho

    Para YO – Iba a escribirle un largo comentario, pero no merece la pena, basta con decirle que es usted TONTO. Sólo ese calificativo merece el que de un plumazo califique a los españoles, portugueses e italianos. Perdone, es usted peor que tonto.

    22 octubre 2015 | 19:19

  18. Dice ser Tia de SobrinoS

    En Canada, donde vivo, tambien hay costumbre de dejar propina. Realmente no se hasta que punto es “obligatoria”.

    Si pagas con tarjeta te dan la maquina a ti no solo para que metas el PIN si no también para que metas ahí, en % o en dinero, la propina que quieras dejar. Al final lo asumes como parte del precio, a mi no me molesta. Dejo siempre lo mismo, y si el servicio ha sido bueno, dejo un poco mas.

    Se deja entre un 10% y un 25%.

    El salario es muy bajo y me solidarizo con los trabajadores, quienes por cierto están obligados a declarar a la hacienda el dinero que cobran en concepto de propina. Y no por que los clientes no les demos propina, les van a subir el sueldo.

    Y por supuesto el servicio que se ofrece es inmensamente mejor que en España. Jamas tienes que llamar al camarero para nada. Están atentos siempre a lo que la mesa pueda necesitar. Yo a un camarero así en España, claro que le dejaría propina.

    COmo han dicho por ahi arriba es un sector duro.

    23 octubre 2015 | 22:41

Los comentarios están cerrados.