BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

¿Puede la crisis del ébola causar más muertes por malaria en África occidental?

Según parece la respuesta es positiva, expertos sanitarios denuncian que la crisis del ébola pone en peligro la contención de la malaria.

Un ejemplo de ello es la muerte del cubano Jorge Juan Guerra, quien murió de malaria después de que se le hicieran las pruebas para determinar si se contagió de ébola. Las pruebas, que dieron negativas, se las hicieron nada más empezó a mostrar síntomas. Pero cuando finalmente se le diagnosticó malaria y se inició su tratamiento, sus órganos comenzaron a fallar y murió.

Póster malaria kills

Flickr/ Ken Doerr

“Es comprensible que toda la atención de los trabajadores de la salud esté en el ébola”, dice la doctora Fatoumata Nafo-Traoré, quien encabeza la ONG Roll Back Malaria (RBM). Pero según esta doctora oriunda de Mali y considerada una de las mayores expertas en el tratamiento de la malaria de esta manera se corre el riesgo de despreocuparse de otras enfermedades.

Aunque el paludismo se trata de una enfermedad curable, en 2012, la malaria mató a 7.000 personas en los tres países actualmente más afectados por el ébola: Liberia, Guinea y Sierra Leona.

Ahora los tres países están luchando contra el virus del ébola y la doctora Nafo-Traoré teme que los recientes avances en la prevención de la malaria se vean afectados por esta crisis.Uno de los mayores problemas es la similitud entre los primeros síntomas del ébola y la malaria. Los centros de tratamiento de ébola tienen un protocolo para tratar la fiebre con medicamentos contra la malaria porque el paciente puede estar sufriendo de ambas cosas a la vez. “Pero ahora es común que alguien con fiebre no quiera acudir a los centros de salud para evitar ser recluidos en lugares donde también se atiende a pacientes con ébola”.

Confirmed malaria cases per 1000 population

World Malaria Report 2014 (OMS)

RBM agrupa a más de 500 organizaciones. Se formó hace 16 años para coordinar los esfuerzos globales de gobiernos y organizaciones contra el paludismo. De acuerdo con sus cifras, Guinea y Sierra Leona cumplieron con los objetivos de distribución de mosquiteros, un arma crucial para proteger a los niños -en África la mayoría de las víctimas de esta enfermedad infecciosa son niños- de los mosquitos que transmiten la malaria.

Por ejemplo, en Sierra Leona las autoridades sanitarias lanzaron este mes una campaña nacional contra el paludismo, que es la principal causa de muerte en el país. La campaña aplicará medicamentos a más de dos millones de personas.

Los resultados en Liberia fueron menos positivos. Ahora los funcionarios de ese país intentan definir de qué manera pueden mejorar sus esfuerzos por reducir la enfermedad, mientras intentan contener el brote de ébola.

Ningún niño debería morir por malaria, ya que existen las herramientas para prevenirla y tratarla. “Estamos muy preocupados ante la posibilidad de que el ébola cause un revés en los esfuerzos para luchar contra el paludismo”, aseguró la doctora.

A pesar de esto, un número creciente de países se está moviendo hacia la eliminación de la malaria. Según datos de la OMS, entre 2001 y 2013 se evitaron 4,3 millones de muertes. De ellas, 3,9 millones eran niños menores de 5 años del África subsahariana.

En 2013, Azerbaiyán y Sri Lanka reportaron cero casos por primera vez, y otros 11 países (Argentina, Armenia, Egipto, Georgia, Iraq, Kirguistán, Marruecos, Omán, Paraguay, Turkmenistán y Uzbekistán) lograron mantener los casos en cero.

Margaret Chan, directora general de la OMS

Margaret Chan. Flickr/ Robert Scoble

En África, donde se producen el 90% de todas las muertes por malaria, las infecciones han disminuido significativamente. Sin embargo, a pesar de que la mortalidad por malaria se ha reducido en un 54%, en 2013 esta enfermedad se cobró la vida de más de medio millón de personas. Tal y como dice la directora general de la OMS Margaret Chan: “No hay que ser complacientes. La mayoría de los países donde la malaria es endémica están aún lejos de alcanzar la cobertura universal que pueda salvar vidas”.

Los comentarios están cerrados.