BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Qué saca China de un pacto con los BRICS

China es sin dudas el país más pujante del bloque y es la segunda economía a nivel mundial. Entonces, ¿qué beneficios obtiene de la formación de un banco con los demás países emergentes? 

Antes que nada ubiquémonos: el bloque BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) decidió esta semana que el Banco de Desarrollo que habían creado en Sudáfrica tenga un capital inicial de 100.000 millones de dólares,  aportados de forma equitativa por los estados fundadores. También definieron la elección de la sede central, que no es nada casual: Shanghái (China) será el centro financiero que acoja al banco de cooperación internacional. La finalidad de este banco será ayudar y aportar al crecimiento de las economías-miembro.

 

Los mandatarios latinoamericanos y los BRICS en la Cumbre celebrada en Brasilia

Los mandatarios latinoamericanos y los BRICS en la Cumbre celebrada en Brasilia

 

Dicho esto, surge una pregunta: ¿Por qué China, un país que tiene tasas de crecimiento que duplican las del resto de los BRICS y que va camino a ser una de las primeras economías mundiales se asocia con otros países tan distintos y geográficamente distantes?

1. LA UNIÓN HACE LA FUERZA

China entendió que la Unión Europea o los Estados Unidos son un conglomerado de economías medianas que están unidas para formar un gran mercado.

En ese sentido, las ambiciones chinas no son tan extremas como para crear tratados de libre comercio con todos los BRICS o permitir la libre circulación de bienes, pero sí tiene intenciones de estrechar lazos en pos del crecimiento (sobre todo el propio).

Siendo China la segunda economía más grande del mundo, podría aprovechar su peso e influencia para modificar los proyectos específicos que el flamante banco financie, a favor de sus propios intereses. Algo así como lo que hace Estados Unidos en el FMI.

Además, la magnitud del bloque es atractiva para cualquier país. Juntos, los BRICS suma el 45 por ciento de la fuerza laboral global y el 15 por ciento del comercio mundial.

En los BRICS viven más 3.000 millones de habitantes, su Producto Bruto es de 17 billones de dólares; su producción agrícola de 2.000 millones de toneladas; y sus reservas monetarias internacionales son de más de 3 billones de dólares. Nada despreciable.

2. LAS MATERIAS PRIMAS DE LATINOAMÉRICA

China tiene una obsesión, bastante lógica, y es la de alimentar a un creciente mercado de 1.300 millones de personas. Latinoamérica, en general,y puntualmente Brasil y Argentina, son grandes atractivos para el país asiático porque son economías agroexportadoras.

No es casual que a la VI Cumbre realizada en Brasilia se haya invitado a tantos países latinoamericanos. Por ejemplo, se habló incluso de incluir a Argentina en el bloque. Detrás de la convocatoria se esconde la intención de asegurarse las buenas relaciones con un país que tiene que firmar acuerdos de compra de soja y otros productos agrícolas con China por un valor de 1.500 millones de dólares.

3. EL GAS RUSO

Rusia es otro de los socios estratégicos de China, sobre todo en materia de política energética.

Como ya lo habíamos visto en otras publicaciones de este blog, ambos países firmaron un acuerdo por 30 años y 400.000 millones de dólares para que Rusia venda gas a las crecientes industrias chinas. Sin dudas, las buenas relaciones con este país, con el que además comparte frontera, son clave para la estrategia futura de Pekín.

4. MARKETING

El acrónimo BRIC, data de 2001 y la idea nació del economista Jim O’Neill, director del área de economía global de Goldman Sachs. Más tarde se asociaría a este grupo Sudáfrica, que aportó poco más que la “s”.

Verdaderamente, estas economías tienen poco en común. Por dar un ejemplo, el PBI per cápita de India es de 1.450 USD y el de Brasil 11.320 USD. El crecimiento, uno de los grandes medidores de las economías emergentes, también es muy dispar: las tasas chinas de la última década rozaron el 9-10%, mientras que sus socios rara vez superaron el 6%.

Por lo tanto, la sigla es poco más que una estrategia de Marketing. Una forma de agrupar estas economías que necesitaban aliados más allá de sus fronteras regionales.

Así, Pekín hace entrar en un juego que inclinará la balanza a su favor y contrarrestará parte de la influencia que tiene su gran rival en materia económica, Estados Unidos. ¿Lo logrará?

 

1 comentario

Los comentarios están cerrados.