BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Jugando a ser Dioses

Cuenta la leyenda, que los hombres querían construir una torre tan alta que pudiera llegar al cielo. Entonces Dios les castigó dándole idiomas diferentes a cada uno de los constructores para que no se pudieran entender. En todas las religiones y culturas, encontramos ejemplos de hombres que han jugado a ser dioses, han desafiado la naturaleza para intentar vestirse de atributos que no le corresponden. En todos los casos acaban mal, porque no se puede ir a contra natura.

Aun así, parece que los hombres no han aprendido. El 13 de junio, la Asamblea nicaragüense aprobó una licitación que le entregaba a una empresa china la construcción de un canal que unirá el Caribe con el Pacífico. Esta semana,  HKND Group (Hong Kong Nicaragua Canal Development) ha empezado los estudios de viabilidad para trazar el recorrido del canal, que tendrá un coste de 40.000 millones de dólares, que es cuatro veces el PIB nicaragüense. Se espera que el canal empiece a construirse en 2014 y en seis años esté listo.

nicaragua

Posibles rutas del Canal de Nicaragua

Este canal competirá directamente con el de Panamá, que pese a su ampliación se ha quedado insuficiente para el comercio internacional. Con esto, China conseguirá dos cosas, una trasladar más rápido hacia su territorio las materias primas que extrae de América Latina y agilizar el comercio con Estados Unidos.

Pero la pregunta qué se hacen muchos periodistas es: ¿de dónde sale HKDN y quien es exactamente Wan Jing, su presidente? Lo único que se sabe de él es que es un multimillonario chino que estudió medicina tradicional y que dirige esta empresa que, aparentemente, no tiene vínculos con el estado. Normalmente, este tipo de inversión extranjera, China la realiza desde una empresa estatal. Sin embargo, en Nicaragua cuenta con un problema clave y es que Managua no tiene relaciones diplomáticas con el gigante asiático, sino con Taiwán, por lo que el gobierno de Ortega no puede alcanzar acuerdos con Pekín. Pero no deja de ser raro, que un multimillonario chino haya creado una empresa específica para la construcción del canal y que la única cara visible sea él. Por eso, no sería de extrañar que detrás suyo este el gobierno de Pekín.

Otra de las preguntas es ¿qué beneficios reporta para Estados Unidos? Por qué Washington no se ha quejado de la construcción de este canal en las puertas de su casa y después de que ellos construyeran el de Panamá en el siglo  XX. El pasado 6 de junio, el presidente estadounidense, Barack Obama, y su homólogo chino, Xi Jiping, anunciaron que nacía una nueva relación comercial entre Washington y Pekín, la primera y la segunda economía del mundo, respectivamente. Así pues, la Casa Blanca vería con buenos ojos esta infraestructura que facilitaría su comercio con China y, de paso, se la devolvería a Panamá, quien otorgó la licitación de la ampliación de su canal a Sacyr, una empresa española, en vez de a una estadounidense.

canal panama

Canal de Panamá

Nicaragua, después de Honduras, es el segundo país más pobre de América Latina, el 58,3 de su población es pobre, según cifras de la CEPAL. El gobierno de Managua espera que con este proyecto se vuelva el más rico de la región. No obstante, está por ver a quién beneficiará realmente este proyecto y si repercutirá favorablemente en la mejora de la vida de los nicaragüenses. HKDN operará el canal durante cincuenta años y esto será prorrogable otros cincuenta años más, por lo que no está claro que los posibles beneficios de esta infraestructura lleguen a quien más lo necesita.

Pero sin duda, el tema más preocupante es el impacto ambiental que esto carreará, pues el canal recorrerá el Río San Juan, el más importante del país, y cruzará el lago Concibolca o lago de Nicaragua, la reserva de agua dulce más grande de Centroamérica.

Este no es el único canal que se contempla realizar a contra natura en la región. En Sudamérica, Brasil y Ecuador han llegado a un acuerdo para realizar la ruta de Manta-Manaos, que unirá Manaos, en la Amazonía brasileña, con Manta, en el Pacífico ecuatoriano. Esto se hará con un eje intermodal que contempla una hidrovía por los ríos Napo y Amazonas y una carretera por los Andes. El objetivo final es que Ecuador sea la puerta de Sudamérica hacia Asia y, de este modo, Brasil encuentre una vía rápida para hacer llegar sus productos a China y viceversa, sin tener que pasar por el Canal de Panamá. Y si bien los gobiernos han explicado las ventajas económicas, nadie ha contado cuál será su coste ambiental, no sólo en la región, sino para el planeta, porque la Amazonia es el pulmón del mundo.

manta-manaos

Amarillo: recorrido que realiza Brasil para llegar al Pacífico.
Azul: Ruta Manta-Manaos y la futura coneixón del Atlántico con el Pacífico.

Estos proyectos, a corto plazo, pueden reporta beneficios económicos, pero a la larga traen cambios naturales y sociales irreversibles e irreparables. Estas megainfraestructuras, irremediablemente, cambian el ecosistema de la zona, afectan a la naturaleza y, por ende, a las sociedades que viven ahí y que, sobreviven, de los recursos que les da la naturaleza. Uno de los problemas de la pobreza es la falta de alimento que, en América Latina, se ha podido suplir, en cierto modo, por la abundancia de recursos naturales, que sirven como alimento y que ahora se ven amenazados por estos proyectos. Por eso, estas infraestructuras no sólo amenazan a la naturaleza, sino a la supervivencia de miles personas.

Estas obras son nuevas en la región, pero los habitantes ya saben perfectamente lo que es que empresas extranjeras vengan a explotar sus recursos, se lleven los beneficios económicos y a ellos les dejen la desolación del impacto ambiental. Estuardo Hidalgo, un arquitecto oriundo de Nueva Rocafuerte, una localidad en la Amazonía ecuatoriana que sufre el impacto de las petroleras, dijo sobre Manta-Manaos que con este proyecto, seguramente, solo serán “observadores de un tránsito intensivo de tráfico fluvial. Y simplemente como el tubo del petróleo mirando un sorbete que chupa la esencia de la tierra que simplemente se va a no sabemos dónde”.

Y es que cuando el hombre juega a ser Dios, no se da cuenta que la naturaleza se lo devuelve. Esta desolación que en las regiones más se explota se nota por la falta de recursos, ahora el planeta la está sintiendo con el cambio climático.

Núria Segura Insa

Email: nuriasegura@gmail.com

Twitter: Nuriasein

1 comentario

  1. Excelente artículo!!!!

    02 julio 2013 | 11:35

Los comentarios están cerrados.