BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Madres dietéticamente ineptas (por ser suave) y víctimas de la publi

Ineptas, incapaces, inútiles… e incluso negativas, perniciosas, dañinas. Me refiero a ese tipo de madres que el otro día ponía de relieve una comentarista (“Una”) en esta entrada a colación de la educación nutricional que transmitimos a nuestros hijos a propósito del Día Nacional de la Nutrición 2014. Te lo copio-pego para que veas la simpleza y juzgues por ti mismo/a

Hace un par de semanas una amiguita de mi hija (7 años) me decía, mientras se estaba comiendo una manzana para merendar, “es que mi madre me ha puesto a dieta porque tenemos una comunión”.

Ayer se metió entre pecho y espalda para merendar un bocata y un croasan.

A mi entender, con el bocata, era suficiente. Pero lo que más me impactó es… ¿cómo puede decirle su madre que la pone a dieta para que quepa en la ropa porque tenían una comunión y nada más pasar, otra vez a comer guarradas?

Es de locos y de poco sentido común…

Mi madre me ha puesto a dieta porque tenemos una comunión”… Ya ves con 7 años. ¿Pero qué clase de madre es esa? ¿Qué valores le está transmitiendo a la niña en cuestión… es más, incluso a las amigas de su hija…? Por favor, un poquito de respeto… de seriedad… de responsabilidad… de sentido común, tal y como decía “Una”.

Luego no me extraña que pase lo que pasa, y conste que no hace falta ser madre para debutar con estas estupideces, probablemente esa niña, antes de ser madre y si la estupidez generacional no ha calado en ella (Dios no lo quiera) se ponga a hacer de las suyas por su cuenta… a dar ejemplo. Y además contará con todo el tonto-arsenal que aquellas empresas con pocos escrúpulos pongan a su disposición para invitarle, empujarle y animarle a seguir haciendo estupideces dietéticas. Empresas que se publicitan en medios acríticos con estas circunstancias.

Quieres ejemplos. Allá van dos (solo dos, por no aburrir más que nada)

Bikini PompadourAquí tienes la gloriosa publicidad de temporada (bikini) que se ha marcado Pompadour.

Un coctel de infusiones sin pies ni cabeza en cuanto a sus pretenciosas e inútiles alegaciones: eliminar toxinas –ya ves– eliminar líquidos y mantener la línea. ¿Esto que no hace lo que dice que hace no debería ser catalogado de fraude? Desde mi punto de vista contraviene, tanto la legislación correspondiente al alimento como la de publicidad. Pero bueno, nada nuevo bajo el sol o que no conozcamos. La cosa en este caso tiene algo más de miga (y aprovecho para relacionarlo con el tema que nos ocupa) La foto de la izquierda está tomada de la publi que este fin de semana pasado podíamos encontrar entre las páginas de un suplemento, pero no cualquiera, es “Mujer hoy”, un suplemento que se define como “Revista especializada en el público femenino”… Menuda especialización. En lo que se refiere a su publicidad podría mostrar un poco más de delicadeza en vez de apretar los imaginarios, anacrónicos y sexistas golletes de la discriminación sexual en base a los estereotipos de la imagen femenina y demás. Y no, no es una excepción, no hace mucho pudimos ver esta otra publicidad en el mismo suplemento, esta vez a cargo de Lipograsil -ya ves, otra vez- En esta ocasión, además, con un tinte sexista muy feo.

Dieta lipograsil

No sé, me parece que una revista verdaderamente preocupada de las mujeres debería criticar estas cuestiones, su contenido y como son tratadas, antes que dar pábulo a: 1) Productos milagro y; 2) el machismo más retrógrado (disfrazado de feminismo) en relación a hacer, aun más si cabe, a las mujeres esclavas de su imagen (y con chorradas).

Con la forma de permitir este tipo de publicidades, con lo presentes que están y con la presión que hacen, no me extraña que cuando llegue el momento esas niñas de 7 años, ya creciditas, reaccionen como estas mujeres en este otro anuncio, esta vez a cargo de Bimanan… ignominioso.

Pero soy yo que tengo la mente muy sucia o a juzgar por lo que se ve en este anuncio estas mujeres… ¿están o no como… muy bien? ¿Acaso necesitan adelgazar? ¿No sería más recomendable que hicieran lo contrario? En fin.

Señores de las empresas en cuestión, señores publicitarios, señores de los medios (prensa, tv, etc.) y madres dietéticamente ineptas… algún día alguien, quien corresponda, les llamará al orden. Espero que sea temprano. Lo que están haciendo por la salud (física y mental) de la población, femenina en este caso, no tiene nombre. Yo os repudio.

Firmado: el padre de dos niñas de 5 y 9 años.

————————————

44 comentarios

  1. Dice ser Gabriel

    Hombre tampoco las sometería yo a una dieta Hipercalórica y un plan de sedentarismo a ver si engordaban, pero desde luego para nada a régimen de ningún tipo , que si se las ve muy monas a todas, pero eso ya es un tópico de estos anuncios, te ponen directamente al ideal que ofrecen , pero actuando como si estuviesen obesas.
    Hay mucho trabajo que hacer en la prevención de la salud Juan, ahí contamos contigo.Porque es mucho mas en los que coincidimos todos/as los que nos interesa la nutrición y la salud que lo que nos separa , “salvo exepciones”.
    salu2

    04 junio 2014 | 09:22

  2. Dice ser El fisgón

    Por desgracia, los males de los mayores, los padres, siempre viajan hacia abajo, hacia los hijos. Y cuando un padre o una madre está de dieta, enseguida pone también de dieta a los hijos. Esto lo he vivido en primera persona… como digo, por desgracia.
    http://ow.ly/xBjAw

    04 junio 2014 | 09:37

  3. Dice ser xandra

    Me parece que te quedas corto con lo de “madres dietéticamente ineptas”. Soy D-N y trabajo en un hospital de TCA. Veo esto en los padres/madres de chicas ya adultas (algunas más de 40) a diario….y es lamentable que a estas alturas alguien les tenga que explicar que encontrándose su hija en un estado de desnutrición y, no pueden/ deben fomentar este tipo de cuestiones.

    De modo que con tu permiso, utilizaré este artículo en el trabajo a modo de “bofetada terapéutica”.

    Gracias y un saludo.

    04 junio 2014 | 09:48

  4. Dice ser Nutrimaña

    Muy buen post, Juan, como siempre.

    El tema yo creo que es más serio de lo que parece. Mis pacientes se quedan con los ojos como platos cuando les explico que no les voy a poner una dieta “para que dentro de 4 meses la metas en el cajón del olvido”. La pregunta que yo creo que hay que hacer para saber si un plan alimenticio es correcto es: ¿Te ves capaz de comer con esta estructura el resto de tu vida? (Sabiendo que todos hacemos excepciones, y que incluso es bueno hacerlas).
    A mi también me hierve la sangre con el anuncio de Bimanán, pues considero que están todas estupendas, y lo del gritito histérico es ya….

    Pero como dices siempre: ¿a quién hay que acudir para que prohíban éste tipo de publicidad ENGAÑOSA?

    04 junio 2014 | 09:50

  5. Dice ser MERCHE

    Si señor, un gran artículo. Nada más que decir porque lo has explicado perfectamente.

    Gracias por poner un poco de sentido común….

    04 junio 2014 | 09:51

  6. Pues qué te voy a decir Juan que tu no sepas…
    Completamente de acuerdo, en lugar de ver que hacemos mal como madres ¿nos planteamos poner a dieta a una niña, a una persona de 7 años? Vamos que su educación (la que se refiere a matemáticas e inglés) nos preocupa mucho, como es lógico, pero su otra educación, la que va a repercutir en su salud y su calidad de vida.. esa nos la pasamos por.. uff!!
    Y comparto al 100% la crítica a los medios de comunicación, últimamente se están cubriendo de gloria. Si un anuncio engaña al público al que se dirige debería estar castigado por la ley y el medio que le sirve de soporte… ¿no tiene ninguna responsabilidad?
    Además, si es una revista especializada en el público femenino podría dejar un poco más claro desde que punto es esta especialización.. ¿lo que le interesa realmente al público femenino o lo que interesa a los anunciantes que interese a ese público?
    En fin… ¡¡mucho por hacer!! pero que suerte tienen esas dos niñas de 5 y 9 años.

    Firmado: una madre de dos niños de 6 y 10 años (vidas paralelas… jejejejeje)

    04 junio 2014 | 09:52

  7. Dice ser Sara

    Yo también tengo dos niñas, para mi la alimentaicón es importante pero siempre apelo a lo saludable y no a lo que engorda, es decir, no limito alimentos porque engorden sino porque no son saludables, tienen mucho azúcar, mucha grasa… mis hijos saben que hay cosas que se pueden comer siempre o casi siempre y cosas que se comen a veces. Mi hija de 9 años me ha pedido bañador en lugar de bikini porque no le gusta que se le vea la tripa porque no es plana. Yo le he dicho que yo tampoco tengo plana ni otras muchas niñas y mujeres, y ella lo sabe y lo entiende, pero le compraré lo que ella quiera.

    04 junio 2014 | 10:09

  8. Dice ser Lily

    Ni con 7, ¡ni con 14!, mi hija a veces me echa en cara que siendo yo DN no la pongo a dieta (y si la sobra algo serán un par de kilos como mucho y ni en eso estoy de acuerdo, pero es adolescente…), y yo la digo que vamos a salir a correr, a hacer deporte, que no se tome ese helado de más que se tomó ayer con las amigas… pero que sobre todo se vea estupenda porque lo está y se sienta feliz. Si con 7 años la estás poniendo a dieta, ¿qué no pensará esa niña con 14? no quiero ni imaginarlo, un infierno. Bien lo saben nuestros compañeros que trabajan en unidades de TCA. Menudo caldo de cultivo.

    04 junio 2014 | 10:21

  9. Dice ser Mi Dieta Cojea

    ES-PE-LUZ-NAN-TE

    04 junio 2014 | 10:25

  10. Dice ser rosas

    Mi caso es al contrario, tengo un niño de 10 años, con 149 cm y 29 Kg, come de todo, no es nervioso, hace ejercicio justo y no engorda ni queriendo, si bien es cierto es de pocas muy pocas chuches; siempre ha estado en esa línea, así que su pediatra no le da importancia (es una ventaja, dice), lo que no se es si me estoy pasando al intentar aumentar su ingesta de hidratos de carbono (pasta, pan, patatas fritas) y azucar (chocolate y nocilla); bollería industrial, pizzas y hamburguesas no come, por el contrario sí mucha fruta y como come en el colegio, de cena le pongo lo que nosotros comemos (primer plato, segundo, fruta y yogourt).
    Ciertamente está sano y aunque sea tan delgadillo es un gusto verle comer sin problemas de ningún tipo.

    04 junio 2014 | 10:35

  11. Dice ser ana

    Estoy de acuerdo. Me parecen tan aberrantes esos anuncios tan sexistas y frívolos como el comportamiento de ciertas madres como las que comentas. Los vestidos se han de adaptar al cuerpo y no el cuerpo a los vestidos. Se está fomentando trastornos alimentarios desde dentro de algunas familias. Hay madres que tendrían que vigilar no hacer proyecciones de sus problemas de peso en sus hijos. Paremos esta locura con restricciones a este tipo de publicidad y cursos de nutrición para futuros padres y padres de niños y niñas. Saludos

    04 junio 2014 | 10:42

  12. Dice ser EA

    Y padres, también padres, no son solamente las madres, que he visto yo cada caso…

    04 junio 2014 | 11:00

  13. Dice ser Jose Maria

    Efectivamente,. EA, también padres. Y no solamente niñas, que también sé de niños varones que ha sido puestos a régimen porque en Navidad habían engordado medio kilo. Por otra parte, es cierto que la publicidad va dirigida mayormente a las mujeres. Hay, por ejemplo, una conocida marca de leche, que vende una leche totalmente desnatada, 0%. Pues bien, su anuncio televisivo va dirigido exclusivamente a las mujeres. Si es más sana, será para todos, hombres y mujeres, ¿no?

    04 junio 2014 | 11:15

  14. Dice ser Tortugosa

    ¿¿Esas niñas no tienen padres?? ¿Solo tienen madres? No me gusta tu artículo precisamente por eso, porque las niñas son de sus padres no solo de sus madres, por muy estúpidas que estas puedan ser.

    04 junio 2014 | 11:18

  15. Dice ser Almudena

    Aunque ya está dicho, no me quedo con las ganas. ¿madres dieteticamente ineptas? y padres dietéticamente ¿desaparecidos?. Porque algo tendría que decir el padre de esa niña, digo yo. Estoy bastante harta de que en los temas de crianza y educación sólo aparezcamos las madres, sea para bien o para mal, tando da.
    También arece que sólo las mujeres somos tontas y nos creemos todas estas cosas de los anuncios, pero anda que no los hay igualmente absurdos dirigidos a los hombres, aunque suelen ser más bien para ganar masa muscular.

    Por cierto, mi hijo de ocho años come bien, pero está sumamente delgado. Hace un par de dias me dijo que porque no le compraba Pediasure 🙁

    04 junio 2014 | 11:31

  16. Dice ser miercoles

    Además de estar de acuerdo con todo lo dicho anteriormente a nivel nutricional, añado, ¿por qué existe esa mentalidad de que cuando se va a bodas, bautizos o comuniones se tiene que comer como un gorrinillo?

    04 junio 2014 | 11:36

  17. Dice ser Tere

    Una pequeña puntualización: no entiendo muy bien el párrafo “el feminismo más retrógrado”; no creo que ninguna corriente del feminismo actual tenga entre sus ideas que tener un cuerpo de tal o cual forma es necesario para llegar a conseguir la igualdad efectiva entre hombres y mujeres.En mi opinión, no se ha utilizado el término más adecuado para reflejar la idea que se quiere trasmitir. Un saludo 🙂

    04 junio 2014 | 11:37

  18. Dice ser Ricard

    Hemos creado una sociedad de la belleza donde los feos y gordos parece que no tienen derecho a la vida. Patético. ¿Creen que esto es lo normal?: http://goo.gl/PGm4A0

    04 junio 2014 | 11:45

  19. Dice ser otromas

    La cantidad de “dietas y medicamentos milagro” es proporcional al numero de idiotas!!

    04 junio 2014 | 11:58

  20. Dice ser malarana

    ¿qué pasa que sólo hay “madres” ineptas? ¿padres no?

    04 junio 2014 | 12:17

  21. Dice ser Nutricionline

    Completamente de acuerdo, no podemos pretender que nuestros hijos coman bien si los padres no tenemos unos mínimos conocimientos de nutrición. Y con respecto a la publi de ciertas empresas, que decir, se aprovechan del poder que los medios de comunicación tienen sobre una gran parte de la población y atacan ahí.

    04 junio 2014 | 12:17

  22. Dice ser Laura

    ¡Cada día eres más genial! Suscribo cada una de tus palabras en esta entrada.

    04 junio 2014 | 12:26

  23. Dice ser fer

    Para Ricard
    El que no eres normal eres tú, con esos enlaces que pones que son auténticas chorradas.

    04 junio 2014 | 12:27

  24. Dice ser Pedro Cuenca

    Y lo peor no es que acaben consumiendo estos productos, lo peor es que lo mas probable desarrollen una enfermedad como anorexia o bulimia. Yo diariamente voy a dar talleres de prevencion de TCA a colegios e institutos y no os podeis imaginar la cantidad de niños y niñas que me encuentro todos los dias con estas enfermedades (para mi son las enfermedades del siglo XXI). Además de la predisposicion genetica que tenga cada persona, esta claro que este bombardeo continuo sobre el culto a cuerpo no ayuda mucho.

    04 junio 2014 | 12:41

  25. Dice ser Pilar Martin

    Qué artículo más desafortunado. ¿Esa niña no tiene padre para opinar sobre su nutrición?

    04 junio 2014 | 12:59

  26. Dice ser Carla

    El artículo me toca las narices con ese topicazo velado que se lanza a las madres por ser mujeres. Que los padres son tan partícipes de la puñetera educación de sus hijos como sus madres y lo que haga mal uno, por extensión, lo hace mal el otro. ¡Cojones ya! El que lo ha escrito es un hombre y él se considera partícipe del cuidado de sus hijos, ¿por qué no hace partícipes al resto de PADRES del mundo? ¡Madre mía qué cabreo!

    04 junio 2014 | 13:18

  27. Dice ser LAURA

    INDIGNADA ES POCO Y ASCO ES LO MENOS QUE SIENTO CON EL ANUNCIO DE BIOMANÁN…..JODER, CUANDO DEJARÁ ESTA SOCIEDAD DE TRATARNOS COMO IMBÉCILES…SUPONGO QUE CUANDO NOSOTRAS NOS TRATEMOS CON RESPETO….

    04 junio 2014 | 13:56

  28. Dice ser Ana

    Las chicas del bimanán (antes BIOmanán), remedo de las de la serie Sexo en Nueva York, además de estar delgadas, e insistir en ello como objetivo fundamental, manifiestan que es por LA BODA de una de ellas (toma estereotipo en todos los morros!). Y lo manifiestan a gritítos, como si fueran hamsters, o adolescentes de 12 años, que, ojo, no nacieron así, sino que muestran una conducta imitativa de todo eso que vemos a diario.

    04 junio 2014 | 14:26

  29. Dice ser Una

    Gracias Juan por tu entrada, veo que has captado mi pensamiento.

    Para los que dicen que si el padre no existe, etc. Pues en el caso que expuse, en concreto, el padre ni pincha ni corta (sospecho que como en muchos otros casos). Me explico: la madre de la criatura es la típica que, dieta que salta a la luz, dieta que pasa por su cuerpo (hasta la de ayunar varios días), el padre es un mero espectador y la niña, acabará siendo carne de cañon.
    Personalmente, me tomé la molestia de echarle la bronca (a la madre) diciéndole que tenga cuidado con los comentarios porque a la larga puede fomentar anorexia o algún otro trastorno de conducta alimentaria. Y me preguntó qué podía hacer para evitar que su hija no tuviera sobrepeso. Yo no soy nutricionista ni nada que se le parezca, pero te llevo leyendo desde que comenzaste el blog y algo he aprendido… Le dije que es simple, alimentación sana y fomentar el deporte, vamos, menos sofá y menos chuches.
    A la larga veremos, pero me da que lo primero que tendría que reparar la madre es su cabeza, antes que el cuerpo de su hija.

    Saludos.

    04 junio 2014 | 15:17

  30. Dice ser marina

    Muy buen post, de acuerdo contigo como siempre.
    Pero este tema en particular, me preocupa seriamente. La sociedad está enferma…

    04 junio 2014 | 15:21

  31. Dice ser laykachan

    Bueno…a esa madre dos yoyas o hervores le hacen falta, ya a los siete años empezar a cosificar a la hija. Pero bueno, ya sabemos que no vale con parir para ser madre…
    Sobre el ultimo anuncio, ya no es que esten rebien, si no que yo siempre he defendido, que el traje mas caro que voy a llevar en mi P…vida, el traje de mi boda deberia estar hecho para que me quede bien, acoplarse el a mi, no al reves. Veo tan estupido y falso querer dar una imagen que no eres tu en el supuesto dia mas feliz de tu vida….

    04 junio 2014 | 15:59

  32. Dice ser misfarenjait

    Bueno, cerca de mí tengo un caso de anorexia. Es una niña de 17 años que lleva así desde los 14, fecha en la cual pasó de ser educada por su madre a convivir con su padre. Su propio padre le decía constantemente que tenía el culo demasiado gordo. No son las madres las únicas responsables de la educación de sus hijos. A ver cuándo dejamos de escribir artículos que generalicen con las personas, por favor. Que cuando los hijos hacen algo bien parece que sean hijos nuestros, y cuando hacen algo mal son hijos de nuestra pareja.

    04 junio 2014 | 16:28

  33. Dice ser sara

    Así se escribe CARLA. Me ha encantado. Un saludo.

    04 junio 2014 | 17:02

  34. Dice ser Josefa Cobos

    Totalmente de acuerdo Sr. Revenga, yo también he tenido episodios parecidos, y hay madre que merecen carcel.

    y lo de la publicidad es apabullante lo que vemos cada día, sin embargo yo he recibido un toque de atención por parte del Instituto de la mujer en Andalucía por poner una foto de una chica muy sana físicamente en bikini, parece ser que degradaba a la mujer. Que pesadez estas “defensoras” de las mujeres, llegan a ser tan coactivas como el machismo para nosotras. Yo me pregunto: ¿No han visto ese anuncio que usted menciona de Pompadour y otros tantos con mensajes tan lapidantes como ese? Imagino que es mas fácil realizar su labor con PYMES que con grande empresas que disponen de diligentes abogados. Es triste ver que la coherencia cada vez escasea mas por España.

    04 junio 2014 | 18:05

  35. Dice ser Invitada

    A algunas os tocará las narices, y lo podréis ver machista, o que obvia al padre, etc. y lo entiendo, pero creo que el artículo se refiere a la tónica general. Y más que general, es APABULLANTE la publicidad alimentaria (mal-alimentaria, diría yo) dirigida a las mujeres, y la cantidad de mujeres que responden a ella.

    Yo no soy nutricionista, soy psicóloga. Y desde este punto de vista, el planteamiento que aquí se hace es realista, por favor no os sintáis ofendidas ninguna. Supongo que cualquiera de nosotras puede dar mil ejemplos de parejas de padres en las que ambos se involucran por igual en la educación y alimentación de sus hijos, pero esto es porque nuestros círculos, los de personas que alucinamos por obviar de esa forma a los hombres en la toma de decisiones acerca de alimentación, no son muestra representativa de la sociedad. El grueso de la población vive de esta manera: la madre consume publicidad sobre alimentación, la madre compra la comida, la madre prepara la comida, la madre se encarga de que los hijos la coman.

    Muchos publicistas son psicólogos o bien manejan datos psicológicos o sociológicos, por tanto saben esto. Y el común de los mortales (y en este caso, de las mujeres) caen en estas trampas.

    Por último, quisiera aportar un dato tan curioso como triste: ¿Sabéis el montón de mujeres que con un par de kilos de más (o muchos kilos de más) se sienten guapas y orgullosas de ser como son, y así lo dicen y muestran al mundo? Pues el 80% de ellas, si no más, darían un riñón por ser delgadas. Pero se lo callan. Hasta ese punto hemos llegado.

    04 junio 2014 | 18:27

  36. Dice ser Patricia

    Leído el comentario invitada 😛 Puede que la responsabilidad en esta sociedad retrógrada nuestra en general recaiga sobre las mujeres pero encima que nuestro genero no da abasto con todas sus obligaciones y estando monisimas e ideales (ironía) les metemos el dedo en el ojo y las culpabilizamos llamando a nuestro genero madres ineptas?? o será mas justo exigir responsabilidad a los hombres, esos padres que con su dejadez contribuyen a la malnutrición de sus hijos y si se quiere sacamos del error a quien se encarga de la tarea sin recriminaciones A cada uno lo suyo digo yo. El título sería justo y no machista o sexista si dijera “madres ineptas y padres inútiles” es decir ellas lo hacen mal y ellos no hacen nada.

    04 junio 2014 | 20:02

  37. Dice ser Neus

    Precisamente el anuncio de Bimanán en mi casa está altamente comentado con palabras no muy agradables cada vez que sale, mi madre y yo nos ponemos negras. Personalmente, como chica con sobrepeso que soy, que he hecho miles de dietas y cosas (siempre con un médico y cerebro) debo decir que ya basta de tanta tontería y de tanta operación bikini, publicidad machista y complejos.
    Hay que estar sano y hay que comer equilibradamente, poco más.
    Un saludo!

    04 junio 2014 | 23:45

  38. Dice ser mavi

    interesante artículo el lunes 2 de junio en Heraldo. Entrevista a Michael Pollan en relación a su último libro “Cocinar”. Todos tus muy sensatos artículos (como el de hoy) se ven reflejados en esa entrevista. Por si le echas un vistazo y nos das tu opinión.

    05 junio 2014 | 01:38

  39. Dice ser Sonia

    Es estresante e indignante leer cualquier articulo donde se nombre a mujeres ( sabiendo bien que hay cada joyita que se que se aprovecha del feminismo extremo y del “machismo” )a lo unico que se limitan es a criticar, yo como mujer soy conciente que hay mujeres buenas y malas y hombres buenos y malos, mujeres que hacen de madre y padre y hombres que hacen de padre y madre y todos somos perfectamente capaces de realizar todas las tareas bien hechas asi como pasarlas por alto.
    No depende del genero para qie uno sea malo o bueno, sino del nivel de compromiso de cada uno.

    05 junio 2014 | 09:52

  40. Dice ser Almudena

    Pues claro Invitada, claro que refleja la situación real. En la mayoría de los casos la toma de decisiones acerca de alimentación la hace la madre. Lo habitual en un caso como el que refleja el anuncio es que el padre se inhiba o todo lo más diga de vez en cuando, pero deja a la niña tranquila, yo tampoco la veo tan gordita, a lo que la madre hará caso omiso.
    ¿eso le hace menos culpable? Lo que a mi me indigna es que en el post se exime de toda responsabilidad al padre. Y en mi opinión tiene tanta como la madre, aunque sea por omisión.
    Y me sorprende aún más que un padre responsable como es Revenga caiga tan fácilmente en el tópico de culpar única y exclusivamente a la madre

    05 junio 2014 | 13:30

  41. Dice ser Almudena

    En un caso como el que refleja el post, quería decir

    05 junio 2014 | 13:31

  42. Dice ser Beatriz

    Para madres dieteticamente ineptas yo tengo a la ganadora.

    Mi cuñada se puso a dieta cuando se quedó embarazada, todo light, todo si grasas…al 8º mes de embarazo el medico le dijo que la niña no habia crecido suficiente y que si no empezaba a coger peso la criatura no naceria. Absoluto reposo y dieta normal…y la niña nació.
    Pero no se queda ahí, se convirtió en vegana y tanto ella como su familia, no comen carne, no beben leche y así un largo ect…niños incluidos. El medico reiteró que no puede quitarle a los niños e edad de crecimiento ciertos alimentos (EVIDENTEMENTE), sólo se alimentan cuando comen con la abuela.
    Hoy esa niña tiene 10 años y te dice que le da alergia la leche de vaca y que la carne le da asco.
    Un monstruo que crea otro monstruo.

    Madres que, para ser madres, tendrian que sacarse un permiso, como el de conducir

    06 junio 2014 | 08:48

  43. Dice ser Elvira

    Lo triste es que la gente que se deja llevar por esta publicidad o hace caso de esos consejos pseudietéticos no lee esta clase de artículos que abrirían sus ojos más que a las guapita de Bimanan.

    A quien “dice ser rosas” le diría como consejo, que no aumente la ingesta de azúcar y nocilla de su hijo de 10 años, ¡¡eso nunca!!, que aumente las tomas de alimentos sanos diarias y que desayune, que es lo más importante. Es decir, en vez de desayuno-comida y cena, que haga desayuno-media mañana-comida-merienda-cena (sin hacer esta demasiado copiosa) y si lo ve necesario un resopón (ej. un yogur antes de ir a la cama). Pero no se obsesione, si está sano, está sano.

    Un saludo,

    Una nutricionista que investiga.

    06 junio 2014 | 19:37

  44. Dice ser carcasa

    Nutricionista, yo creo que para resarcir a todas las madres violentadas (como es mi caso) deberías escribir un post titulado: “Los padres (varones) y la nutrición”. Me encantaría leerlo… atrévete.

    10 junio 2014 | 23:08

Los comentarios están cerrados.