BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Nutrición-área 51: La dieta del hombre lobo

nixxphotography vía freedigitalphotos.net

nixxphotography vía freedigitalphotos.net

Ya sabéis que a estas páginas suelen llegar muchas dietas milagro que, normalmente no suelo incluirlas en la bizarra “Nutrición-área 51”, pero esta es ya el colmo.

Como puedes observar en esta ocasión se trata de la dieta del hombre lobo, aunque tal y como suele suceder en estos casos no es otra cosa más que un método del tiempo de nuestras abuelas (o casi) con un lavado de cara. Es decir, esto de la dieta del hombre lobo no es otra cosa que la conocida “de toda de la vida” como dieta de la luna.

Este hecho no vuelve sino a poner de relieve que en el mundillo este de las dietas milagro no es más que una cuestión cíclica o si se prefiere, de modas, o de quita y pon. Veamos, cuando sea que suceda una dieta digamos que “nace”; es entonces se pone de moda (es la novedad); llega a su apogeo; es normal que tenga algunas variantes o digamos que “se reproduce” (algo que molestan mucho al gurú de turno que inventó la original); decaen y finalmente “mueren”. Como ves, algo muy parecido al resto de seres vivos que nacen, crecen, se reproducen y mueren.

Pero en este caso, si hubiera que comparar las dietas con los seres vivos de verdad, estas serían sin lugar a dudas como las setas o los hongos. Ya que realmente no “mueren”, bueno en realidad las setas sí, pero antes de hacerlo dejan cuajado el suelo de una serie de esporas (una forma de vida latente que esperará unas condiciones adecuadas) para germinar y dar lugar de nuevo a una esplendorosa seta.

Sobre las dietas desconozco cuál demonios es el sistema que tienen para reproducirse (esporas creo que no es, aunque a veces lo parezca por su importante proliferación) pero lo que si que está claro es que una vez una dieta ha caído en el olvido, al poco tiempo, cuando otro gurú opina que las condiciones son las favorables vuelve a resurgir tan lustrosa o más que la dieta original. A diferencia de las setas, las dietas despistan más, se les cambia el nombre y entonces no son reconocibles de inmediato y parecen, solo lo parecen, nuevas. Ha pasado con las dietas más conocidas, las disociadas, las del grupo sanguíneo, la de Montignac, la del pomelo, la del tomate… y por supuesto la Dukan que, para la mayor parte de la opinión popular se presentan como dietas novedosas cuando de eso nada de nada.

Pues bueno, a lo que iba aquí tienes la enésima absurdez dietética titulada como digo la dieta del hombre lobo, antes, la dieta de la luna y punto. Se ha de reconocer que el nuevo nombre la dota de más empaque, puede incluso hacer inclinar la imaginación de los incautos usuarios que se va a ganar en fortaleza, en fiereza… quien sabe, según el mensaje subliminal de su nuevo nombre. Pero la tontería es la misma. ¿Y cuál es la tontería?

Pues no deja mucho a la imaginación, muy en resumen comer o ayunar en virtud de las fases de la luna (vamos, que como todo el mundo sabe, es lo que hacen los hombres lobo de pro). En sus descojonantes desconcertantes postulados afirma que:

Las diferentes fases de la luna afectan  al “ritmo corporal interno” siguiendo la misma pauta que los mares y los océanos. Según sus defensores, uno de los factores que más influye en la pérdida de peso es la capacidad de nuestro organismo de absorber agua y esto está ligado a la fuerza de atracción que ejerce la luna sobre los líquidos, y en mayor medida cuando la luna cambia de fase. Es decir, que los líquidos del cuerpo tienden a seguir los ritmos de las mareas, y que son provocadas por la influencia de la luna. Además, supuestamente la importancia de esta dieta es que los kilos reducidos no se vuelven a recuperar por la influencia de la fuerza gravitacional que ejerce la luna sobre los líquidos del cuerpo humano… [mejor lo dejo aquí, que no merece la pena ni gastar teclado].

Te preguntarás porque la he sacado hoy a colación. El motivo no es otro, como puedes suponer que el saber que está pegando fuerte al menos en el mundo anglosajón, no muy lejos de nuestras fronteras, y ya sabes eso de las barbas, el vecino, el recortar y el remojar. Sé que a los asiduos lectores de este blog no les hace ninguna falta que yo ponga como hoja de parra a este postulado dietético, pero es posible que algún desustanciado que busque información por internet se tope con este post y tenga un momento de lucidez y la mande a tomar por… esto, digo, que se olvide ella.

En la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición hay desde hace mucho tiempo un apartado con dietas milagro (muy poco actualizado, todo hay que decirlo)  y esta es la parte que le dedican a la dieta de la luna… hoy dieta del hombre lobo (aunque no lo digan).

Supongo que Boris Vian, se estará revolviendo en su tumba… de risa.

—————————————

Nota: Quiero agradecer a un lector generoso (Joan es lo único que sé de él por su correo) la oportunidad de saber del resurgir de esta tontería y ponerme al día.

14 comentarios

  1. Dice ser AreaEstudiantis

    Lo que no entiendo es cómo la gente se deja embaucar por este tipo de dietas. ¿Tanto les cuesta ir al médico?

    http://areaestudiantis.com

    30 enero 2014 | 09:53

  2. Se ve que lo que la gente quiere y busca son MILAGROS!!…vaya tela!

    http://elpedidohosteleria.com

    30 enero 2014 | 10:17

  3. Dice ser NutrySana

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices, pero es que al ser humano ya no nos queda qué inventar para ser originales. En cuanto a las “nuevas dietas milagro”, ya lo decía el sabio Grande Covián: la mayoría propagan ideas erróneas, que si las llevamos a la práctica pueden incluso ocasionarnos problemas graves para nuestra salud. Debemos diferenciar la realidad contrastada (la nutrición es una ciencia empírica) de los mitos creados al respecto, que no nos confundan.
    Un saludo!

    30 enero 2014 | 10:22

  4. Dice ser Warp

    Ya tardan en salir los magufos defendiendo las “bondades” de esta dieta y poniendo a caldo a Juan.

    Aparte, los licántropos no están de moda. A saber cuánto tardarán en sacar la dieta zombie…

    30 enero 2014 | 10:30

  5. Dice ser parafashionyo

    Madre mía, que peligro tienen este tipo de cosas. A ver si empiezan a meterles mano porque hacen mucho daño a la gente que está desesperada

    http://www.parafashionyo.com

    30 enero 2014 | 10:32

  6. Dice ser andrenio

    La proliferacion de dietas milagro no es mas que la constatacion del fracaso de la dieta mediterranea para estar sano y delgado.

    30 enero 2014 | 10:39

  7. Dice ser lesmespu

    Estoy con andrenio, el cuento de la dieta mediterránea es genial; desayunar pan con aceite (como el aceite no engorda…) aunque muy a ciencia cierta no se en qué consiste aparte del pan con aceite, para mi que es para vender mas pan y mas aceite.

    30 enero 2014 | 11:08

  8. Dice ser SheB

    Andrenio: La proliferacion de dietas milagro no es mas que la constatacion del fracaso, sí…pero de la población en general respecto a la cultura del esfuerzo. Es más fácil y quedas más “chic” y enteradillo si haces dietas raras y descompensadas pero que a veces te hacen bajar de peso más rápido (con sus efectos secundarios, vaya, que nadie da duros a cuatro pesetas).
    Una buena dieta para adelgazar no es necesariamente una dieta que te hace perder peso rápido, de la misma manera que un buen trabajo no es necesariamente uno que te hace ganar dinero rápido. Porque entonces nos ponemos todos a atracar bancos o cosas peores…

    30 enero 2014 | 11:57

  9. Dice ser rg

    Pues cuando entre la del Conde Drácula a base morcillas y ocupar un cargo de recaudación habrá gran demanda.

    @lemespu. El aceite engorda,sí,claro,y que hay de malo?? eltomar en exceso? que no es saludable? que una cosa es ESTAR a dieta y otra bien diferente comer. Si tu salud está comrpometida por la obesidad quizás no debas ingerir mucha aceite pero si no,….vamso ni que fuera eldemonio, a día de hoy todas estas modas han generado que hablar de panceta,mantequilla o aceite de oliva resulte poco menos que hacer apología del envenamiento o afirmar que tal o cual costumbre de alimentarse, por ejemplo la de la cuenca mediterránea sea un fracaso. Un fracaso enqué exactamente? en insalubre? que no adelgaza? es que no está concebida ni para adelgazar ni tansiquiera como dieta definida per sé,Revenga le ha dedicado en este blog una extensa cobertura de varios artículos.

    Tan difícil es dejar en paz ciertas comidas en favor de la alimentación y no cegarse en la búsqueda del milagro?? o comprender que no todo elmundo tiene problema dietético y comer variado es la única y mejor forma de no empantanarse en problemas?? lo único útil de la dieta mediterránea es ellema de la variedad y cantidad,lema válido siempre,una huida hacia adelante,como poco y variado y no te verás invadido por las dudas.

    Saludos.

    30 enero 2014 | 11:58

  10. Dice ser ruben

    A veces creo que no es tanto la dieta como el propio organismo el que decide engordar o no en determinadas épocas. Comprobado está que a medida que cumples años si sigues haciendo y comiendo lo mismo, engordas, aunque siempre hay excepciones, sucede a la mayoría; entonces es cuando te planteas cambiar los hábitos que hasta ahora te habían funcionado (comer menos y hacer más ejercicio), es ahí cuando te das cuenta que es el cuerpo y no el hábito, el culpable de esos kilos de más que por primera vez aparecen.

    Si nos damos cuenta, en las tribus indígenas recónditas que aún quedan , hay tanto gordos como flacos y todos ellos se alimentan basicamente de lo mismo y de parecidas cantidades e igualmente realizan los mismos ejercicios y sin embargo unos están tremendos y otros no y no creo que sea por comer chocolate.

    30 enero 2014 | 12:41

  11. Dice ser Lizy

    jajajajajajajaja ¡Dios mío, qué número el de esta dieta! Lo más triste es que hay personas que de verdad se la van creer y que ni siquiera, investigarán antes sus fundamentos científicos.

    30 enero 2014 | 14:15

  12. Dice ser Lucho de DSA

    Particularmente me parece positivo el hecho de que las personas quieran mejorar su manera de comer, entendiendo a la nutrición como un factor preponderante en la preservación de la buena salud general. Sin embargo, me parece que es necesario generar conciencia que para comenzar a cambiar los hábitos alimenticios de la población es necesario acudir a profesionales en la materia, egresados en los cursos de nutrición que hoy en día se brindan a distancia y online.

    30 enero 2014 | 19:19

  13. Dice ser Chus

    ¿La dieta del Hombre Lobo? ¿En serio? Cuando he leido el nombre casi me parto la caja, no digo ya con la explicación peregrina de las fases lunares, la mareas y tal.
    Y será que soy un friki (que sí, lo soy), pero… ¿La dieta de un hombre lobo no debería consistir en comer humanos cuando hay luna llena? ¿De verdad parece atrayente en general una dieta así? Y no lo digo porque la carne humana no esté rica, que váyase usted a saber (probablemente tostadita sea como bacon de gorrino crujiente), pero su consumo tiende a crear una cierta alarmilla social e incluso tal vez la intervención de las fuerzas de seguridad del estado con consecuencia de largas y pesadas digestiones en prisión. Creo que en este caso yo no la voy a seguir…

    Me encanta este blog y aprovecho mi primer comentario, con el modo ironía ahora en off, para felicitar al autor. Desde luego el tema de las dietas milagro tiene tela, pero cuando ralla el absurdo de esta manera me hace plantearme si el que las sigue y cree en algo así no se merece hasta cierto punto los posibles efectos secundarios de las mismas. Más en este mundo globalizado en el que todos tenemos acceso más o menos a la misma información. Porque es que esta tiene huevos…

    Un saludo.

    31 enero 2014 | 13:27

  14. Dice ser Dra. Amil López

    Cada año florecen una serie de propuestas encaminadas a “adelgazar” la cartera de los incautos mientras se rellena la de los falsos “gurús” que las promocionan. El peligro es que cada vez más se recurre a personajes famosos y a periodistas afines que se llenan los bolsillos gracias a promocionar estas dietas y los productos milagro asociados. En 15 años de profesión es una rueda que gira y gira. Cuándo se aplicará el sentido común y la coherencia en los medios de comunicación, grandes responsables de la “educación nutricional”? Nuestra propuesta: Dieta Coherente, no necesita presentación, fácil, compatible con la vida social y agradable. El camino es mejorar los hábitos alimentarios de la persona, porque si no, en cuanto la llama de la motivación se apague, volverá a sus rutinas anteriores y el Nutricionista habrá fracasado en su intento. Felicidades Juan por tu espíritu divulgador y tu tesón!!

    01 febrero 2014 | 08:32

Los comentarios están cerrados.