BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Campañas para desenmascarar estrategias fraudulentas de adelgazamiento

debspoons vía freedigitalphotos.net

debspoons vía freedigitalphotos.net

El problema generalizado del sobrepeso y de la obesidad en las sociedades desarrolladas es muy similar en todas partes. Con ligeras diferencias en las cifras relativas a las personas afectadas, el problema es muy parecido. Una buena parte de la población pesa más de lo que sería aconsejable para su salud. En todos los continentes implicados también cuecen similares habas en lo que respecta a la existencia de métodos fraudulentos para adelgazar. En todas partes también hay, se supone, organismos sanitarios de la administración implicados en poner un cierto coto a estas prácticas abusivas. Por no despistar mucho el foco de la atención me gustaría centrar la entrada de hoy en el muy diferente proceder que tienen estas instituciones en dos marcos bien concretos, el de los Estados Unidos con la FDA (Administración para los medicamentos y los alimentos) y el de la Unión Europea con la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria)

Lo que me gustaría destacar es que a pesar de que en ambos entornos se dispone de un cuerpo normativo que trata de regular estas cuestiones, en el caso de los USA de vez en cuando, tampoco muchas veces, pero sí de vez en cuando, se dan a conocer campañas concretas con las que se trata de advertir a los consumidores sobre el peligro de estos productos o sistemas fraudulentos. En ciertas ocasiones también se conocen denuncias concretas sobre determinados fabricantes de estas “milagrosas” soluciones. Sin embargo, en el tema que nos ocupa y en nuestro entorno estas iniciativas brillan por su ausencia. Existe la normativa en cuestión (normalmente la referida a las alegaciones en los alimentos y complementos nutricionales) pero nadie aparentemente se encarga de hacerla cumplir, de hacer campañas específicas en épocas de especial riesgo (como es el actual con el cambio de año) o de imponer las correspondientes sanciones cuando se rebasan ciertos límites. O al menos yo no tengo constancia. ¿Por qué puedo enlazar que la Comisión Federal de Comercio estadounidense sanciona y multa a una serie de fabricantes por publicidad engañosa en la venta de productos para la pérdida de peso y no lo puedo hacer en el caso de la UE?

Las respuestas posibles son dos. Bien por que existiendo esas denuncias yo no me haya enterado, bien por que no se hayan producido.

Además de la normativa comunitaria en este sector tenemos la normativa nacional. Desconozco hasta que punto la una y la otra pueden entrar en conflicto, pero hasta el momento en que siga en vigor la normativa española entiendo que debiera hacerse cumplir. Digo yo que para eso estará. En España tenemos leyes para aburrir en este terreno, claras con respecto a lo que sí se puede hacer y bien concisas con respecto a lo que no. Sin embargo, tal y como comentaba en esta entrada y en esta otra, desconozco las razones por las que no se aplica y se persigue y sanciona a los que desde mi punto de vista son unos claros infractores. Desde luego que no será por falta de ocasiones. Si quisieran, la recaudación sería más sencilla que multar los excesos de velocidad con un radar. Los infractores, al menos tal y como yo lo veo, no se ocultan, es más, con toda clase de información al respecto de su origen (nombre del fabricante, denominación comercial, etc.) se anuncian en medios de comunicación nacional; en prensa, radio, televisión e internet. Las páginas web de estos fabricantes están cuajadas de verdaderas tomaduras de pelo, anunciando a bombo y platillo todo aquello o al menos una buena parte, de todas esas acciones que, a mi juicio y según la normativa, tienen prohibido hacer. ¿Dónde están nuestras autoridades sanitarias, por qué no hacen nada, acaso la ausencia de sanciones en este sentido nos ha de hacer creer que no hay infracciones?

No lo sé. Igual sí que hay sanciones y no nos estamos enterando porque no se hacen tan públicas como en Estados Unidos. Pero a tenor de cómo campan a sus anchas todos estos fabricantes me da que esta no es la realidad. Soy de la opinión que además del efecto punitivo de las multas, estas tienen o podrían tener un matiz ejemplarizante. De esta forma cuando se conozca que a un fabricante/anunciante de estos productos milagro se le ha dado un sartenazo importante (nada de la obligación de cesar en la publicidad y gracias… me refiero a un sartenazo importante) quizá otros se tienten las ropas antes de hacer lo mismo o algo parecido.

Con las arcas públicas en claros números rojos, este tipo de recaudación podría ayudar, quien sabe si a mejorarlos. Nos sería el objetivo primordial, pero desde luego que se podrían matar dos pájaros de un tiro.

————————————-

Nota: quiero agradecer a una fiel y correspondida seguidora en Twitter, @tu_endocrino, la información facilitada para esta entrada.

8 comentarios

  1. Dice ser pollito

    Dadas las estadísticas de las personas que consiguen bajar peso y mantener esa bajada un tiempo significativo, TODAS las estrategias para adelgazar deben considerarse fraudulentas. Por otro lado, siempre hay alguien a quien “le funciona” la estrategia que parece a simple vista más disparatada… simplemente porque se adapta a sus gustos, a sus horarios, a su forma de vida o a lo que sea. Así que lo mejor es no prohibir nada (salvo claro está los medicamentos sin receta) y seguir dejando a la gente que haga lo que le dé la gana.

    14 enero 2014 | 09:39

  2. Dice ser Rubén Álvarez Llovera

    Juan, yo pienso que no hay sanciones porque no interesa. Porque estas empresas hacen lobby, porque pagan IAE, porque crean empleo, porque el comprador paga IVA y porque a la casta política y a los funcionarios apesebrados les da lo mismo ocho que ochenta.

    Y quizá es mejor guardar silencio y no mentar a la bicha, no sea que suceda como con los 19.000 productos homeopáticos que el Gobierno de Essshpaññña va a convertir en medicamentos por el sindicato de las prisas, sin pasar un sólo ensayo clínico y con el único fin de recaudar.

    Así somos …

    14 enero 2014 | 09:58

  3. Dice ser rg

    Hace más la OCU en un año que Sanidad en 10 y con las denuncias en la mesa. Y los hay que se quejan de la OCU, creo que perturbados por ideologías ajenas al sentido común.

    Si se han dejado de lado campañas como el consumo de determinados pescados, las conservas de pescado en lata, esas grandes “apestadas”, el destierro del pan para luego ponerlo de pijo-moda, los del Actimel que les multan en la UE y vuelven a la carga como buenos reincidentes, el etiquetado falso y “autorizado” de cajones de sastre donde todo cabe: aka sulfitos, preparado cárnico, burger meat, extrusionados de pescado, 50 % de pechuga de pavo donde dice pechuga de pavo, etiquetados que rozan el humor por no mecionar la cara de mala h***** que se te pone sabiendo que estás tomando cosas que no pides, sal, grasas con las que no contabas, productos ligth más que discutibles….Joer, me sale una lista de memoria de cosas que veo que son primarias, de cajón, sancionables y necesarias.

    Un huevo van a meter mano a empresas con temas de dietas de adelgazamiento, un huevo!! sabes hasta cuando??? hasta que pase algo chungo, como siempre. Y no está lejos si se les deja impunes; mira lo que publicaste delos suplementos naturales que contenían dosis de medicamentos en USA, insisto, hasta que pase algo; mientras, no.

    Volviendo al principio, y no tengo nada que ver con la OCU, pero es lo único que he visto en años denunciar con datos, nombres de marcas y empresas y además triunfar, que es lo importante, informando al consumidor, alertándole y ganando los juicios a los fabricantes (año pasado leche, aceite, que no es moco de pavo).

    Saludos.

    14 enero 2014 | 11:54

  4. Dice ser Mi Dieta Cojea

    “¿Dónde están nuestras autoridades sanitarias, por qué no hacen nada, acaso la ausencia de sanciones en este sentido nos ha de hacer creer que no hay infracciones?”

    Estamos hablando de un país en el que el rey, el príncipe y la Ministra de Sanidad llevaban una Power Balance…

    14 enero 2014 | 12:16

  5. Totalmente de acuerdo con el autor y con rg, poco más se puede añadir a un tema, salvo que parece que no sea el único sector en el que esto pasa.

    14 enero 2014 | 12:17

  6. Dice ser figurin

    Cuidadin ¡¡¡
    Estas empezando a desligarte de los intereses globales, hace tiempo cuando te conoci, eras un ezbirrio de ellos y te sumastes a currar gratuitamente en la campaña anti_dukanizacion dandole la exclusividad de satinizacion a dicha dieta.
    Hace tan solo unos dias y del panico que aun le tienen a la dukan han vuelto a revivir una campaña donde han participado el 90% de los medios de comunicacion con nuevos argumentos que no voy a rebatir si son ciertos u no; lo que si voy a puntualizar es que en dicha campaña se han vuelto a olvidar de mentar al resto de dietas que utilizan el mismo defecto que la dukan (hiper_proteico) pero que si estan santificadas y canonizadas por los lobbyes del poder.
    Ahora parece que estas empezando a ver el problema con otra perspectiva, ahora que vez como nuestros dirigentes elijamos a quien elijamos estan bajo las directrices e intereces de esos lobbyes muy por encima de los intereses de los ciudadanos.
    Ahora puede que te conviertas en un ser peligroso en contra de su infinito afan de lucro y decidan dejarte las cosas claras de un solo plumazo.
    Precaucion con lo que dices publicamente, tienes un blog publico, no eres un usuario de un foro. cuidate y suerte con tu despertar de la globalizacion

    14 enero 2014 | 12:27

  7. Una iniciativa muy necesaria. La mayoría de las dietas milagro son un fraude.

    14 enero 2014 | 16:55

  8. Dice ser Mentxu da Vinci

    Para mi la mayoría de dietas restrictivas fomentan la ansiedad por comer, lo que hace que engordemos. La manera que yo conozco de adelgazar con resultados duraderos, es realizar un proceso de cambio de hábitos hacia un estilo de vida más saludable que incluya alimentación adecuada a la persona, ejercicio placentero, y manejo emocional. Os invito a entrar a mi web y curiosear.
    Me gustaría saber quien se va a poner a decir que dietas son fraudulentas y cuales no, con todos los intereses económicos que hay de por medio. Abogo por el sentido común de las personas.

    05 febrero 2014 | 07:53

Los comentarios están cerrados.