BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Chuches de verdad con sabor a verdura de mentira (antítesis)

[Nota: Se recomienda leer la entrada anterior, Chuches de mentira con sabor a verdura de verdad (tesis)]

Hace cierto tiempo que ya no me inquietan muchas de las cosas que no comprendo. Son así, alguien se ha empeñado en ello y sus razones tendrá. Y no pregunto. No lo hago porque dudo mucho que ante esas cuestiones a las que me refiero alguien pudiera dar una respuesta razonada o válida.

Uno de esos casos a los que me refiero son las chuches con sabor a verdura… con supuesto sabor a verdura se entiende. Se trata de aunar en un solo producto todo lo malo de las chuches, en este caso el prácticamente nulo valor nutricional de unos caramelos duros (a base de azúcares a tutiplén) con el elemento menos atractivo que se suele atribuir a las verduras, su sabor.

El fabricante, Archie McPhee, especializado en cosas raras como habrás comprobado si has seguido el enlace en anterior, comercializa estas golosinas con sabor a verduras en unas bonitas cajas metálicas que contienen tres variedades de golosinas: con sabor a maíz, judías verdes y zanahoria. En su publicidad se afirma que estos caramelos resuelven el viejo problema de tener que comerse primero las verduras para llegar a comer el postre (que se entiende es dulce). No les falta humor a la hora de reconocer que resulta especialmente divertido ver la expresión de un niño cuando los prueba, ya que su cara se transforma en una rara mezcla de horror y placer al mismo tiempo.

Si se es vegetariano, afirman en su página, estos caramelos resultan el aliado perfecto para enmendar la plana a todos aquellos que te sugieran que te comas un caramelo de panceta. Caramelos de panceta o de tocino que también comercializa este fabricante en otra sugerente lata. Así como una especie de petas-zetas de bacon, unas gominolas con forma de bacon pero con sabor a fresa (no preguntes), pasta de dientes con sabor a bacon (como ves tienen una amplia gama de productos dedicados al bacon), chicles de wasabi, y tantas otras cosas…

En mi opinión una graciosa majadería que dudo mucho que tenga éxito en cualquiera de las dos comunidades observadas, la vegetariana y la infantil.

A mí las verduras me gustan, y bastante, pero me sorpredería mucho que el sabor de estos caramelos se asemejara al de las verduras de verdad. En cualquier caso ¿a qué fin?

————————-

Nota: Una vez más esta entrada se la debo a una compañera-twittera (@Innventio) que me puso sobre la pista de la existencia de este… engendro.

 

3 comentarios

  1. Dice ser Mónica Adelialpbelia

    A mí me parecen como los snacks “sanos”, las cinco frutas en un botecito y esas cosas. Un vivo de marketing que aprovecha una moda para sacar un producto, y si cuela, cuela. Si durante un año los venden por la novedad y hacen caja, pues mira qué bien. Y si alguna conciencia se tranquiliza, ya ni te cuento.

    18 septiembre 2013 | 10:42

  2. Dice ser galanastur

    El dineral que nos cuesta a todos la comida basura, aqui el gobierno de turno tendria que aplicar impuestos especiales como al tabaco, asi se ahoraria en el futuro en medicacion para diabetes, hipertension, dislipemias, problemas de obesidad, etc, ya no seria tan rentable el producirla y a la vez dejar exenta de IVA la comida saludable

    18 septiembre 2013 | 14:05

  3. Dice ser ORTOPEDIA ONLINE

    la cadena alimentaria de un país no es nunca el reflejo de su evolución (mírese el % de obesos en USA frente al mundo occidental). Esto es una nueva idea de alguien (empresarial) que el consumidor en poco tiempo pondrá en el sitio que le corresponde

    19 septiembre 2013 | 06:48

Los comentarios están cerrados.