BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Menús escolares: ojos que no ven, precocinados que te doy

Que la alimentación desempeña un importante papel en la salud ya lo tenemos más o menos interiorizado y asumido. Sin embargo, parece que aun no nos preocupamos lo suficiente cuando de dar de comer a nuestros hijos se trata, en especial cuando lo hacen en el colegio. A los niños les dan de comer en el colegio y “parece” que con saber esto ya basta. Y no debiera ser así; un mayor interés por lo que nuestros hijos comen quizá haría que los servicios que se encargan de confeccionar los menús lo hicieran con un poco más de acierto, tanto en lo que respecta a su adecuación en relación con las recomendaciones de salud, como en lo que se refiere a la palatabilidad.

Desde hace unos cuantos años y con una cierta periodicidad Eroski Consumer viene observando de forma crítica la calidad de los menús escolares en diversas provincias españolas y los resultados no son especialmente buenos; lo peor quizá, es que además la nota media alcanzada en el último análisis de 2011 es peor que la obtenida en el anterior examen de 2008 realizado con los mismos criterios por Eroski Consumer.

Las conclusiones de este reciente estudio, sus aspectos más destacados y el desglose de resultados por provincias pueden ser consultados aquí. En cualquier caso, yo destacaría algunas cuestiones que me han llamado la atención:

  • Faltan verduras, ya sea cocinadas o frescas, que deberían estar presentes todos los días, ya se a de una forma u otra, como ingrediente, guarnición o plato principal. Sin embargo se da la circunstancia que el 27% de los colegios que participan en el estudio ni siquiera incluían verdura un día a la semana
  •  Hay demasiados precocinados (san jacobos, croquetas, empanadillas, varitas y/o delicias de pescado y similares, calamares romana, etc): en torno al 20% de los menús analizados incluyen dos o más precocinados entre las dos semanas evaluadas. Un dato el actual, muy por encima del obtenido en 2008, el 5%.
  • Sería muy recomendable que, también en general, aumentase en los menús escolares la frecuencia de pescado fresco, de legumbres y bajase en determinados centros la presencia de dulces (pasteles, helados, bollería, etc.) a la hora del postre. En este sentido sería recomendable que la presencia de fruta en el postre fuese la norma y las excepciones dejarlas para ocasiones especiales o celebraciones señaladas.
  • En líneas generales los centros públicos obtienen una mejor nota media que los privados o concertados, en sentido contrario de los resultados de 2008.

Me da la impresión que el posible ajuste de precios, quizá motivado por la crisis, tenga algo que ver en la bajada general de la calidad de los menús escolares puesta de manifiesto en este estudio. Sin embargo, también creo que con un precio medio de los menús analizados de 5,1€/día bien se podría comer mejor, renunciar quizá a parte del beneficio y mejorar el capital de salud y de educación nutricional de nuestros herederos. Claro que quizá en esto no estén tan de acuerdo las empresas de catering.

A tenor de este tema, merece también fijarse en lo que fue noticia de telediarios y rotativos hace un par de semanas. Se trata de la iniciativa de una niña escocesa de 9 años, Martha Payne, que a través de su blog, NeverSeconds, ha iniciado una campaña informativa en relación a las comidas que se sirven a diario en su colegio. Con la ayuda de su padre ha plasmado en fotos muchos de sus horribles menús (un ejemplo: Una minihamburguesa, tres rodajas de pepino, dos croquetas y un polo de hielo. Otro: Una porción de pizza, una croqueta, dos docenas de granos de maíz y una magdalena) y se ha atrevido incluso con una valoración gastronómica de dichos menús. Todo ello ha puesto de relieve lo nefasto de su adecuación. Una iniciativa que ha supuesto todo un boom mediático que ha arrasado en las redes sociales hasta el punto que el reconocido Jamie Olivier le ha dedicado unas palabras de reconocimiento y le ha animado a seguir con su labor info-reivindicativa.  Pero la cosa no se queda ahí, en su blog Martha también está empezando a hacerse eco de las fotos que les mandan otros escolares desde distintas partes del mundo y ella las compara con las de su colegio. Sencillamente genial.

Hoy que la tecnología acompaña, quizá no sería una idea tan descabellada que nuestros hijos fuesen al colegio con una cámara de fotos y retratase el tipo de comida que les sirven en sus comedores. No tanto para crear un blog (o sí, quién sabe) pero por lo menos para mantener informados a sus padres de qué es exactamente lo que se les están sirviendo diariamente por una media de 5,1€/menú. Porque… aparte  del posible papel de menús que el colegio le hace llegar a casa periódicamente ¿saben a ciencia cierta qué comen sus hijos? Si yo estuviese en su lugar (que es que no, porque mis hijas comen en casa) me preocuparía de ello. Seguro.

——————————

Foto 1: DC Central Kitchen

Foto 2: NeverSeconds

Foto 3: NeverSeconds

11 comentarios

  1. Dice ser maÑo

    Es que comer bien se esta convirtiendo en un lujo. La mayoría de esos niños en sus casas suelen comer pasta y salchichas, porque les gusta y es barato. Hay muchos sitios de España donde el pescado más barato esta a 7 euros el kilo. En la localidad donde vivo (La Seu d’urgell) he visto el salmón a 14 euros el kilo. Y cualquier pescado es carisimo, la carne tampoco es barata, asi que ya mi direis como se come de forma variada. La unica forma de comer medianamente bien y variado es comer mucha legumbre (que los niños no les suele gustar pero es lo que hay), poniendo un trozo de panceta o chorizo. A esto yo le llamo dieta retro, o dieta de nuestros abuelos. Vamos como los cangrejos.

    04 junio 2012 | 10:14

  2. Dice ser Gem

    También hay que decir que en el estudio indicaron que no porque se pagara más por el menú no significaba que fuera más saludable.
    Creo que los padres no son conscientes de que es más barato aprender a comer bien que un tratamiento de por vida. Las pastillas, al igual que las dietas milagro, no son una solución correcta.
    Yo recuerdo mi época escolar, comía en el comedor y comíamos una vez por semana legumbres, los platos eran igual de grandes para los niños de 4-5 años que los de 13, entre muchas cosas. Creo que pensaban que los niños pequeños podían meterse dos platos enormes, la ensalada y el postre (fruta o lácteo) o que por las noches los padres nos ponían legumbres para cenar.
    La cosa ha empeorado a pesar de la estrategia NAOS. Lo que hay que hacer es abrir consciencia a los niños, a los padres, a los abuelos, a la sociedad completa.

    04 junio 2012 | 10:47

  3. Dice ser belytp

    pues esa dieta q tu llamas retro, es la mas sana, la comida de los abuelos. Y si bien dices el pescado es caro pero ¿has visto en la sección de pescado congelado??? puedes encontrarlo muy barato y es igual de sano, al igual q la verdura, tb tienes lechugas, y con un bote de tomate crudo q cuesta 60ctm en el dia haces un gaspacho o un salmorejo lleno de vitaminas y buenisimo, comer bien no es caro, solo es saber comer.

    04 junio 2012 | 10:53

  4. Dice ser ANTONIO LARROSA

    El mundo fue y será una porqueria y nada más . nadamos entre basura incluso en las aguas del mar más anunciado en las agencias de viajes , asi que nome extraña que a los inocentes niños les den gato por liebre. o lo que es peor plástico por salchichas.

    Clica sobre mi nombre

    Solo faltan 9 dias para S. Antonio en que insertaré mi novela “LA FURIA DEL VIENTO” en mi WEb sin ánimo de lucro http://www.antoniolarrosa.com

    04 junio 2012 | 11:35

  5. Dice ser nen

    Yo el año pasado saqué a mis hijos del comedor escolar. La verdad es que los menús estaban bastante bien, verduras o ensalada a diario y frutas de postre, pero no a ese precio, en mi caso casi 7,5 euros por comida y la queja constante de mis hijos respecto a la fruta (Que les encanta por cierto) Esta estaba siempre tan verde que se les antojaba incomestible.
    Estaría muy bien que publicases un comentario sobre el aporte de nutrientes y vitaminas en la fruta que no ha madurado correctamente.
    Felicidades por el blog

    04 junio 2012 | 11:37

  6. Dice ser Maria Yuste

    Los menús de los colegios deberían ser equilibrados y valorados por un/a dietista.

    Además los niños deberían tener una asignatura de dietética y nutrición. Así, desde pequeños irían aprendiendo buenos hábitos alimenticios y se podrían evitar futuros problemas de picoteos fuera de las comidas, sobrepeso, etc.

    La alimentación y el ejercicio son fundamentales para sentirse bien!!!

    http://www.masquedieta.com

    04 junio 2012 | 11:48

  7. Dice ser Matagigantes.

    HAbéis puesto UN NEGRO ZAMPANDO, esa foto no puede ser española. ¿Acaso somo un país de raza negra?

    04 junio 2012 | 11:54

  8. Dice ser Brisha

    Buenas,

    Ante todo decir que si bien es cierto que no se tiene un control sobre lo que comen nuestros hijos en los colegios es, mayoritariamente, porque no nos molestamos en verlo.
    Concretamente en el de mi hija sabemos con meses de antelacion el menu que van a tener (salvo excepciones) y la cantidad, eso nos permite complementar las cenas.
    Parelelamente a esto tenemos la herramienta del APA que puede presionar a la direccion del colegio para que modifique estos menus, siempre bajo votacion por supuesto.

    Por otro lado, refiriendome al amigo “maÑo”. Decirte que en Zaragoza (mi ciudad natal) el pescado no vale lo que dices:
    Filetes de panga (4,5 el kilo)
    Merluza (4,9/5,9 el kilo)
    Trucha asalmonada (2,9 el kilo)
    Salmon (7,9 en oferta/ 9,9 el kilo).
    Lisa (en temporada octubre-abril: 1,9 el kilo).

    Te pongo precios del mercado central (que es el mas tradicional y con buena calidad) y de pescaderias de barrio (mas familiares).
    Otra cosa es que compreis en el CorteIngles, que alli lo que pagas es la tonteria del sitio.

    04 junio 2012 | 13:33

  9. Dice ser maÑo

    Yo soy de Zaragoza de toda la vida, y no necesito que me pongas los precios del Mercado Central, porque lo conozco y mis padres suelen comprar bastante. Pero actualmente como lo he escrito vivo en La Seu d’urgell en Lerida, a 10 km de Andorra y aquí comer bien es carísimo. Y Andorra quitando las cuatro cosas (tabaco, alcohol, chocolate) es muy cara. Y me consta que hay varias zonas de España que les pasa igual. Aqui el pescado congelado es caro, si lo comparo con Zaragoza, muy caro. Y cuando he hablado del menu retro, no lo he dicho despectivamente, de hecho a mi me encanta, me refería a que estamos volviendo a las costumbres de nuestros abuelos donde la gente la gente comía un trozo de conejo o de gallina en días señalados y esto es producto de la crisis. Y mucha gente opta por salchichas y pasta para los chavales, para que el menu no les suponga demasiado del presupuesto. Porque vivir con 800 euros como vive alguna familia, hace imposible otra cosa.

    04 junio 2012 | 14:18

  10. Dice ser Nieves

    Los filetes de panga no estan recomendados por su alto nivel de mercurio y aún asi los ponen.

    04 junio 2012 | 14:19

  11. Dice ser Juas

    Pues yo creo que sale más barato comer bien, lo que pasa que tiene unos costes humanos mayores, debido a que requiere un mayor tiempo de preparación así como una planificación decente. Yo creo que los menus deberían estar controlados por nutricionistas y no por sanguijuelas.

    04 junio 2012 | 14:21

Los comentarios están cerrados.