Morir para filmarlo

23 enero 2008

Esta semana se supo que murió el militar acusado del asesinato del camarógrafo Leonardo Henrichsen. El periodista estaba cubriendo un alzamiento militar contra el gobierno de Salvador Allende, en Chile, cuando un soldado le atravesó el cuello con una bala.

Henrichsen filmó su propia muerte y a su propio asesino, que a pesar de las imágenes nunca fue condenado.

El periodista era corresponsal de la TV sueca y de un canal Buenos Aires. La mañana del 29 de junio de 1973 partió a tomar imágenes de la fallida intentona golpista conocida ahora como “El tanquetazo”.

Henrichsen fue abatido en una calle de Santiago por el soldado Bustamante Gómez. El militar primero disparó con un revólver y luego ordenó al resto de soldados que tiraran con sus fusiles. La secuencia, revelada de forma clandestina, causó conmoción mundial.

Ahora se puede ver en Youtube, dónde encontré el trailer de lo que parece ser un documental sobre el hecho. Un pequeño homenaje a todos aquellos que dejan su vida para contarnos sus historias.

8 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Hernán Zin

    Buenísima entrada. Ya te la plagiaré en algún momento… Abrazo!! HZ

    23 enero 2008 | 14:44

  2. Dice ser luis

    En España estuvimos muy próximos a todo eso que ocurrió en Chile,fué en la década de los 80 y en varias ocasiones, incluso llegamos a correr un peligro similar tras los atentados del 11-M,POR MUCHO QUE SE EMPEÑE EN NEGARLO EL PP ,HEREDEROS DIRECTOS DE LA DERECHA GOLPISTA.Creo que se debería enseñar en las escuelas.

    23 enero 2008 | 16:45

  3. Dice ser Agustín

    Gracias Hernán.Tú si que sabes lo que es jugarse la vida para contar historias.Un abrazoag.-

    23 enero 2008 | 16:53

  4. Dice ser Carre de Cerdo

    De pibe jugabamos en un equipo mezcla de universitarios,empleados de comercio, obreros, en fin, usual en el Palermo donde vívía. Jugaba con nosotros un portero, misionero (Puerto Iguazú) y una tarde en un atentado de Montoneros, voló parte de su edificio y las dos piernitas de su hijita de 5 años. Luego de una semana voló al cielo. Su mujer quedó loca y luego el, dicen, se suicidó. Un tipo reinvindicó el atentado por televisión (extranjera), llevaba barba y anteojos y jamás lo olvidaré. Habló de justicia social y lucha. Luego unos meses más tarde, lo detuvieron en Chile, pero fue soltado y en un noticiero de canal 11 apareció Salvador Allende, muy sonriente al lado del criminal, diciendo que en su país no se detendría a luchadores. Cuando lo mataron a Allende, los que quedabamos en contacto de aquel equipo, unos 9 fuimos a festejar a una pizzería.Los suecos por otro lado tienen una larga tradición de mentiras y ocultamientos y de corrupción en gobiernos propios y ajenos. Juzgan a los demás, pero ellos se esconden. No me merecen ningún respeto, salvo para fabricar cañones. Mi hermano vivió en Suecia casi un año por trabajo y es una sociedad sobre la que mejor no hablar. un periodista suece me merece menos respeto que un periodista de liberia o paraguay.La gente cree que por que son blanquitos no roban. Es infantil y racista.

    23 enero 2008 | 17:05

  5. Dice ser la rateta

    No conocía la historia. Pasaron tantas barbaridades en Chile con ese golpe, después de ese golpe….Me ha gustado el blog. Volveré.

    24 enero 2008 | 10:29

  6. Dice ser humor

    Una historia que conmueve a cualquier. Grabar su propia muerte así, indentificar al asesino. Es una historía de película.Muy buenos artículos. De lo mejor que he visto últimamente.Videos de humor

    24 enero 2008 | 17:40

  7. Dice ser Parmenion1

    Un video espeluznante, como tantos otros en la historia que no debemos olvidar.Gracias Agustín

    26 enero 2008 | 17:22

  8. Dice ser Jorge March

    Que se joda por meterse. Estoy totalmente a favor de la censura de la prensa. En el edificio donde yo vivo una vez mataron un tipo y en los diarios Clarín y Nación salió publicado cada idiotez que no se podía creer. Medio edificio escribió cartas que nunca fueron publicadas y jamás tuvieron respuesta de esos diarios. Hacen lo que quieren, dicen lo que quieren, que se jodan entonces.Por otro lado, Pinochet, viejo hijo de puta enemigo de la Argentina, por lo menos limpió su país de zurdos.Sin el, hubiera habido perestroika chilena en la década del 80 y por ahí a nosotros nos covenvenía, minas a dos pesos, droga, juego, en fin, los exitasos del comunismo. Nadie lo quiere aceptar pero en Cuba, los jubilados comen a la carta (el que saca la más alta le dan un buñuelito de pasto). ¡¡¡ Que siga la credibilidad en alza, periodistas del mundo !!

    02 febrero 2008 | 20:47

Los comentarios están cerrados.