BLOGS
Smelly Cat Smelly Cat

El 'happy place' de las series de televisión

‘Big Little Lies’ demuestra por qué necesitamos más series protagonizadas por mujeres

Big Little LiesReconozco que tuve mis recelos en la recta inicial de Big Little Lies, y que en realidad no me parece una serie ni mucho menos redonda. No me parece que el trabajo de David E. Kelley al guion (Ally McBeal, El abogado) sea tremendamente sofisticado, ya que solo un par de tramas convergen en un punto interesante, y solo una es realmente buena. Tampoco que Jean-Marc Vallée (C.R.A.Z.Y., Dallas Buyers Club) destaque especialmente en la dirección, más allá de un par de escenas brillantes y un montaje bastante cargante. Pero esto puede ser solo cuestión de preferencias. Lo que sí está claro es que si ha atrapado a gran parte de la crítica ha sido por algo, más allá de su despliegue de producción; el regreso de actrices muy populares con papeles atractivos e interpretaciones increíbles; un tema doloroso y de triste actualidad, la violencia sexual y machista; y un final que da la vuelta a lo que ha propuesto antes, desmontando las expectativas de forma inspiradora.

Hace unos días, la columnista estadounidense Emily Nussbaum, que escribe para The New Yorker y que recibió el pasado mayo el premio Pulitzer de crítica, publicaba un tuit bastante irónico y acertado: Big Little Lies va exactamente de los mismos temas que True Detective (abuso sexual, matrimonio, asesinato y paisajes), pero es cien veces mejor”. Metía el dedo en la llaga de un debate que está siempre en las páginas de los críticos más lúcidos: si algunas series estuvieran protagonizadas por hombres, tendrían mejor recepción. HBO, la misma cadena que emitió True Detective, ha realizado a este respecto un movimiento político con Big Little Lies: la ficción nos propone entrar en un juego de intrigas de mujeres enfrentadas para deconstruir el mito de la rivalidad femenina y destruir así todas esas ideas preconcebidas.

SPOILERS! Si no sabes de qué va (ni cómo termina) la serie, no sigas leyendo.

Si no soléis estar pendientes de las novedades televisivas, tal vez hayáis oído hablar de Big Little Lies por su reparto, con Nicole Kidman, Reese Witherspoon y Shailene Woodley como protagonistas, acompañadas además por las geniales Laura Dern y Zoë Kravitz. Si la habéis visto, sabéis que cuenta, entre el drama y el humor negro, la historia de tres madres de familia de la ciudad residencial de Monterey: Celeste (Kidman) sufre el maltrato de su marido (las escenas con su psicóloga son tal vez lo más interesante y emocionante de la ficción), Madeline (Witherspoon) atraviesa algo así como una crisis de mediana edad, y Jane (Woodley) tiene un hijo fruto de una violación. En otro plano temporal, se narra, a través de maledicentes comentarios de sus vecinos y conocidos, el asesinato de alguien, que no conoceremos hasta el último episodio, ni tampoco quién lo ha cometido. Todo apunta a que es la consecuencia de los enfrentamientos entre las protagonistas, pero quizá hay algo más que solo ellas saben…

Big Little LiesEse tira y afloja entre la amistad y la rivalidad femenina, entre la realidad y sus leyendas (algo que estamos viendo también en Feud en las últimas semanas), es la gran virtud de Big Little Lies, pero sobre todo cómo se despliega al final; no es que sea totalmente imprevisible, pero es de levantarse y aplaudir. Al contrario de una pelea de gatas, el asesinato es fruto de la unión de las cinco mujeres: en una fiesta del colegio, Perry (Alexander Skarsgard), marido de Celeste y violador de Jane, asalta a su esposa en presencia de las demás, y ellas la defienden tirándole por las escaleras. La verdadera historia no solo contrasta con los testimonios prejuiciosos de quienes no tienen ni idea, sino que fuerza un vínculo irrompible entre ellas, que fingen que todo ha sido un accidente para protegerse. Es una serie con pinta de culebrón malicioso la que nos ha ilustrado sobre una de las máximas del feminismo: la sororidad era Big Little Lies.

¿Habéis visto Big Little Lies? ¿Qué os ha parecido?

También os puede interesar:

Carrie Mathison aún es uno de los mejores personajes femeninos de la televisión

Por qué Lana Winters es el mejor personaje de ‘American Horror Story’

Las 10 mujeres que han marcado las series de televisión de 2016

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Niniogorila

    A mi me ha parecido una serie brillantísima. La sensación de angustia vivida por Jane y sus dudas respecto a si su hijo a heredado los genes maliciosos de su padre. Nudo en la garganta.

    05 abril 2017 | 1:46 pm

  2. Dice ser sara89

    La serie ha sido BRILLANTE. Muy interesante también la trama del acosador de la niña Annabella y su resolución. No le puedo poner ninguna pega, bueno sí, que no va a haber más temporadas porque se basa en un libro.
    Por cierto, la banda sonora es espectacular.

    05 abril 2017 | 3:40 pm

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.