Smelly Cat Smelly Cat

El 'happy place' de las series de televisión

‘Harlots: Cortesanas’, una serie moderna sobre la prostitución en el siglo XVIII

Harlots: CortesanasHay dos motivos por los que temía ponerme ante Harlots: Cortesanas, y los dos son prejuicios. Por un lado, el aspecto de culebrón frívolo como excusa para mostrar escenas de sexo y hacer porno de época. Por otro, el discurso de la prostitución. En una serie que se atreve a abordar una de las grandes lacras patriarcales de nuestra historia, es muy difícil encontrar un personaje ya no con el que podamos empatizar, sino con cuyo ideario podamos estar de acuerdo. De lo primero, Harlots: Cortesanas ha salido enseguida indemne; de lo segundo, el más difícil todavía, al menos deja alguna revelación moderna e interesante. Así sí encontramos sentido a esta ficción británica que estrenó en marzo ITV, y que mañana domingo, a las 22.15 horas, aterriza en España de mano de COSMO: un drama cínico y rabioso sobre la prostitución en el siglo XVIII.

La serie nos traslada a 1763, a la ciudad de Londres. Margaret Wells (una poderosa Samantha Morton) es la ambiciosa regente de un burdel, que se debate entre su aspiración económica, trasladar su negocio a un barrio más rico, y el apego hacia las prostitutas a las que ha acogido. Su espina emocional, como veremos a lo largo del primer episodio, son sus hijas. Charlotte, la mayor (Jessica Brown Findlay, conocida por Downton Abbey y Black Mirror), fue vendida a un político local, aunque parece resignada a sus circunstancias. Lucy es la pequeña, y aún no ha comenzado el oficio, pues su madre piensa subastarla más adelante, hasta que un imprevisto le hace replantearse esa decisión. El enfrentamiento de Margaret con otra proxeneta de la ciudad, más adinerada y refinada, desencadenará los eventos que pondrán a la protagonista ante una encrucijada moral. ¿Será capaz de seguir usando a sus hijas o se planteará su libertad?

En un momento de revisión de conductas patriarcales y de cómo éstas han capitalizado el cuerpo de la mujer (uno de los grandes argumentos contra la gestación subrogada), Harlots: Cortesanas, creada por Alison Newman y Moira Buffini, nos brinda algunas reflexiones, siempre desde la psicología de unos personajes que viven en el siglo XVIII. Por un lado, cómo la sociedad ha convertido a la mujer en un objeto económico (las prostitutas de la serie son juzgadas por el beneficio que pueden generar) y cómo ellas mismas acaban asimilando esa idea para medrar, aún a costa de aprovecharse de las que tienen menos recursos que ellas. “Esta ciudad está hecha con nuestra carne, y tomaremos lo que nos pertenece”, dice Margaret al final del capítulo. Por otro, una visión más moderna y esperanzadora, cómo las nuevas generaciones, Charlotte y Lucy, se plantean alzarse contra esa dinámica monetaria. ¿De qué forma? Rebelándose contra la estructura patriarcal para conseguir su libertad.

¿Qué os parece la premisa de Harlots: Cortesanas? ¿La veréis?

También os puede interesar:

La era ‘Vis a vis’: las series españolas ya también pueden ser rescatadas

10 series de televisión que no te puedes perder en el mes de julio

‘American Crime’: el adiós definitivo del último gran milagro seriéfilo

10 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser womanizer

    Creo que me hubiera gustado vivir en esa epoca

    08 julio 2017 | 2:25 pm

  2. Dice ser alfredo

    Buenos días, soy un particular que ofrece préstamos a l internacional. Disponiendo de un capital
    quién servirá para conceder préstamos entre particulares a corto y largo término que irán de
    4000 a 500.000 a todas personas serias que son en las verdaderos necesidades, el tipo
    de interés es del 2% por año. Concedo préstamos Financiero, Préstamo inmobiliario, Préstamo a la inversión,
    Préstamo automóvil, Préstamo personal. Estoy disponible a satisfacer a mis clientes en una duración máxima de 3 Días que siguen la recepción de su impreso de solicitud.
    Persona no serio abstenerse
    mi correo electrónico es alfredoaugistino@gmail.com

    08 julio 2017 | 11:15 pm

  3. Dice ser puesyo

    Va a ser que no, si es por algo que arrasan las series post apocalípticas de zombies, o son historias muy vistas con otros personajes o de verdad que no interesan.

    09 julio 2017 | 9:11 am

  4. Dice ser Coneroticas

    No sé porque pero me hubiera gustado vivir en esa época. Pero claro, me gustaria haber sido feudal ahah

    31 octubre 2017 | 5:43 pm

  5. Dice ser Amordelujo

    Yo estoy de acuerdo con la pregunta de ¿Será capaz de seguir usando a sus hijas o se planteará su libertad? lo veremos hahah. Que viva el S.XVII!!

    31 octubre 2017 | 6:14 pm

  6. Dice ser Escortsinlove

    Como me gustaría ser actor en esa serie jejejej

    01 noviembre 2017 | 12:25 pm

  7. Dice ser Coneroticas.com/

    La cuestión es mantener la prostitución 🙂 es algo que nunca cambiará. Pero se tiene que regular para que las escorts puedan trabajar en mejores condiciones. Esta es nuestra opinión 🙂

    01 noviembre 2017 | 12:40 pm

  8. Dice ser Caravagio 48

    Inicie el año nuevo con la serie Harlots, y mas alla de cualquier coartada seudomoral, que tanto gusta a a las reivindicaciones feministas, antimachistas o antipatriarcales…la exhibición de unas conductas abyectas, de estas mujeres de vida airada y de su entorno, es tan nauseabunda, que ofrece la ventaja de poder asimilar como real y posible, el limite de degradación a la que es capaz el humano.

    02 enero 2018 | 4:22 am

  9. I quite love this genre. thank you for sharing it.

    25 septiembre 2018 | 4:12 am

  10. Thank you very much for the nice share.

    18 mayo 2019 | 12:37 pm

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.