BLOGS

Un blog acerca de todo lo que se sujeta sobre las columnas de un diario cualquiera. Por ejemplo, el nuestro

Entradas etiquetadas como ‘diseno’

Diseño español para una tragedia griega

Dos periódicos, dos historias, nada en común. A la izquierda de la imagen, Politico, un diario de Washington nacido ‘on-line’ y que, con el tiempo, ha terminado editándose también en papel. La suya es, desde sus principios, una rara historia de éxito en estos tiempos de tribulación para la prensa. Politico ha conseguido no sólo ser rentable, sino, a pesar de su corta vida –el primer número vio la luz a principios de 2007– y su poco sugestivo nombre, llegar a ser también uno de los medios más influyentes entre la muy influyente clase política de la capital política del planeta. Y lo ha logrado luciendo el ‘look’ que se puede apreciar en la portada que se ve en la imagen de arriba, a la izquierda. Ni más ni menos que la de un correcto y anodino periódico, como los hay a docenas a lo largo de toda Norteamérica.

A la derecha, una cabecera algo más veterana (salió a la calle a principios de los ochenta). Eleftheros Tipos (prensa libre, en castellano) fue premiado en 2008 en uno de los más importantes certámenes internacionales de diseño periodístico. Los galardones tuvieron especial repercusión en España, ya que el diseño que el diario vestía en el momento de recibir el premio era obra del español Javier Errea, cuyo trabajo es especialmente meritorio si se tiene en cuenta que hubo de trabajar con los caracteres no latinos de la lengua del país que inventó la tragedia. Aunque de poco le ha valido esto al Eleftheros, que acaba de sufrir la suya en forma de quiebra: su última edición salió a la calle por última vez el 18 de este mes, víctima, según la consultora que replanteó la maqueta y hasta la filosofía editorial del rotativo, de la gestión miope de unos editores enredados en intereses y cuitas extra periodísticas.

Dos diarios, en fin, con una suerte tan dispar como el diseño de sus páginas. ¿Cabe sacar alguna moraleja? Las cosas no suelen ser tan simples en este gremio y es probable que haya habido muchos más factores en juego, así que, seguramente, no cabe. Pero a nosotros, trabajadores del ramo, esta historia nos han despejado un poquito más una vieja duda: la de si el diseño periódístico tiene o no algún valor cuando al periodismo le falla todo lo demás, y viceversa.

Visto lo visto, no parece haber razones para dudar mucho más.

D. Velasco

Por bloguerías

En Sexta columna nos hemos dado una vuelta por la página de la tercera edición de los premios internacionales 20blogs, que este año lleva ya 4.516 blogs inscritos. No hemos tenido tiempo de verlos todos, pero sí hemos buscado algunos con temática afín a Sexta columna. Éstos son algunos de los que hemos encontrado.

Cuatro Tipos Un blog pionero de los dedicados al periodismo visual en nuestro páis. Diseño gráfico, infografía, tipografía…

La buena prensa Todos los días, un ejemplo de buen periodismo.

El mundo de Mike, un blog de humor gráfico, tiras cómicas, ilustraciones, manga…

Fotomaf.blog Un conocido fotoblog, noticias sobre fotografía y más fotografía.

Cubik Más diseño gráfico, tipografía, motion graphics, arte, ilustración…

Ateneu Popular Diseño, publicidad, internet, recursos, webmaster, blogs, tecnología… También encontrarás tutoriales, trucos, consejos SEO…

MoreCoffeePlease.net Tipografía, artes gráficas, diseño, marketing, publicidad y tendencias…

El domingo termina la fase de votaciones. Animaos a entrar y votar.

Dinos cuál es tu preferido.







Premios ÑH5 (II): tres portadas presentables y una para olvidar

Noelisa, una lectora del blog, nos decía esto en uno de los comentarios a un post anterior sobre los premios ÑH5, en el que pedíamos a los lectores que nos ayudaran a elegir páginas dignas de premio:

Poned vosotros varias propuestas y opinaremos sobre ellas…

Bien, Noelisa. Recogemos el guante. Ahí van cuatro portadas –la selección de páginas interiores, que el concurso divide en muchas categorías diferentes, es bastante más complicada– publicadas dentro del periodo establecido por el certamen. Tres de estas cuatro páginas las hemos elegido porque en ellas el diseño cumple con el cometido que se le exige (organizar en el espacio las noticias, hacer apetecible su lectura y, si es posible, ayudar a entenderlas mejor), pero una cuarta la hemos traído aquí con algo de malicia y ánimo experimental, ya que incumple buena parte de esos mismos requerimientos: esa portada, por razones que ahora no vienen al caso, nos salió con los temas algo descolocados, algunas tipografías ruidosas y varios elementos gráficos bastante desmerecidos.

Dicho esto, te invitamos a que nos digas cuál de estas cuatro portadas llevarías al concurso y cuál crees que es esa otra que nosotros tenemos por poco presentable. Y aquí viene el experimento: queremos poner en cuestión nuestro criterio oponiéndolo al vuestro, especialmente si, llegado el caso, esa portada deficiente resulta ser la candidata con más votos para participar en el concurso. O si, también, alguna de las tres que damos por buenas os parece a una mayoría ser la mala.

Puedes verlas todas ampliadas haciendo clic sobre la imagen.

D. Velasco

Mac versus Windows ¿versus Linux?

En Multiprensa y Más, empresa editora del periódico 20minutos, 20minutos.es y la revista Calle 20 trabajamos con plataforma PC. De los 400 ordenadores con los que trabajamos solamente dos con la manzanita de Apple nos dan servicio actualmente.

Con la instalación de un nuevo software en PC, uno de nuestros dos Mac quedará solamente de backup del otro. Todo el software gráfico, desde el sistema editorial Milenium, pasando por la suite de Adobe CS3, QuarkXpress, Acrobat, etcétera, trabajan en plataforma PC bajo el sistema del señor Gates.

Hace catorce años no existía ninguna duda sobre la gran diferencia que existía entre el entorno Mac y Windows, a la hora de trabajar en el mundo gráfico. Maquetación, fotografía e infografia eran disciplinas casi exclusivas del entorno Mac. Las primeras versiones de Pagemaker, QuarkXpress, Photoshop, Freehand o CorelDraw para Windows, apenas podían competir con sus homólogos de la manzana.

Aunque Mac continúa siendo la opción preferida para la mayoría de profesionales de este ramo, el escenario ha cambiado y actualmente hay pocas razones objetivas para inclinar la balanza a uno u otro lado.

Si hablamos de las tendencias generales, éstas parecen ir en contra del sistema de Steve Jobs. La consultora IDC estima que el porcentaje de mercado de Apple apenas alcanza el 5% en Estados Unidos. Por otra parte, aparece Linux con una tendencia al alza y el 1% de usuarios.

A pesar de todo, Apple es la empresa más admirada por los hombres de negocios en EE UU según la revista Fortune.

Hace unos años un diseñador gráfico no tenía muchas opciones si quería trabajar en el entorno Linux, pero poco a poco están apareciendo herramientas de código abierto, como el editor de gráficos vectoriales Inkscape, una evolución del proyecto Sodipodi. Alternativas a Photoshop como Krita o el más conocido GIMP. También Indesing y Quark tienen su equivalente en el sistema de software libre, el programa de autoedición Scribus. La modelación y creación de gráficos tridimensionales están representados por Wings 3D y Blender. Si lo que necesitas es crear dibujos animados en 2D, Ktoon puede ser tú alternativa.

¿Será Linux capaz de hacer sombra a Mac y Windows en el sector gráfico?

F. Perea

Periódicos de aquí y allá; de entonces y de ahora

Lo que son las cosas. Por azares que nada tienen que ver con el trabajo, esta semana me han caído en las manos dos páginas de dos periódicos con muy pocas cosas en común: uno de ellos es un regional español, y el otro, un semanario de circulación nacional editado en la ciudad alemana de Hamburgo; el primero sale a la calle a diario, mientras que el segundo lo hace sólo los domingos. Y además, a poco que tenga uno el ojo acostumbrado a la forma que suelen tener los periódicos, parece que entre la publicación de ambas páginas hubieran pasado más de 25 años. En realidad, así es: una de estas dos páginas es más que reciente -de ayer mismo- pero la otra salió a la calle en tiempos de Naranjito.

Se me podrá decir que la comparación es ligeramente tramposa y hasta malintencionada, que no todos los diarios que se hacen hoy son como el más reciente de estos dos ejemplos, ni todos los que se editaban a principios de los ochenta eran como el más viejo de ellos. Y es cierto, pero no deja de ser llamativa la diferencia abismal que hay entre estas dos páginas, que ilustran tan gráficamente un buen puñado de buenas y no tan buenas prácticas del diseño periodístico.

¿Cuál de las dos páginas crees que es la más reciente y cuál la más vieja? Podrás confirmar tus sospechas fácilmente buscando entre los textos del diario español (también en los del alemán, supongo, si es que sabes hablar alemán) alguna pista sobre su fecha de publicación.

Y ahora que ya sabes cuál es el más antiguo de los dos… ¿Cómo se te queda el cuerpo si piensas cómo podrían ser los periódicos dentro de otros 25 años?

D. Velasco

“Testimonia, que algo queda”

Encontrarse en las páginas de un diario frases desconcertantes, cuando no simplemente absurdas, es algo tan viejo y repetido como el hecho mismo de sacar un periódico a la calle. Algunas veces es un tercero quien las dice, y los periódicos nos limitamos a recogerlas, y otras, seguramente las más numerosas, ponemos a prueba la paciencia del lector con tonterías de nuestra propia cosecha. Es el caso de la que encabeza este post. Me la he encontrado por casualidad, mientras buscaba otra cosa, en el rótulo de una historia personal con la que ilustrábamos una noticia sobre el marisqueo furtivo en el municipio coruñés de Cariño (no es coña). Salió así a la calle, hace poco más de un mes:

La frase, aunque con cierto surrealismo, se ajusta bastante al contenido de la pieza, lo que probablemente hizo que escapara de los controles de corrección y cierre. O sea, que el epígrafe, siendo erróneo, no lo parece suficientemente, cosa de la que me confieso culpable. Me explico: en 20 minutos, como en casi todos los periódicos, disponemos de una biblioteca de elementos en la que tenemos archivadas las piezas que utilizamos con más frecuencia. Estas piezas salen en forma de plantilla, con unos textos genéricos (“título apertura”, “entradilla tres líneas”, cosas así) que el redactor sobreescribe al componer la noticia. Y en este caso, como en su día pudieron comprobar nuestros lectores de A Coruña, los textos que yo dejé puestos en la plantilla para cuando salieran de fábrica eran menos genéricos de lo debido.

En la redacción hay quien opina que, para evitar este tipo de deslices, es más seguro poner textos manifiestamente falsos (una serie de ‘xxxxx’ es la fórmula más habitual) que den al ojo de un golpe de vista. Pero hay quien cree que, puesto que las erratas son siempre las últimas en abandonar el barco, es preferible que las plantillas traigan de serie textos medio verosímiles, que aminoren el error en el caso de que se produzca y la errata salga finalmente impresa. Yo era de la primera opinión, hasta que un día vi la portada de la edición para Europa de The Guardian, un diario modélico en muchos sentidos salvo por la proverbial profusión (en Gran Bretaña hay quien le llama ‘The Grauniad’) de sus erratas.

Prometo que no hay Photoshop, que la he escaneado, tal cual, del ejemplar que Arsenio compró en un aeropuerto. Aún trato de explicarme cómo pudo ocurrirles algo así.

D. Velasco