BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

Plutón y la torre de marfil

Si alguien tenía la más mínima duda al respecto, la reciente y absurda polémica sobre el estatus de Plutón en el Sistema Solar la despeja: la gente de ciencia son seres humanos. Demasiado humanos. Así, son irracionales, apegados a sus costumbres y manías, tribales, apasionados y están convencidos de que sólo ellos (cada uno de ellos) tiene la razón. Qué adecuado el nombre oficial que ha recibido el cuerpo ‘hermano’ de Plutón, designado ‘Eris’, como la diosa griega de la Discordia. La mítica Torre de Marfil de la ciencia está habitada por monos inteligentes que a veces se enfrentan por nimiedades.

Eso se refleja, por supuesto, en sus hipótesis, en su modo de trabajar y en sus ideas. Su forma de pensar, en última instancia su forma de vivir y trabajar, se refleja en su obra, como no puede ser de otra manera. A la hora de plantear sus hipótesis, a la hora de planificar sus experimentos, los científicos están influenciados por la sociedad que les rodea y por su propia experiencia vital. Al igual que los literatos o los filósofos, los científicos son seres humanos, y están sujetos a esa realidad. Pero hay una diferencia.

Y es una diferencia clave: los científicos comprueban sus hipótesis, las contrastan con la realidad. Ponen sus ideas a prueba, y cuando no pasan esa prueba las desechan. En ocasiones una poderosa secta científica consigue apuntalar una teoría defectuosa mediante triquiñuelas y el uso de la autoridad, y aún lo consiguen durante algún tiempo. Pero a la larga las teorías científicas se sostienen, o no, en razón de su idoneidad para explicar lo que hay ahí fuera. Mientras funcionan, se mantienen, y cuando dejan de funcionar desaparecen y son reemplazadas por otras. La creación de hipótesis es un empeño humano, y como tal falible y vulnerable a las locuras de la Humanidad. Pero cuando las hipótesis se ponen a prueba el origen deja de importar, porque no importa lo mucho que sus proponentes lo deseen, no importa el poder que tengan; cuando una hipótesis no funciona se descarta.

Los humanos que se dedican a la ciencia pueden ser tan irracionales como los aficionados al fútbol a la hora de defender, por ejemplo, que Plutón tenga categoría de planeta (como si planeta fuese de alguna manera un rango superior, en lugar de una etiqueta útil). Sin embargo, sus ideas sobre cómo funciona el Universo han de validarse contra el propio Universo. Ésa es la característica que diferencia a la ciencia: no todo vale. Por muy humanos que sean quienes la buscan, la verdad está ahí fuera.

Foto de Plutón tomada por Eliot Young (SwRI) et al. para la NASA

10 comentarios

  1. Dice ser Cati

    Yo creo que no merece mucho la pena dedicarle más tiempo a lo de Plutón. Es cuestión de tiempo y de alguna generación que el asunto deje de tener la más mínima importancia para los no-científicos.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Ricardo

    Plutón degradado, menos mal que yo hace años que me inventé mi propia manera de describir el Sistema Solar. Para la Tierra-Luna y Plutón-Caronte hablo de ‘planetas dobles’, espero que los sesudos astrónomos no me envíen a la hoguera como a Giordano Bruno por heterodoxo, aunque una estatua como la de la Piazza dei Campo de Fiori en Roma no me desagradaría en un futuro. Dada la degradación que las leyes educativas han introducido en la enseñanza de la Ciencia lo de que Plutón sea planeta o mercado de abastos da risa…

    15 Septiembre 2006 | 18:53

  3. Dice ser luna

    El día que tan concienzudos señores decidieron echar a Plutón, yo decidí que si está en mis libros, en mi pensamiento…En mi blog, también yo le dediqué un m.

    17 Septiembre 2006 | 21:42

  4. Dice ser Rosa Caballero

    Al binomio Tierra- Luna no se le considera planeta doble, sin embargo el binomio Plutón- Caronte sí que lo es porque giran el uno alrededor del otro . El centro de rotación está situado entre ellos, aunque más cercano a Plutón, que tiene 7 veces más masa que Caronte. Por ello se suele decir que constituyen un planeta doble.

    18 Septiembre 2006 | 13:34

  5. Dice ser FCO MORENO MECO

    ¿QUE ES UN PLANETA?Ahora resulta que no sabemos lo que es un planetaEsto solo es posible porque la ciencia oficial de la física y de la astrofísica, está en manos de científicos adjuntos al poder religioso judío-cristiano y solo ven lo que quieren ver y no lo que deberían ver.Al final, deberíamos de estar comprobando y definiendo los cuerpos que giran en órbitas alrededor del Sol y por tanto, todos los que tengan una órbita serán astros, sean estos pequeños o grandes, al igual que lo es la Luna, pero girando en este caso alrededor de la Tierra.Luego ya tenemos una primera definición que es la que nos interesa, pues todos los cuerpos que giran en órbitas son astros y todos, deberían tener un nombre y ser identificados.Pero claro, si planeta se entiende según esta ciencia oficial religiosa, como un astro que puede originar o ha originado vida, resulta que solo hay uno que es el nuestro y los demás no existen.Pero en cambio, si planeta es todo astro con diámetro mayor que 4.879 Km. que es el diámetro de Mercurio, resulta que son 8 y si es mayor que 2.400, que es el de Xena, serian 9 y si es mayor que 12.746, que es el de la Tierra, serian 6 y si es mayor que 2.306, que es el de Plutón, serian ya 10 y así vía diciendo.¿No les parece un poco ridículo que por no saber definir lo que es un planeta que tienes connotaciones religiosas por el origen de la vida, los niños nunca sepan los astros que giran alrededor del Sol, llámense estos planetas, satélites, cuerpos, elementos del sistema Solar o sencillamente astros?¿Qué podemos esperar de este tipo de ciencia oficial religiosa, en temas como las nuevas fuentes de energía de la materia de la humanidad, el calentamiento global, el efecto invernadero o el aumento de la actividad climática por ejemplo?FCO MORENO MECOIngeniero, Científico e Investigador de la Materia y la Energíamteasl@hotmail.com

    18 Septiembre 2006 | 14:24

  6. Dice ser FCO MORENO MECO

    LOS PLANETASOTRO ERROR MÁS DE LA CIENCIA OFICIALSegún el comité de “sabios”de la Unión Astronómica Internacional de la ciencia oficial física, astrofísica y astronómica, adjuntos al poder judío-cristiano y compuesto por 7 personas, ahora resulta, porque ellos lo han querido así y después de dos años de estrujarse el cerebro y de infinitas discusiones y reuniones, que existen tres tipos de planetas: el normal, el enano y todos los demásAsí Xena por ejemplo es un planeta “todos los demás”, Plutón un planeta enano y Marte un planeta normal.Pero cuidado que solo cuentan los normales. ¿No parece ridículo?Hace más de un siglo, se consideraban planetas los que giraban alrededor del Sol o una estrella, pues era de suponer, que como en la misma Tierra, todos podían tener vida.Todos recordarán esa ciencia ficción amparada por la ciencia oficial religiosa, que no dejaba de hacer historias sobre los marcianos de Marte, incluso tenían esperanza de que existieran.Y en cambio, se consideraban satélites, todos los cuerpos que giraban alrededor de los planetas, que como la Luna era muy poco probable que tuvieran vida.Ahora resulta que con mayor conocimiento de causa, llegamos a la conclusión que en el sistema Solar no existe ningún planeta con vida a excepción de la Tierra.Pero en cambio se cree por parte de la ciencia oficial religiosa, que no pierde la esperanza de encontrar vida en el sistema Solar, que un satélite de Saturno o incluso de Júpiter, podrían tener agua y por tanto vida.Como vemos, todo cambia con el conocimiento, aunque éste solo sea aparente.Esta ciencia oficial judío-cristiana, domesticada y sin conocimiento, no ha podido todavía eliminar la connotación religiosa del origen de la vida, ni para definir los planetas como estamos viendo en estos días, pues aunque se esfuerzan en no hacer referencia a la religión, a la creación, o a la vida, no puede por menos que hablar ridículamente del agua y de la gravedad que la sujeta.Pero en el fondo, ellos saben que los planetas siguen siendo sagrados como antes, porque en ellos puede existir vida como en la Tierra, pero creada por el Dios imposible y falso de sus religiones.¿Uds. creen que los judíos-cristianos americanos, empezando por el Sr. Buhs y su gobierno y terminando por todo Israel y el Vaticano, aceptarían otra cosa distinta?Pero me temo que las definiciones de estos “sabios” de la ciencia oficial judío-cristiana, no tengan ningún futuro, ni sean acertadas de cara a una realidad y conocimiento que les sobrepasa, entre otras cosas, porque la gravedad no depende de la masa del cuerpo como decía el Sr. Newton y ellos creen, sino de muchos otros factores, como el número de átomos y su energía interna del planeta y el numero de átomos y su energía interna del cuerpo receptor, etc., como predice ya la nueva teoría Unificada Física de Cuerdas CFD, experimentada desde hace ya nueve años por la Fundación Cónido de Madrid.Ver la conferencia dada en el C.O.I.T.I. de Madrid en Abril de éste año, cuya ponencia fue “LA GRAVITACION IMPOSIBLE DE NEWTON”Y así, puede ser que exista algún planeta como Marte, con un diámetro casi la mitad que la Tierra y una masa y numero de átomos seis veces menor y a una distancia de la Tierra de 78.000.000 Km y sin ningún satélite conocido, que su núcleo este frío y a la misma temperatura que la superficie (les recuerdo que el núcleo de la Tierra tiene un tercio de su diámetro y tiene una temperatura estimada de 3.000 ºC) y por tanto su gravedad sea casi cero, por lo que no podría contener agua liquida, aunque si sólida, si fuese probable, porque no habría presión atmosférica necesaria para evitar su evaporación inmediata cuando se licue, si es lo que lo hace alguna vez, ni fuerza para mantenerla sobre la superficie.Y por tanto y si esto es así y según la definición anterior, Marte tampoco seria un planeta.Como ven, estos “sabios” no tenían hace dos años, ni tienen ahora, el conocimiento necesario para saber que lo que hacen, y sus definiciones, ya son erróneas y obsoletas antes de ponerse en práctica.Pero esto es normal en una ciencia oficial obsoleta, truculenta y religiosa, como vienen demostrando desde hace un siglo, con la relatividad y la fusión nuclear imposibles, que acepta un principio de incertidumbre para el funcionamiento del átomo que no tiene sentido, que sigue creyendo falsamente que en el Sol existe fusión nuclear para justificar su energía y que nos dicen que el calentamiento global es debido al simple efecto invernadero, cuando hasta en Marte se esta notando y comprobando ya, otro calentamiento global y con gravedad casi cero.¿Qué esperanza puede tener la humanidad en estos señores para encontrar las fuentes de energía del futuro o para entender los problemas actuales del calentamiento global o el cambio climático, si más que científicos parecen el servicio doméstico del poder imperante religioso?Yo creo que ninguna.FCO MORENO MECOIngeniero, Científico e Investigador de la Materia y la Energíamteasl@hotmail.com

    18 Septiembre 2006 | 14:26

  7. Dice ser Cati

    ¡Buenó’ ¡El que faltaba, FCO MORENO! ¡Y por lo que se ve no se ha tomado la medicación!

    18 Septiembre 2006 | 14:55

  8. Dice ser pep rigo

    ¡Qué tontos somos!

    18 Septiembre 2006 | 16:19

  9. Dice ser E.C.

    Y ahora los “astrólogos”¿como van a hacer los Horóscopos?

    18 Septiembre 2006 | 17:00

  10. Dice ser Sevillano26

    Esta teoria tiene fundamentos muy logicos. Se basa en la famosa teoria de “pezqueñines no gracias”. Pues ala, por ser pezqueñin te quedas fuera de la definicion de planeta. Pura logica.

    18 Septiembre 2006 | 17:50

Los comentarios están cerrados.