BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

Mundo-Gaza

En tiempos ‘un telón de Acero [cayó] sobre Europa‘. Ahora entre el Tercer y el Primer Mundo está creciendo una nueva barrera, ‘menos letal’, hecha de hormigón, alambre de espino y alta tecnología. Estamos presenciando el nacimiento del Mundo-Gaza; un planeta dividido en dos por una valla casi impermeable con pocos pasos fronterizos, y defendida por un poderoso y eficaz ejército. En España esta valla pasa por Ceuta, Melilla y el centro del Estrecho, y por el mar que separa a Canarias del continente africano. En el mundo recorre ‘de España a Indonesia‘.

A un lado de esta valla hay miles de millones viviendo poco menos que en el caos; sin gobierno, sin economía digna de tal nombre, subsistiendo de la ayuda (¿caridad?) que llega del otro lado de la valla, sus habitantes carecen de cualquier posibilidad de futuro y son presa fácil de organizaciones mafiosas, revolucionarias y religiosas (a veces, las tres cosas). Su número crece desmesuradamente, como su diferencial de educación y su pobreza relativa. Su objetivo es sobrevivir. Su potencia se deriva de sus números, y del hecho de que la gente puede ser ignorante, pero no es estúpida. Además, los ricos los necesitan, y los dejan pasar, selectivamente.

Al otro lado hay una población pequeña y que no crece, defendida por su economía y un ejército de alta tecnología pero sin suficientes soldados, rica y mimada. Desacostumbrada a los sacrificios, sofisticada y cosmopolita (en hoteles de lujo), preocupada por los problemas de la abundancia. Su objetivo es incrementar su riqueza por cualquier medio; a ser posible sin excesivos sacrificios personales. Su defensa se basa cada vez más en las más complejas tecnologías: robots, radares, infrarrojos, detectores electrónicos, aviones sin piloto, dirigibles, satélites.

En ambos lados de la valla hay ocasionales explosiones.

En el lado ‘malo’ de la valla son misiles y bombas inteligentes lanzadas desde máquinas de guerra de precisión, carísimas y muy efectivas. Matan a quienes están apuntadas, y a algunos daños colaterales que tenían la desgracia de pasar por allí. Necesitan complejo respaldo, cadenas logísticas complicadas y técnicos muy preparados. También son muy caras. Pura ‘High Tech’.

En el lado ‘bueno’ las explosiones son bombas caseras cargadas de clavos y tuercas que a veces añaden a la metralla las vísceras de quienes las detonan. Llegan a sus blancos en maletas, automóviles, burros o lanchas motoras. Explotan en edificios oficiales, y si éstos están demasiado protegidos en cafés, discotecas, tiendas… Matan a todo el que pasa por allí. Están construidas con elementos robados, o reciclados, y objetos inofensivos adecuadamente transformados; fertilizante, gasoil, productos de limpieza, explosivos industriales, teléfonos móviles, combustible. Utilizan la alta tecnología en contra de sus fabricantes, o mediante sofisticados sistemas convierten cosas comunes en armas mortíferas. Es ‘High Low Tech’.

El objetivo de las bombas inteligentes son quienes fabrican y controlan las bombas caseras. El objetivo de las bombas caseras es causar el máximo daño posible a quienes fabrican y utilizan las bombas inteligentes. Como en el chiste del dentista, ambos lados tiene mucho que perder. Pero a diferencia del chiste, ambos lados se hacen daño. Mucho daño.

Hablamos de un mundo en el que nunca estás seguro de volver a casa por la noche; donde una persona con talento nacida en el lado equivocado sólo tiene la oportunidad de desarrollarlo en el limitado campo de la química explosiva; donde visitar los lugares que están del Otro Lado te convierte, automáticamente, en una diana ambulante.

Estamos hablando de un mundo en el que los unos y los otros tienen justificaciones racionales para lo que hacen. En el que explosiones siguen a explosiones, sin posible diálogo. Y en el que vivir es un asco. Un Mundo-Gaza. Nuestro mundo, de seguir así (y así), mañana.

Socorro.

La primera versión de Mundo-Gaza fue escrita a finales de octubre de 2003

7 comentarios

  1. Dice ser Ribalta

    Lo curioso del asunto es, segun mi opinion, que los del ‘lado bueno de la fuerza’ necesitan mucho mas a los del lado ‘oscuro’ para mantener el nivel de vida que al reves. Suele ser siempre asi, cuanto mas alto estas en la ‘piramide social’ mas dependes de los que tienes debajo.Rib.Aqui y Ahora.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser koukol

    Recuerdo que cuando era peque

    07 Octubre 2005 | 20:16

  3. Dice ser Marlon

    La gente compra armas para defenderse de mas gente que compra armas.Y los que salen ganando son los que las venden.

    11 Octubre 2005 | 13:46

  4. Dice ser Morpheus

    Pelotudo, enseña a ahcer bombas caseras asi lo hacemos mierda a Bush

    13 Octubre 2005 | 18:42

  5. Dice ser pepe

    Dices: “El objetivo de las bombas inteligentes son quienes fabrican y controlan las bombas caseras. El objetivo de las bombas caseras es causar el máximo daño posible a quienes fabrican y utilizan las bombas inteligentes.”Error !: Las bombas “inteligentes” tienen como objetivo a los terroristas, pero las bombas caseras tienen como objetivo a los civiles que van a trabajar, o a divertirse, o simplemente de compras, y no a los responsables de que las bombas inteligentes exploten.Por lo demás, obviamente que para mi está muy claro que nada justifica el terrorismo, ni la miseria mas espantosa. El hambre justifica como mucho, robar para comer. Pero matando nadie va a acceder a su sustento.

    16 Octubre 2005 | 22:55

  6. Dice ser erick

    ers una mierda

    23 Noviembre 2006 | 23:32

Los comentarios están cerrados.