BLOGS

José Ángel Esteban. Señales de los rincones de la cultura. Y, por supuesto, hechos reales.

Horizontes vendidos

Un tribunal francés está apunto de condenar a 500 euros a unos tipos por emborronar carteles publicitarios. Blandos: por delito tan atroz habría que retirarlos de la circulación.

Pero, ¿en qué consistía exactamente el borrón?: ¿un escupitajo?, ¿una firma de auto afirmación adolescente?, ¿alguna derivación del caca, pedo culo, pis o, atrevidos, pollas y coños dibujados? No. Lo que quedó escrito sobre los enormes cartelones de Clear Channel, la gran mayorista mundial de las vallazas –decenas de metros cuadrados que parcelan el horizonte y envuelven las fachadas: hubo un momento en que eso era arte– lo que pintaron los desalmados fue lo siguiente: esto puebla el espacio de nuestro sueños y es todo mentira.Todo.

Son los déboulonneurs, es decir, los desmontadores, los que, según el diccionario, se dedican a echar abajo el prestigio, en este caso, de la publicidad, para bajarla de su pedestal, tal y como ha contado LLuis Uría. Se citan una vez al mes sin que nadie se apunte el tanto y garabatean contra-esloganes en el corazón de la vallas; entran como hordas en los grandes almacenes y simplemente desenvuelven paquetes y paquetes y acumulan envoltorios hasta levantar montañas absurdas, explícitas, ridículas, sin quedarse nada, sin pagar por nada; rescatan toneladas de folletos de los buzones y los colocan delante de los portales en gigantesco gurruño. Y reparten consignas: Garantizamos precios bajos todo el año evoluciona a Garantizamos salarios bajos todo el año. En un hipermercado el Consumir mejor, es urgente“, es retocado hasta Consumir menos, es urgente o trabaja, consume, muere.

No pretenden que desaparezca la publicidad – no sueñan- sólo quieren ponerle puertas al campo y reducir sus tamaños, sus impactos, su agresiva invasión de nuestra vista, de nuestro horizonte. Ahora visitan los tribunales pero llevan años retorciendo los mensajes. El fiscal, melifluo, paternal, protector, ignorante, les ha pedido a estos destrozadores del sistema, que “reflexionen” sobre su comportamiento. Ellos, con sus acciones políticas visibles y sin discursos vacíos dicen que eso es precisamente lo que han hecho.

En Sao Paulo se discute y se hace política necesaria desde meses con el asunto. Y aquí, entre nosotros, hay quien lo intenta – con exposición de contra-anuncios, como el de arriba: vistazo, es un reclamo que ni vende ni cuesta nada, pero vale. Vale.

•••

“Si usted no cede le pondrán bombas y si no le ponen bombas es porque ha cedido”. ¿A quién se vende esa clase de razonamiento? ¿Quién lo compra? Porque, veamos: como le han puesto una bomba es que no ha cedido. Y si no ha cedido yo debería apoyarle. Pero si le apoyo, me quedo sin discurso. Luego no puedo apoyarle. Y si no le puedo apoyar es porque ha cedido aunque le hayan puesto una bomba por no ceder. Así que deme las gracias por rescatarle de su ridículo.

En casa, mientras sonaba de fondo el run run, L., a la que le falta para terminar Primaria, ha preguntado: ¿por qué gritan como si nos le escucharan? Hemos seguido haciendo un mapa de las fases de la luna.



4 comentarios

  1. Dice ser MM

    Estudié publicidad hace ya unos años. Desde el primer año, descubrí la gran mentira, la manipulación, el engaño mediático, el poder.Me parece de p.m. que un movimiento, como este que comentas, se atreva a poner esas puertas al campo. Es como un despertar social aletargado durante años y años.Muy bueno la salida del fiscal, seguro que éste, está abducido por el sistema, dormido tan profundamente como gran parte de esta sociedad consumista occidental, en la que nos incluimos todos y todas.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser carmen

    Si me quedaba alguna duda, ayer lo corroboré: los del PP son golpistas

    16 Enero 2007 | 19:17

  3. Dice ser harlem

    Me sumo con entusiasmo a los déboulonneurs. ¿En España no hay?

    16 Enero 2007 | 19:19

  4. Dice ser Srita A Secas

    Todos los hombres son mortales, Sócrates es un hombre, luego Sócrates es mortal. Esto se llama silogismo, es la base con la que se construyen nuestros razonamientos y este en concreto, es uno de los más viejos intentos por ordenar eso del “razonar” y no permitir que las palabras puedan decir cualquier cosa. Este intento de poner límites al uso de los razonamientos para convencer a los demás de lo que uno quiere, produjo notables esfuerzos allá por la Grecia de los atenienses, sobre todo para pararle los pies (por no decir las lenguas) a esos inmorales sofistas, lease: retóricos, que podían convencer a cualquiera de cualquier cosa. Y ahí estaba su secreto, su éxito, y también su fama.Los filósofos se estrujaron el cerebro para buscar cuando y como los razonamientos eran verdaderos y cuando no, y por mucha lógica que intentaron establecer como límite a esos usos, resulta que no hay modo de establecerlo de una vez para siempre. Resulta que los retóricos que en Atenas manejaban la política y los juzgados, hacen lo mismito hoy por hoy, usas los mismos instrumentos para los mismos fines, y más donde les dan alas democráticas, lease: verborraicas.Los medios de comunicación cierran el círculo de la verborrea con su repetición, ahorrando saliva a algunos y produciendo sorderas crónicas en otros.

    17 Enero 2007 | 16:34

Los comentarios están cerrados.