Entradas etiquetadas como ‘rosa’

Venganza después de que su hermano le ‘hackeara’ el perfil de Facebook

Los 15 años son una edad muy mala. Bueno, en general la adolescencia es un período difícil, de demasiados cambios, y quizás por eso a casi todo el mundo le da por hacer cosas raras. A mi amigo Alberto le dio por no afeitarse, y le llamaron durante años Mostacho en honor a su pelusilla, a mi amiga María le dio por llorar: cada lunes tenía un novio nuevo, cada viernes lo dejaban… y a llorar. Y a un compañero de clase le dio por tomarse la justicia por su mano y aplicar el ojo por ojo en todo: terminó llamando “Venganza” a su perro, no os digo más.

“¿A qué viene esta introducción?” Os preguntaréis (como siempre). Pues bien, una vez tenemos los conceptos “15 años” y “venganza” estáis en disposición de leer la historia de hoy, protagonizada por un muchacho holandés vengativo llamado Tobias Mathijsen y su hermano adolescente, que cometió el error de aprovechar que el mayor se había dejado su cuenta de Facebook abierta y puso todo patas arriba.

Aunque no sabemos los detalles, podemos imaginar qué pudo hacer: romper con su novia, subir una foto de Ben Affleck y escribir “este tío me pone mucho”, publicar en el muro “soy tonto y en mi casa no lo saben” y rematar con un “mi hermano es el mejor”, aclarando la autoría de los hechos, por si acaso hubiese dudas.

El hermano mayor dijo que eso no podía ser, puso el grito en el cielo y aprovechó su posición para jurar venganza. Es una cosa que suelen tener los hermanos mayores: son más grandes, más listos y, por ende, más vengativos. A ti te hace una y te la tienes que comer, porque no se te ocurren formas ingeniosas para vengarte; ahora bien, si tú le gastas una broma ten por seguro que te la va a liar… y bien liada. Lo que no tengo claro es si alguien llegaría a los extremos del protagonista del vídeo…

Podría ser una campaña viral (aunque no tiene pinta), pero el vídeo merece la pena que lo comentemos. Con la ayuda de unos cuantos amigos, el hermano mayor redecora la habitación del pequeño: una pared rosa por aquí, un póster de Justin Bieber por allá, unos juguetes femeninos a este lado… ¡y zas! La perfecta habitación de niña… para un chaval de 15 años.

El pequeñín (por ser amable) se lo toma con humor y admite que quizás no debería haber trasteado en una cuenta de Facebook que no era la suya (es lo que en el vídeo se subtitula como “frape”), al mismo tiempo en que reconoce que es tan vago que probablemente no va a cambiar la decoración, por muy femenina que parezca. Bueno, bastará con que le pongan de nuevo la puerta, porque también se la quitaron para que todos pudieran ver la nueva decoración.

PD: ¿Alguna venganza creativa en vuestro historial? Soy todo oídos.

Lo más raro que ha pasado durante la semana (Del 4 al 10 de abril)

BecConsejo: “Comparte la alegría”

Sé que añoráis la sección de Lo más raro de la semana, por eso vuelvo a traerla después de siete días de descanso.

Ya sabéis: algunas de las historias que no han tenido cabida en el blog durante la semana, algunas por despiste, otras porque no cabían, varias porque se repetían… ¡pero aquí van!

1. Una boda canina de 23.000 euros

Hay gente que tira por la casa por la ventana cuando se va a casar, pero sabes que alguien es asquerosamente rico cuando en lugar de gastarse el dinero en su boda… lo está gastando en la boda de sus perros. Sí amigos, casi 23.000 euros (que ya los quisiera yo para mí) es lo que costó la boda de dos perritos en el Reino Unido. Son dos Yorkshire Terrier y la responsable del despilfarro es la dueña de ella (Lola) que responde al nombre de Louise Harris y tiene 32 años.

La prensa británica desgrana la factura, pero amigos, yo creo que no tengo espíritu para traducirlo. Sí os digo que hubo joyería, un dineral en comida para personas y perros, maquilladores, peluqueros, fotógrafos… ¡¡¡Hubo una fuente de chocolate y gastaron más de mil euros en flores!!!

2. Se pone las orejas de elfo

Sé que después de las 42 operaciones de Cindy Jackson todo os parecerá poco. No obstante, tengo que detenerme ante Jordan Houtz, una muchacha que se ha dado a conocer porque se ha puesto las orejas puntiagudas (al estilo elfo, para que nos entendamos).

Lo vi en la televisión estadounidense ABC, donde alertaban de que esta nueva moda de ponerse las orejas puntiagudas, al estilo Spock, es irreversible; a pesar de lo cual empezaba a gozar de cierto éxito entre los jóvenes.

Evidentemente, esta intervención no está exenta de riesgos. El doctor Arthur W. Perry avisa de que es posible que se te deforme la oreja y que tengas una infección, algo que podría destruirla en pocos días.

Para ponerse orejas de duende es necesario cortar la parte superior de los cartílagos, según contaba a la cadena el señor Steve Haworth, experto en este tipo de intervenciones. Digo yo que, teniendo en cuenta que igual en unos años te cansas… mejor hacérselo temporal, ¿no? También habrá alguna forma de hacerlo.

3. Obsesionada con el color rosa

Wanda Matthews tiene 20 años, dos hijos y una obsesión: el color rosa. Hasta tal punto llega su pasión por ese color que su casa es de color rosa.

Y cuando digo su casa no digo la fachada, digo su dormitorio, el salón, la cocina, el baño y la sala de juegos para los niños. Y cuando digo todo, es todo: desde las alfombras hasta los muebles, la cafetera, la tostadora, las ollas y las sartenes. Todo en la casa de esta británica es pink.

Dice el diario británico Metro, que es donde vi la información, que sólo compra productos de limpieza rosas, que tiene un iPod rosa y que su móvil es de color negro. Es broma, el móvil también es rosa, es que hoy me he comido un payaso y por eso vengo tan gracioso.

¿Es posible repetir más veces la palabra “rosa” en menos párrafos? Yo creo que no.

4. No puede cerrar los ojos

Supongo que recordáis la historia de Holly Thompson, que bostezó y no pudo cerrar la boca durante cinco horas. Pues bien, imaginad que en lugar de la boca fueran los ojos y en lugar de cinco horas fueran seis años.

Pues es el caso de Marilyn Leisz, a quien una operación para arreglar un defecto congénito en sus ojos (seguimos con las operaciones, está siendo una semana muy quirúrgica) la ha dejado con los ojos abiertos durante más de un lustro, según la NBC (gracias a mi compañera Amaya por avisarme).

Después de 30 intervenciones para solucionar el problema no ha sido posible y Leisz, de Nueva Jersey (EE UU) se ve obligada a echarse líquidos en los ojos cuando se va a duchar, cuando se va a dormir, etc. Demandó al médico que la operó y de momento ha ganado casi 80.000 euros. Prácticamente nada, si tenemos en cuenta que el problema persiste.

PD: También han inventado una colonia con olor a bacon, pero eso para otro día, ¿no?

PD2: Se queda por el camino una boda en pleno vuelo, pero muchísimas gracias, Gaby. Sabés que se te quiere por acá.