Entradas etiquetadas como ‘louise harris’

Ha gastado 116.000 euros en su perrita

Los hay que no saben en qué gastar su dinero. Sé que el concepto lo tenéis más o menos en mente, pero antes de seguir quiero que os hagáis a la idea. Hay gente, repito, que no sabe cómo gastar su dinero… y da un asco tremendo bastante repelús. Como no es igual contarlo que verlo, os pongo un ejemplo, extraído del programa APM?, que a su vez lo extrajo de Mis súper dulces 16, de la MTV.

Ahora que os ponéis en situación, es el momento de seguir con un caso más reciente. El de Lola, la perrita de Louise Harris.

Louise es británica, tiene 32 años y una devoción por su Yorkshire que traspasa los límites de la racionalidad. Solo así se explica que se haya dejado más dinero del que yo voy a ganar en años en su Lola (amigos del otro lado del charco, sigo hablando de su perrita).

Un ejemplo, para que os hagáis a la idea. Louise se quedó prendada de la tiara que llevaba en su boda Kate Middleton (ahora Catalina) y decidió que Lola necesitaba una igual. Se puso manos a la obra, la encargó y a cambio de unos 580 euros consiguió “una réplica en su tamaño, que merecía la pena al 100%”, según declara nuestra amiga derrochadora a la prensa británica.

No obstante, la tiara es solo la punta del iceberg. Debajo, a lo largo de los siete años que Lola y Louise llevan compartiendo secretos y fiestas de pijamas, la pequeña Yorkshire ha sido obsequiada con vestidos hechos a mano (de más de 465 euros cada uno), una cama especial también realizada a mano (de casi 6.000 euros… ¡¡¡6.000!!!) y también cuenta con su propia colección de joyas. Vamos, lo que necesita un perro para saciar sus necesidades básicas y algún que otro capricho, ¿no?

Obviamente, con tanto chisme, Lola también requiere un armario y unos cajones para ella. “Tiene más vestidos que yo”, dice su amiga Louise. Sabéis que yo soy partidario de que, dentro de unos límites, cada uno se gaste su dinero en lo que le plazca, pero esto igual se nos ha ido de las manos. No me imagino todas las canicas que tendrá que vender nuestro amigo Harli Jordean para costearse esas cosas… es demasiado dinero hasta para un empresario de ocho años.

Tampoco pido que dé el dinero al Tercer Mundo y se busque un trabajo de mileurista, pero… ¿116.000 euros en tu mascota? Supongo que la pobre Lola será como esos niños repipis del cole cuyos padres están forrados: si te acercas te llevas un bocado.

PD: ¿En qué gastaríais vosotros 100.000 euros si los tuvierais?

Lo más raro que ha pasado durante la semana (Del 4 al 10 de abril)

BecConsejo: “Comparte la alegría”

Sé que añoráis la sección de Lo más raro de la semana, por eso vuelvo a traerla después de siete días de descanso.

Ya sabéis: algunas de las historias que no han tenido cabida en el blog durante la semana, algunas por despiste, otras porque no cabían, varias porque se repetían… ¡pero aquí van!

1. Una boda canina de 23.000 euros

Hay gente que tira por la casa por la ventana cuando se va a casar, pero sabes que alguien es asquerosamente rico cuando en lugar de gastarse el dinero en su boda… lo está gastando en la boda de sus perros. Sí amigos, casi 23.000 euros (que ya los quisiera yo para mí) es lo que costó la boda de dos perritos en el Reino Unido. Son dos Yorkshire Terrier y la responsable del despilfarro es la dueña de ella (Lola) que responde al nombre de Louise Harris y tiene 32 años.

La prensa británica desgrana la factura, pero amigos, yo creo que no tengo espíritu para traducirlo. Sí os digo que hubo joyería, un dineral en comida para personas y perros, maquilladores, peluqueros, fotógrafos… ¡¡¡Hubo una fuente de chocolate y gastaron más de mil euros en flores!!!

2. Se pone las orejas de elfo

Sé que después de las 42 operaciones de Cindy Jackson todo os parecerá poco. No obstante, tengo que detenerme ante Jordan Houtz, una muchacha que se ha dado a conocer porque se ha puesto las orejas puntiagudas (al estilo elfo, para que nos entendamos).

Lo vi en la televisión estadounidense ABC, donde alertaban de que esta nueva moda de ponerse las orejas puntiagudas, al estilo Spock, es irreversible; a pesar de lo cual empezaba a gozar de cierto éxito entre los jóvenes.

Evidentemente, esta intervención no está exenta de riesgos. El doctor Arthur W. Perry avisa de que es posible que se te deforme la oreja y que tengas una infección, algo que podría destruirla en pocos días.

Para ponerse orejas de duende es necesario cortar la parte superior de los cartílagos, según contaba a la cadena el señor Steve Haworth, experto en este tipo de intervenciones. Digo yo que, teniendo en cuenta que igual en unos años te cansas… mejor hacérselo temporal, ¿no? También habrá alguna forma de hacerlo.

3. Obsesionada con el color rosa

Wanda Matthews tiene 20 años, dos hijos y una obsesión: el color rosa. Hasta tal punto llega su pasión por ese color que su casa es de color rosa.

Y cuando digo su casa no digo la fachada, digo su dormitorio, el salón, la cocina, el baño y la sala de juegos para los niños. Y cuando digo todo, es todo: desde las alfombras hasta los muebles, la cafetera, la tostadora, las ollas y las sartenes. Todo en la casa de esta británica es pink.

Dice el diario británico Metro, que es donde vi la información, que sólo compra productos de limpieza rosas, que tiene un iPod rosa y que su móvil es de color negro. Es broma, el móvil también es rosa, es que hoy me he comido un payaso y por eso vengo tan gracioso.

¿Es posible repetir más veces la palabra “rosa” en menos párrafos? Yo creo que no.

4. No puede cerrar los ojos

Supongo que recordáis la historia de Holly Thompson, que bostezó y no pudo cerrar la boca durante cinco horas. Pues bien, imaginad que en lugar de la boca fueran los ojos y en lugar de cinco horas fueran seis años.

Pues es el caso de Marilyn Leisz, a quien una operación para arreglar un defecto congénito en sus ojos (seguimos con las operaciones, está siendo una semana muy quirúrgica) la ha dejado con los ojos abiertos durante más de un lustro, según la NBC (gracias a mi compañera Amaya por avisarme).

Después de 30 intervenciones para solucionar el problema no ha sido posible y Leisz, de Nueva Jersey (EE UU) se ve obligada a echarse líquidos en los ojos cuando se va a duchar, cuando se va a dormir, etc. Demandó al médico que la operó y de momento ha ganado casi 80.000 euros. Prácticamente nada, si tenemos en cuenta que el problema persiste.

PD: También han inventado una colonia con olor a bacon, pero eso para otro día, ¿no?

PD2: Se queda por el camino una boda en pleno vuelo, pero muchísimas gracias, Gaby. Sabés que se te quiere por acá.