Entradas etiquetadas como ‘panico’

Un buceador repele el ataque de un tiburón con una reacción inaudita

Una cámara y rapidez de reflejos ayudaron a un turista evitar ser herido durante un terrorífico encuentro con un tiburón, mientras buceaba en las Islas Vírgenes (EE UU). ¡¡¡Miedo, tengo miedo!!!

Dan Aquino estaba filmando tortugas, cerca de la playa de Maho Bay, cuando la tranquilidad de la escena terminó bruscamente con la aparición de un tiburón nodriza, publica el Daily Mail. Lee el resto de la entrada »

A la cárcel por utilizar pantalones a media nalga

Sagger_in_Parisp

Una moda, que en muchos países es algo normal, ha costado a dos jóvenes estadounidenses pasar dos días en prisión y una multa de 250 dólares (238 euros). Los pantalones a media nalga, que dejan al aire la ropa interior, pueden provocar miedo en la población de Tennessee, EE UU. ¿¿¿¿Qué???? Ni que fueran Leatherface, de La matanza de Texas, con la sierra mecánica a plena potencia.

Utilizar Sagging Pants (pantalones flojos) en el Central High School’s de Bolivar, Tennessee, está totalmente prohibido siguiendo una normativa estatal para este tipo de indumentaria. No quiero pensar qué puede ser si ven a alguien con burka. Lee el resto de la entrada »

Un tigre sufre un ataque de pánico tras ser abrazado por un borracho

Está el mundo tan suavecito, tan flojito, que hasta los animales en apariencia más fieros blandean de mala manera. Eso, al menos, es lo que le ha pasado a un tigre del zoológico de Kiev, que, aparentemente, sufrió un agudo ataque de pánico después de que un hombre borracho se saltara las medidas de seguridad para entrar en su jaula y abrazarlo. ¿Miedo a un borracho? ¿Un tigre? Esto no es lo que nos han enseñado los documentales Wild life de National Geographic. ¡Qué decepción de fauna, de verdad!

Nicolas Vollmer / Flickr

Nicolas Vollmer / Flickr

Bien es verdad que la historia tiene algunos recovecos que dan pie para que el animalito, de nombre Malysh, se llevara un susto, pero me parece exagerado el estado de ansiedad en el que entró tras el incidente, que aconteció de la siguiente manera. El borracho, en un alarde de estupidez propia de aquellos que se han pasado con las copas -me imagino la clásica conversación etílica que acaba con un amigo retando a otro al grito de ¡no hay huevos!-, escaló la reja que separa a Malysh de sus visitantes y se dio un soberano hostión, que no fue óbice para que tuviera el arrojo de acercarse al tigre y propinarle un abrazo. El animalito, en principio, sujetó fuertemente a su inesperado visitante (ya hay que tener ganas, porque debería de apestar a vodka) y éste, para zafarse, sacó como pudo una pistola y disparó al aire.

Tras el tiro, el hombre fue detenido y trasladado a un hospital, donde recibió atención médica. A mí, personalmente, me gustaría que además de los cuidados médicos también hubiera recibido un par de bofetones, pero eso no lo sabemos… El caballero, seguramente, se encuentra ahora tan pancho, vacilando de ir sobrado de testiculina por su ‘hazaña’.

Peor le fue a Malysh. Según uno de los trabajadores del zoo, como consecuencia del incidente, el felino lleva varios días conmocionado. “Sufrió un ataque de ansiedad y miedo y durante horas permaneció acurrucado en un rincón de su jaula, rehuyendo cualquier tipo de contacto”. El mismo empleado asegura que Malysh suele ser muy afable con los humanos y que le va a costar un tiempo recuperarse del susto. Es lo que tienen los animales en cautividad, que se ablandan tanto que no son capaces de poner a los intrusos en su sitio. Y, encima, se asustan. ¡Ay, National Geographic, cuánto nos has engañado!

Pánico en un avión por una frase de ‘La princesa prometida’

vueloprincesaprometidaYa lo advirtió sir Francis Bacon, “el conocimiento es poder”. A partir de esta sentencia podemos deducir que la falta de conocimiento, o la ignorancia, provoca indefensión, y la indefensión conduce al miedo, éste al lado oscuro y… creo que estoy mezclando ideas, pero ahora lo entenderéis todo.

En un vuelo de Qantas entre Sydney y Auckland, un pasajero causó el pánico entre sus compañeros de viaje por portar un mensaje tan inocuo como célebre. El caballero, de nombre Wynand Mullins, se subió al avión ataviado con una camiseta en la que se podía leer “Hello, my name is Inigo Montoya, you killed my father, prepare to die” (“hola, mi nombre es Íñigo Montoya, tú mataste a mi padre, prepárate a morir”). La frase, seguramente la más emblemática de la archiconocida película (y el libro) ‘La princesa prometida’, dio para que muchos pasajeros se sintieran amenazados por Mullins, que no podía salir de su asombro. Lee el resto de la entrada »