Entradas etiquetadas como ‘enamorados’

Un niño arruina una petición de mano de una manera sorprendente

En medio de una romántica e inolvidable propuesta matrimonial, un niño decidió hacer de las suyas sin importarle el que dirán. El chaval todavía no conocía el significado de la palabra vergüenza.

El vídeo muestra como un enamorado se arrodilla y pide la mano a su novia, al lado de una fuente. De repente, un muchacho, que juega tranquilamente detrás de ellos, se baja los pantalones por una imperiosa necesidad de aliviarse. O-O Lee el resto de la entrada »

Ideas descabelladas para celebrar el día de los enamorados

Sabéis que yo no soy #muyfan de San Valentín, quizás porque llevo en mi interior el espíritu (en modo vago) de Phineas Flynn y mientras Isabella canta “la ciudad del amor” yo estoy pensando en gente adicta a comer plásticoparecidos que no se parecensirenas que boicotean obras en Zimbabue… resumiendo… que soy un tipo difícil de llevar, como me dicen en la redacción mis jefes (que son todos, porque el becario, si algo tiene, son jefes: ¡¡todos te mandan!!).

No obstante, hoy quiero que se desquiten aquellos que se quedaron con un mal sabor de boca hace unos días cuando publicaba una serie de ideas y consejos para perder a tu pareja en San Valentín de la forma más eficiente posible, por lo que para ti, que estás enamorado y no quieres dejar a tu pareja, hoy llega la edición especial Un San Valentín becario (le pongo “becario” a cualquier cosa que hago, sí), patrocinado por Trolly que este mes va disfrazado de Cupido, como podéis ver.

Sin más dilación (una de esas frases que lees pero jamás oyes decir a nadie) y organizados de más pasteloso a más revolucionario os traigo cuatro ideas para pasar un día de los enamorados inolvidable… eso sí, no me hago responsable de lo que pueda pasar, ni para bien, ni para mal.

1. Una remezcla de canciones

Si lo tuyo es el amor tradicional, el de las canciones de Serrat junto a una hoguera, seguro que te gusta esta idea. Una remezcla de canciones románticas que algunos idolatrarán y otros denostarán. Si te gusta el algodón de azúcar y no te da miedo que se produzca un suicidio colectivo de osos amorosos, no te puedes perder el vídeo de Fredde Gredde, que poco a poco está petándola en YouTube mezclando un montón de canciones románticas en casi siete minutos. Yo le encuentro cierto encanto (a la mezcla), aunque si la escuchas muchas veces seguro que terminas pidiendo que Álex Ubago y Conchita se casen el uno con el otro.

2. Una noche perfecta

Ya nos vamos conociendo (si eres nuevo en el blog me presento: “Hola, soy Bec y escribo de tonterías cinco días a la semana, a veces incluso más”), de modo que no os extrañará que la segunda propuesta que os traiga sea un efecto mariposa (que dirían en El Hormiguero) del estilo “pasar una página del periódico mientras desayunas”. Requiere cierta preparación (bueno, cierta… requiere un currazo de la hostia una dedicación concienzuda) y solo lo recomiendo si crees que esa noche vas a pillar seguro. Es decir, no lo hagas en una primera cita porque quizás tú te veas como el protagonista de Numb3rs, pero él o ella te verán como el profesor Frink. En cualquier caso, echa un vistazo por si te vale.

3. Una noche para tres

Si estás harto de que todos los aniversarios y fechas especiales sean iguales, dale un vuelco a tu vida y apuesta por una noche diferente. En Reino Unido, una empresa ofrece para este día tan especial la genial oferta “noche para tres”: por 475 euros puedes pasar una noche en un hotel de lujo con desayuno para ti y tus dos parejas (la mayoría nos volvemos locos para encontrar una… imagínate dos), según recoge la prensa británica.

El desayuno te lo llevan a la cama y hay una cama tamaño gigante decorada con pétalos de rosas en la que puedes beber champán y comer chocolate hasta que a uno de los tres le dé una indigestión o se emborrache de modo que solo queden dos y hagan todo más fácil. Ahora bien, si tenéis pareja y lo proponéis recordad que puede que vosotros imaginéis una noche espectacular rodeados de dos personas increíbles… y lo más probable es que la terminéis pasando solos viendo el horóscopo de Esperanza Gracia.

4. Divorcio exprés en el Caribe

Como última opción, muchachos… puede que la cosa haya salido mal, realmente mal. Imaginad que habéis empezado el día con una boda a todo tren, pero diez minutos después os queréis divorciar. Estas cosas pasan, ¿eh? Que si “tu madre me mira mal”, que si “la tarta no es la que yo quería”, que si “me has pisado en pleno baile”… bueno, cosas que pasan. No obstante, si tenéis 5.300 euros a mano y ganas de pasar una luna de miel exprés que acabe en divorcio exprés tengo el paquete vacacional ideal para vosotros.

Según leo la prensa británica, tú y tu pareja podéis volar a la Republica Dominicana y, tan solo un día después de la boda, os divorciáis en diez minutejos. Después podéis volver a casa o quedaros en la isla, ya que estáis, disfrutando de vuestra recién estrenada separación. ¿Qué os incluye el paquete? Bueno, en ese dinero están los vuelos, el alojamiento y el papeleo y, aunque está pensado especialmente para los británicos (allí no tienen aún divorcio exprés, por lo que parece), puede ser una idea también para los españoles, porque aunque ahora podemos divorciarnos ante notario, no podemos hacerlo al día siguiente de la boda y eso, quieras o no, termina siendo un inconveniente. Ahora bien, si lo que te diga el juez allí no te vale aquí a mí no me culpes, ya sabes que yo no quiero responsabilidades.

PD: ¿Tenéis algo pensado vosotros? Bueno, ya me contáis cómo os salen los planes.

Salvaron su vida en el ‘milagro del Hudson’… y se enamoraron

Seguro que os acordáis. Fue una de las noticias más impactantes de 2009, aunque ocurrió a primeros de año. Un avión con 155 personas chocaba con una bandada de pájaros y caía a un río en Nueva York. Después se conocería como el amerizaje (o milagro) del Hudson. Parecía imposible, pero no hubo muertos.

Pues bien, justo cuando está a punto de cumplirse un año de aquello, empiezo a encontrarme con historias que salen de aquel momento crítico y algunas son de película. La mejor de todas, para mí, es la de Ben Bostic y Laura Zych, que empezaron una historia de amor que aún continúa después de aquel milagro.

Os cuento un poco cómo sucedió. Laura (31 años) y Ben (39 años) iban a bordo del famoso vuelo US Airways 1549. Ben recuerda que vio a Laura y deseó que su asiento fuera el del al lado, pero no fue así. Entre ambos habían unas filas de diferencia, según cuenta el Daily Mail.

Después del amerizaje las 155 personas abandonaron el avión por las alas y fueron llevados en embarcaciones hasta la costa. Si fuera una película de verdad, probablemente en esas embarcaciones, entre el frío y el shock, él (Hugh Grant) le habría dicho alguna frase ingeniosa a ella (Sandra Bullock). Ella habría desconfiado un poco y al final habrían terminado en la costa, envueltos en sus respectivas mantas, descubriendo que eran el amor de sus vidas.

El caso es que como no es una película no ocurrió así. Lo que pasó fue que seis meses después del amerizaje ambos acudieron a una fiesta (los supervivientes han hecho piña y se reúnen bastante a menudo). “Junto a un pasajero que conocía estaba Ben”, cuenta Laura, y ese hombre le preguntó si sabía quién era Ben, a lo que ella respondió que no. Ben, que seguía prendado de ella, dijo algo así como que se había fijado en ella aquel día (no tan romántico, ¿eh? Pero ésa era la idea).

Hablaron un poco y Ben se iba a una fiesta en casa de su hermana cuando Laura le convenció de que no lo hiciera. Finalmente le invitó a su casa, porque ya se estaba haciendo tarde.

Estuvieron hablando hasta las 6 de la mañana en el porche. Ben, que es desarrollador de software, entraba a currar a las 8.

“No me importó, en ese momento aquello era exactamente lo que quería hacer“, cuenta Ben. Desde entonces, siguen juntos.

PD: Una relación digna de nuestra historias de amor increíbles.

Hoy hace un año…

Había motivos para no esquiar nunca más

Encontrábamos grandes poetas anónimos

– Envía el post:

Bookmark and Share