Entradas etiquetadas como ‘milagro del hudson’

Salvaron su vida en el ‘milagro del Hudson’… y se enamoraron

Seguro que os acordáis. Fue una de las noticias más impactantes de 2009, aunque ocurrió a primeros de año. Un avión con 155 personas chocaba con una bandada de pájaros y caía a un río en Nueva York. Después se conocería como el amerizaje (o milagro) del Hudson. Parecía imposible, pero no hubo muertos.

Pues bien, justo cuando está a punto de cumplirse un año de aquello, empiezo a encontrarme con historias que salen de aquel momento crítico y algunas son de película. La mejor de todas, para mí, es la de Ben Bostic y Laura Zych, que empezaron una historia de amor que aún continúa después de aquel milagro.

Os cuento un poco cómo sucedió. Laura (31 años) y Ben (39 años) iban a bordo del famoso vuelo US Airways 1549. Ben recuerda que vio a Laura y deseó que su asiento fuera el del al lado, pero no fue así. Entre ambos habían unas filas de diferencia, según cuenta el Daily Mail.

Después del amerizaje las 155 personas abandonaron el avión por las alas y fueron llevados en embarcaciones hasta la costa. Si fuera una película de verdad, probablemente en esas embarcaciones, entre el frío y el shock, él (Hugh Grant) le habría dicho alguna frase ingeniosa a ella (Sandra Bullock). Ella habría desconfiado un poco y al final habrían terminado en la costa, envueltos en sus respectivas mantas, descubriendo que eran el amor de sus vidas.

El caso es que como no es una película no ocurrió así. Lo que pasó fue que seis meses después del amerizaje ambos acudieron a una fiesta (los supervivientes han hecho piña y se reúnen bastante a menudo). “Junto a un pasajero que conocía estaba Ben”, cuenta Laura, y ese hombre le preguntó si sabía quién era Ben, a lo que ella respondió que no. Ben, que seguía prendado de ella, dijo algo así como que se había fijado en ella aquel día (no tan romántico, ¿eh? Pero ésa era la idea).

Hablaron un poco y Ben se iba a una fiesta en casa de su hermana cuando Laura le convenció de que no lo hiciera. Finalmente le invitó a su casa, porque ya se estaba haciendo tarde.

Estuvieron hablando hasta las 6 de la mañana en el porche. Ben, que es desarrollador de software, entraba a currar a las 8.

“No me importó, en ese momento aquello era exactamente lo que quería hacer“, cuenta Ben. Desde entonces, siguen juntos.

PD: Una relación digna de nuestra historias de amor increíbles.

Hoy hace un año…

Había motivos para no esquiar nunca más

Encontrábamos grandes poetas anónimos

– Envía el post:

Bookmark and Share