Entradas etiquetadas como ‘banco’

Saca 10 millones del banco para mirarlos y convencerse de que es multimillonario

El multimillonario nigeriano Aliko Dangote, considerado el hombre más rico de África y la 136 fortuna del mundo, según Forbes, reveló durante una entrevista una curiosa anécdota sobre cómo quiso demostrarse a sí mismo que era un potentado.

Durante una conferencia celebrada en Abiyán (Costa de Marfil), Dangote comentó que su fortuna había superado los 12.000 millones de dólares. Sin embargo, el no estaba seguro de amasar tanto dinero, como el tío Gilito cuando comprueba su caja de caudales. Lee el resto de la entrada »

Se queda en topless frente al empleado de un banco para conseguir un préstamo

Una joven de 25 años se quedó en topless frente al empleado de un banco en la ciudad de Kazán (Rusia), en un intento desesperado por convencerlo de otorgarle un préstamo. O-O ¿Lo qué?

Un vídeo de una cámara de seguridad muestra a Yulia Kuzmina, la solicitante del dinero, quitándose un suéter y quedándose en sujetador ante los ‘ojos atónitos’ del caballero. Lee el resto de la entrada »

Tras consultar en internet cómo robar un banco, lo atraca y es detenido

William Joe Johnson, de 26 años de edad, fue arrestado por agentes de la Oficina del Sheriff del Condado de Pinellas, en Florida (EE UU) asaltar una sucursal bancaria, de donde sustrajo una cantidad no especificada de dinero.

Hasta aquí podría ser un suceso normal, un clásico robo a un banco, pero Mr. Johson, que amenazó presuntamente a la cajera de la entidad con un arma de fuego, siguió a rajatabla un manual de atracos a bancos que había consultado en internet horas antes. O-O Mejor documentarse para que todo saliera a pedir de boca. ¡¡¡Craso error!!!

Con lo que no contaba William Joe es que su correría, al más puro estilo John Dilliger, iba a acabar como el rosario de aurora. La realidad no es como el guion de una película de ladrones de guante blanco, y  fue cazado casi inmediatamente. Su plan de huida falló con estrépito. Lee el resto de la entrada »

Ingresa en un banco 226 kilos de monedas que ahorró durante 65 años

centavos_ahorrop

Ira Keys es un jubilado, de Slaton (Texas), que tomó al pie de la letra el consejo que le dio su padre cuanto tenía diecisiete años: “Si puedes, intenta guardar todos los centavos que caigan en tus manos“. Pues dicho y hecho. Desde 1952, Mr. Penny (centavo) acumuló pacientemente 226 kilos de monedas que guardó en botes de pintura. ¡¡¡Mi tesoro!!!

Cada vez que iba a comprar y me daban las vueltas, guardaba todas las monedas de un centavo“, indicó Keys en una entrevista. “Después de tantos años, pensé que era el momento de ingresar el dinero en un banco. Quería saber cuánto tenía ahorrado“, añadió.

Lee el resto de la entrada »

Lo detienen por robar un banco y no pierde la sonrisa ni en la foto policial

ladron-risaEste post lo podría titular como: ‘Sonríe al pajarito’. Así se tomó Michael Whitington, un atracador de bancos estadounidense, su instantánea para la ficha policial. En vez de ante la autoridad, parece que estaba en el fotomatón de una feria. Se cruza Torrente con este ‘figura’ y seguro que lo contrata para su equipo.

Según el atestado de los agentes, ‘Mr. Smile’ robó una entidad financiera en una zona peatonal de Denver (Colorado) y luego trató de huir en un tranvía. Como no podía ser de otra manera, los policías cazaron a Whitington en la siguiente parada (menudo plan de fuga). Vamos que la preparación del saqueo fue peor que la del famoso Atraco a las tres. Algunos, por mucho que lo intenten, no tienen remedio.

Lee el resto de la entrada »

Un exconvicto de 73 años atraca un banco porque quiere volver a la cárcel

Imagen del CCTV del banco que sufrió el atraco de Walter Unbehaun.

Imagen del CCTV del banco que sufrió el atraco de Unbehaun.

Dicen que la cabra siempre tira al monte y es un dicho aplicable a muchísimas situaciones. Seguro que todos habéis hallado un momento perfecto para utilizar esta expresión. Yo lo he vuelto a encontrar esta mañana, cuando he leído en CBS News que un exconvicto de 73 años atracó un banco con la única finalidad de que lo detuvieran y lo metieran de nuevo en la cárcel. ¡¡¡La cabra siempre tira al monte!!!

El delincuente reincidente (hermoso e involuntario pareado) es un anciano que atiende por Walter Unbehaun y que ha pasado la mayor parte de su vida entre rejas, tras protagonizar un buen número de asaltos a bancos. Su penúltima fechoría data de 1998, cuando protagonizó un robo en Illinois por el que estuvo encarcelado hasta 2011. Desde entonces, el inadaptado Walter ha estado en la calle ‘sufriendo’ su libertad. Así, hastiado por la condena de sentirse libre, decidió volver a las andadas. Caminando con la ayuda de un bastón y armado con un revólver, entró en la sucursal de un banco en un suburbio de Chicago, se acercó a una cajera, le dijo que no tenía nada que perder porque sólo le quedaban seis meses de vida, la amenazó y salió del recinto con 4.178 dólares (unos 3.000 euros). Esa cantidad irrisoria deja bien a las claras que el robo era sólo el medio para un fin mayor, ¿no? Lo que pocos podían sospechar es que el objetivo era volver a la trena.

Por supuesto, las cámaras de seguridad del banco lo grabaron todo, por lo que a la policía le costó muy poco identificar al ladrón. Apenas un día después, los agentes del orden daban con el paradero de Walter, que se alojaba en un motel. El delincuente arrojó su bastón al suelo y se dejó apresar sin oponer resistencia, quizás aliviado porque presentía que iba a volver a su hábitat natural -“me he sentido más cómodo en la cárcel que fuera”, aseguró-. Confesó ser el autor del robo y comentó a los que lo detuvieron que “quería hacer algo que garantizara que iba a pasar el resto de mi vida en prisión”. ¿Es esto una especie de síndrome de Estocolmo?

Pendiente de que se celebre el juicio, Unbehaun ha sido encarcelado. No se sabe si es cierto que sólo le queda medio año de vida, pero sí que podrían caerle hasta 20 años de condena por re-re-reincidente. Desconozco si las leyes federales de Illinois son condescendientes con los delincuentes mayores de X años, pero si quieren serlo con Walter, por favor, que lo dejen encerrado como es su deseo, no vaya a ser que haga daño a alguien…

Un panadero discapacitado atraca dos bancos con una ‘muletralleta’

La necesidad agudiza el ingenio y los aprietos económicos te pueden llevar al desastre. Eso es lo que le ha pasado a un panadero griego discapacitado, la presión de sus acreedores y el peso de las deudas al final pudieron con él.

Harto de ver facturas impagadas y avisos de desahucio (la crisis golpeó duramente su negocio), el hombre de 56 años se lío la manta a la cabeza y diseñó un plan casi perfecto: esconder una escopeta en una de sus muletas y dedicarse a atracar bancos al estilo Bonnie and Clyde.

Otra muleta pistola.

Otra muleta pistola (Policía de Río de Janeiro).

A primera hora de la mañana, entró en una entidad bancaria de Salónica y con una sangre fría que ya quisiera el mismísimo ‘jinete pálido‘, sacó el arma del interior de uno de los bastones y amenazó a todos los empleados. En este primer intento la suerte no lo acompañó ya que la caja fuerte era de apertura retardada y tuvo que huir sin nada en sus bolsillos.

No se desanimó y casi a renglón seguido entró en otra sucursal. Tras la misma operación estilo Plantet Terror (por lo de la ametralladora en forma de pierna), el tahonero tuvo más suerte y consiguió un botín de 12.000 euros. Por fin iba a poder pagar la mayoría de sus deudas, la fortuna parecía sonreírle… Nada más lejos de la realidad.

Las cámaras de seguridad de las entidades le habían grabado y un discapacitado con dos muletas no es muy difícil de localizar. Tras una operación policial que duró pocas horas, el panadero fue detenido cerca de su negocio. Ahora se enfrenta a dos acusaciones de robo con violencia y posesión de arma de fuego sin licencia.

Lo mejor de esta historia es que aunque asaltó por necesidad siguió siendo ‘honrado’, porque dedicó todo el dinero sustraído a pagar a sus acreedores. No se guardó ni un céntimo, según el informe de la policía. Eso sí, su corta carrera delictiva le va a salir muy cara.

 

Un banco ruso ‘invita’ a suicidarse a sus clientes morosos

banco-tinkoff-suicidioConfieso que entre mis muchas carencias está la de no tener ni pajolera idea de cirílico (?), así que tuve que acudir a mi amigo Dimitri para que me tradujera la noticia a la que llegué tras ver la impactante foto. Y mucho más impactado aún quedé cuando me enteré del mensaje. Es una campaña del banco ruso Tinkoff dirigida a sus clientes morosos, en la que se les dice, explícitamente, lo siguiente: “¿No ves la salida? El banco está dispuesto a ofrecerte una solución al problema”. El mensaje va acompañado de una imagen en la que un monigote dibujado en un dedo se suicida de un disparo en la cabeza. Blanco y en botella, ¿no?

La noticia salió publicada en un diario ruso de nombre casi impronunciable, que recibió la información de Viatcheslav Abramchukov, un joven destinatario de una de las aterradoras cartas que Tinkoff envía a sus clientes con problemas de pago. Viatcheslav pagó durante un año y medio un préstamo, pero tuvo que dejar de pagarlo porque los altos intereses le estaban ahogando (querido Viatcheslav, esto debiste pensarlo antes). El hombre, se quedó de piedra y llamó de inmediato al número que indicaba el mensaje para tratar de poner solución a su situación y para conocer “el motivo por el que envían estas postales a la gente”. La única respuesta que recibió es que “se las enviamos a todos los clientes morosos”.

El diario ruso siguió la pista y preguntó directamente al banco los motivos de la campaña. “Es uno de los formatos con los que trabajamos para llegar a los clientes que no pagan y deliberadamente no quieren ponerse en contacto con nosotros”, afirman desde Tinkoff. Según ellos, la intención de la entidad financiera es justamente la contraria a la que se puede interpretar de un primer vistazo. “Queremos decirles que tener una deuda no es un problema grave y que no hace falta suicidarse, sino que se puede refinanciar la cantidad adeudada si nos preguntan”. ¡Toma psicología inversa! Casi prefiero que me persiga un coche del Cobrador del frac o que me envíen a un tío disfrazado de monje o de Espinete.

La explicación del banco, sin embargo, no ha convencido a Viatcheslav, que ha presentado una denuncia en el juzgado de Ekaterimburgo por incitación al suicidio.

PS 1: Por cierto, Tinkoff es propiedad de Oleg Tinkov, que últimamente anda dándole palos a Alberto Contador (su banco es uno de los patrocinadores del equipo del ciclista madrileño). ¡Huye de ese hombre, Alberto!

PS 2: Os hablé al principio de mi amigo Dimitri. Os lo presento con este vídeo, aunque seguro que muchos de vosotros ya lo conoceis.

Un hijo delata a su madre como autora del robo a un banco

deeannsanders_ladronaMe gusta echar mano del refranero para constatar que siempre hay un proverbio que se ajusta como un guante a cada situación de la vida. Hoy estoy convencido de que la señora Dee Ann Sanders, una estadounidense de 53 años, ha pensado eso de que “no hay peor cuña que la de la misma madera”. Y es que la señora Sanders ha sido arrestada después de que su propio hijo la identificara como la ladrona de un banco. Como le pasa al Madrid con sus canteranos, que le forran a goles cada vez que se cruzan por su camino, esta mujer ha sufrido la ‘traición’ de su propio hijo que, y ahí va otra frase hecha, “ha mordido la mano que le dio de comer”.

La historia ocurrió hace unos días en Byron, un municipio del estado de Michigan. Esta señora con pinta de ama de casa que ha descuidado demasiado su aseo personal tuvo la feliz ocurrencia de asaltar un banco. La mujer se presentó desaliñada y con una enorme camiseta con la bandera de las barras y estrellas en una sucursal del Bank of America. ¡Bien traído lo de la camiseta, Dee Ann! Allí, se acercó a uno de los cajeros y le entregó una nota en la que le decía algo así como “Esto es un robo, dame 2.500 dólares para mis hijos y nietos”.

El cajero, que no tenía tanto dinero a mano, le entregó 1.092 $. Que ya son muchos, ya que me parece excesivo dejarse atracar por una señora de mediana edad que, al parecer, no portaba armas. Moñas o no, también hay que decir que el cajero actuó como dicen los manuales. Evitó poner en peligro su vida y la de más gente y le entregó el dinero para, posteriormente, denunciar el asalto a la Policía.

Los agentes de la ley buscaron entre las grabaciones de las cámaras de seguridad del banco y, una vez identificada la ladrona, procedieron a enviar el vídeo a los medios de comunicación locales. Menos de una hora después de que éstos publicaran las imágenes, varias personas se pusieron en contacto con las autoridades para identificar a la asaltante como Dee Ann Sanders. Entre ellas, como dijimos antes, su propio hijo. ¡Qué c*****!

De inmediato, el agente especial del FBI Adam Van Deuren y un par de alguaciles dela policía del condado de Kent se presentaron en la dirección que les había dado el hijo de la señora Sanders. Allí, procedieron a arrestar a la ladrona, que reconoció los hechos y utilizó como atenuante un argumento ya muy manido: “estoy estresada por los problemas que atravieso con mi marido que me han hecho adicta a la cocaína”.

En los próximos días, Dee Ann Sanders tendrá que prestar declaración ante el juez y, muy probablemente, será condenada por un delito menor. Al juicio, supongo que no tendrá la desfachatez de acudir su hijo, que es capaz de pasarse por el arco del triunfo el derecho de los parientes a no declarar durante un proceso judicial.

El atraco más estúpido de la historia

Sé que a muchos les disgusta que utilice calificativos como “estúpido” y a otros tantos les enfarrusca que emplee términos como “el más XXX de la historia”. No obstante creo que la ocasión lo merece; en cualquier caso, os dejo que echéis un vistazo a la historia y luego me decís si me he excedido, según vuestra opinión, al poner el titular.

El jueves, siete ladrones armados y enmascarados asaltaban, a plena luz del día, un camión que se disponía a entrar en una sucursal del banco Credicoop, en Buenos Aires (Argentina, tierra de Gaby, nuestra corresponsal becaria). Se fueron pitando, como alma que lleva el demonio, a bordo de un vehículo que tenían preparado para la ocasión. Parece un golpe perfecto, ¿verdad? Logran huir con varias bolsas recién sacadas de un camión que se disponía a entrar al banco. ¡Ajá! “¡Millonarios!” se les oiría decir a bordo de ese vehículo.

Bueno, aquí viene la pega. El problema (para los ladrones) está en que el camión que habían asaltado no era de dinero, sino de… ¡¡¡¡CORRESPONDENCIA!!!! Sí, muchachos, esos siete ladrones no se llevaron ni un peso del banco. Eso sí, si son aficionados a las promociones de los bancos, a los embargos y a los de ábrase una nueva cuenta corriente han dado el golpe perfecto.

Quizás penséis que estamos hablando de unos granujas de medio pelo, al más puro estilo de una película de Woody Allen, pero no. Esta gente lo tenía bien preparado todo: el coche era igual al de un gerente de la sucursal, llegaron a la hora que solía llegar él… y qué demonios, iban con máscaras y armas (aunque se fueron sin dar un solo tiro, a Dios gracias). La clave fue, simplemente, que no supieron distinguir un camión de dinero con uno de cartas.

Porque claro, suponemos que se querían llevar el dinero y hemos descartado, por completo, que sean unos ladrones epistolares. Mira que si en vez de ladrones son cotillas y nosotros aquí rajando de ellos… Me imagino a los siete, antes del golpe, repartiéndose el botín:

(Ladrón 1) – Yo me quedo con todas las cartas que ofrezcan buenas oportunidades para una hipoteca.

(Ladrón 2) – Jajajaja, pues entonces te vas a quedar dos o tres.

(Ladrón 3) – Pues yo quiero las que agradecen “tu fidelidad”…

Para colmo de males, los gángsters no tenían otra opción que llevarse las sacas de las cartas, porque el camión del dinero había llegado momentos antes y los billetes estaban ya a buen recaudo. Estas cosas nunca le pasaban a los chicos de Parker Lewis nunca pierde, porque antes de algo importante siempre hacían aquello de: “Sincronicemos relojes”.

PD: Es un buen momento para recordar un antiguo post que también parecía inspirado en una película de Allen… “El robo se va al garete porque el ladrón tenía mala letra”.