BLOGS

Un deportista es aquel que sabe que el triunfo del otro es también una recompensa: la de haber encontrado alguien mejor

A seguir soñando

En mi modesta barriada suenan los cohetes ahora, a las once y veinte de la noche: como en tantos puntos de España. Luchando contra el pesimismo que da una historia cargada de eliminaciones en cuartos de final, muchas de ellas injustas; contra la impronta del rival, avezado en la defensa, peligroso arriba y suertudo donde los haya, contra la falta de costumbre de ganar, de la que hablaba Sacchi no hace mucho… El equipo de Luis ha hecho un partido modéico: quiero recalcar que es el equipo del seleccionador, que él ha creado las sutiles ligaduras entre los chicos que transforman a un caudal de buenos jugadores en un equipo. Jugando a cara de perro contra una gran selección, que también se ha vaciado y que también podría haber pasado. Con menos méritos que España, pero ésa es una costumbre de los rivales de esta noche. De esta noche que la diosa Fortuna nos debía desde hace muchos años. ¡Bravo!

Me descubro ante el partido de todos pero, de un modo especial, el de Marcos Senna. Decir que Casillas ha vuelto a demostrar que es candidato al título honorífico de mejor portero del mundo, que se ha reivindicado con algunas paradas de antología (especialmente una con la pierna izquierda) y que ha detenido dos penas máximas. ¡Y qué quieren que les diga! Cuando le sacó el balón a De Natale yo ya me he levantado en semifinales: nuestra suerte estaba en manos de FeanCesc Fábregas. Mejor dicho, en sus botas. Las de un exquisito.

Hay que dejar de hablar de Toni y empezar a oensar en Arshavin. No pasa nada: para el jueevs habremos recuperado la puntería, porque el ejercicio de rozar el poste lo hemos aprobado hoy con nota. Y por mucho que insistan les va a ser difícil encontrar un árbitro menos afinado que el alemán de esta noche. Así que a la final. Porque como dice mi amigo, el del otro lado del blog (hoy sin interrogantes) podemos.

Y vamos a seguir pudiendo, seguro.

3 comentarios

  1. Dice ser Cierto!!

    COMENTARIO CENSURADO SOBRE UN CONSEJO DE PORTADA DE 20 MINUTOS QUE INCITA A LOS LECTORES A MASTURBARSETienes TODA LA RAZÓN, Pilar y 20 Minutos, en el consejo que dais como titular en PORTADA: Mastúrbate, que es una práctica muy sana.Desde que existe el teléfono e Internet las posibilidades son inmensas y el cibersexo es una bendición para las chicas que, como yo, no nos fiamos excesivamente de esos hombres que tanto nos quieren y a pesar de ello nos MUELEN A PALOS.Hay para todos los gustos. Si lo que quieres son chicas con cam, no tienes más que visitar http://www.datosdechicas.com y ver a las que están online y elegir a la que más te guste.

    23 Junio 2008 | 6:13

  2. Dice ser Cierto!!

    Si prefieres algo más exótico, ¡qué menos que un TRAVELO para que vivas una experiencia diferente equivalente a darte una vuelta por los alrededores del Camp Nou!, en lugares como http://www.sexyberia.com hacia la mitad de la página, un poco más abajo, y a la derecha, haces click en “travelos españoles” y te sale una lista muy completa de los que están en ese momento online y además, si quieres montartelo solita o solito sin nadie, en ese mismo site tienes una tele porno que emite pelis durante las 24 horas del día y que son total y REALMENTE gratis. O sea, que lo único que tienes que hacer es lo de toda la vida de mirar las imágenes y darle al manubrio o acariciarte con más o menos ganas.Gracias Pilar y 20 Minutos por vuestros buenos consejos en estos días de resaca futbolera. Tomamos nota vuestros amados lectores de ello.23.06.2008 – 05:52h – Hazme Tuya – #10A favor En contra 1 (1 voto)

    23 Junio 2008 | 6:13

  3. Dice ser Histerias

    Sin duda, España PUDO, de principio a fin, haciendo acopio de paciencia al más puro estilo italiano. El partido parecía un choque de dos equipos transalpinos, en el que España era el bueno, pero hay que ver cómo se encierran, cómo estudian al rival. Torres salió del campo desesperado, no pudo controlar ni un buen balón, parecido al batallador Villa, más David que nunca frente a la defensa goliatiana. Y me alegro mucho que entre sus letras se encuentre encumbrado el trabajo y el fútbol del mejor ayer durante los 120 minutos. Senna, espectacular, fue el pulmón, el stoper, el peligro, la garra, lo fue todo. Sólo Íker consiguió empañar la noche de Senna, colosal también el madrileño. Transportó su flor de abril que tantos puntos le hace ganar al Real y la dejó en Viena, para cuando fue necesario. Vimos al Íker de la liga, no el de la selección, al que le cuesta más cuajar buenas actuaciones. Pero ayer la diosa fortuna le puso los cuernos a su amante natural y nos regaló una bella caricia. Le negó la gloria al habitual, permitió que un cabezazo a placer de Toni se estrellara en el hombro de Marchena; sonrió al ver cómo la pierna de Íker rebotaba medio gol, hacia fuera, no hacia dentro como nos hubiera pasado en otras ocasiones; seguía el destino con su gusto burlón, y provocaba que Luca Toni impidiera el remate al segundo palo cuando un italiano con cara de tifossi olisqueaba el gol; cabezazo y otra vez Íker, a una mano.El partido da para escribir un cuento. Podríamos decir que España, con Luís Aragonés a la cabeza, supo que a Italia se le gana en al pizarra. Luís tuvo fe, más que ningún español, y convenció a su equipo del querer es poder. Y quisieron, quisimos todos, a las órdenes de Luís, pues el sabio de Hortaleza, cabezón, insistió en la España de siempre, pero con un mensaje diferente. Les advirtió un millón de veces de que no tuvieran prisa, de que algún pasillo encontraríamos pero que de no ser así, no pasaba nada, a defender con garra y a buscar nuestra ocasión. Y fue la España del querer, pero no dio un pase de peligro en casi todo el partido, no realizó un centro, no remató una jugada. Todo nuetro peligro llegó desde fuera del área, con un buen Silva y el magistral Senna. Atrás Puyol fue el de las grandes citas, bien arropado por Marchena, y las bandas corrieron en defensa, pero un miedo inconsciente los amordazaba a la hora de romper en ataque. El peligro de Italia parecía mayor que el nuestro, pero, ay, qué placer derrotar a Italia a su estilo, con el coraje, con doce gladiadores que ayer enamoraron definitivamente a la diosa fortuna, que nos la tenía jurada, ayer superamos el obstáculo más difícil, a priori. Ahora sí, ahora España puede, podemos, pues llegar a semifinales contra Rusia es algo que todos hubiéramos firmadao, por muy buen partido que hicieran los de Hidink el otro día. Ahí está el peligro, en Hidink, que sabe jugarnos, y ganarnos, ya lo demostró con Korea. Pero España, después de la gesta, parece obligada a llegar a la final, y más teniendo en cuenta la nueva novia que nos ha salido…

    23 Junio 2008 | 11:23

Los comentarios están cerrados.