BLOGS

Un deportista es aquel que sabe que el triunfo del otro es también una recompensa: la de haber encontrado alguien mejor

AC(opa)B(uena)

Se está jugando la Copa de baloncesto. Es un ejemplo a estudiar: acaso no valga la pena salir de España para copiar modelos de éxito, y éste lo es. Los mejores equipos a la conquista de un título, el primero del año, verdaderamente significativo.

Quizá pueda parecer decepcionante que se hayan clasificado para las semifinales los cuatro primeros equipos de la Liga, pero hay que contar con que eso supone la eliminación del campeón anterior, nada menos que el Barcelona. De las cuatro eliminatorias fue la del Barça la más reñida. Extraordinario el esfuerzo de Iurbentia Bilbao, y sumamente meritorio. Tal vez le falte banco para afrontar una competición tan corta y tan intensa. Esta tarde veremos, en el duelo vasco, qué sucede.

Tanto Akasvayu como Unicaja pudieron ser de la partida: cayeron al final porque Real Madrid y Tau siempre guardan un conejo en la chistera, un bombardero de lujo para los finales, cuando los brazos son de ceniza y las miras están sucias. Fueron Bullock y Rakocevic, como era de esperar. Y fueron dos grandes partidos, dicho en elogio de los cuatro equipos.

La única eliminatoria descafeinada fue la del Pamesa, que tuvo fuerzas hasta el tercer cuarto. No pudo llegar a la línea de susto (se quedó a dos puntos). El resto fue esa mezcla de desaliento propio y talento ajeno que deja los partidos infinitamente desnivelados. Disfrutemos de la doble R, Ricky y Rudy, Rudy y Ricky: nos queda poco. Son carne de América, y no son los únicos.

Además Pau se salió en el Amway Arena de Orlando. ¡Qué día y qué noche (la de aquel día)! Voy a ver si tiro unas canastas con mi hijo, que tanto sillón me va a matar.

Los comentarios están cerrados.