BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

¡Es tiempo de cucurbitáceas!

Melón sandía

Hace ya días que no dedicaba un post a eso de alabar las virtudes de un alimento concreto o la de su familia. Y digo bien lo de su Familia, desde el punto de vista botánico (Cucurbitaceae), ya que esta acoge a un importante número de productos suculentos, sabrosos y turgentes que precisamente en este momento del año alcanzan su máximo esplendor.

En gran medida esta entrada está dedicada a la espectacular sandía de más de 5 kilos de la que la pasada semana dimos buena cuenta en familia… creo que sin lugar a dudas puedo decir que fue la mejor sandía que he probado nunca. Así que va por ella.

La familia bien, gracias

Son varias las especies de frutas y hortalizas que tienen un lugar destacado y habitual en nuestras mesas, o deberían tenerlo. Sin lugar a dudas entre las frutas destacan la sandía ya mencionada y el melón, y entre esas hortalizas, el calabacín, las calabazas (tanto de invierno como de verano) y el pepino. Cuando nos comemos cualquiera de estos alimentos, damos cuenta de sus frutos del tipo baya o “bayas modificadas” (o pepónide) que son más típicos en aquellas especies con interés alimentario.

Desde el punto de vista gastronómico se prestan a innumerables presentaciones. De todas formas y en el caso de las frutas, creo que ya conoces mi opinión, soy especialmente partidario de aprovecharlas directamente, “sin distracciones”, se trata de tener más o menos suerte en su elección (cuando están cerradas) y aplicarse a ellas, sin más. Sin tonterías. Ya te digo que es mi opinión. Sin embargo, hay que reconocer la existencia de un plato tradicional y sencillo donde los haya que es todo un clásico del verano, me refiero al melón con jamón. Tengo una conocida que a la hora de comer se alimenta todos los días de verano de melón con jamón, y no exagero ni un solo día. Yo sin embargo, soy más de… jamón por un lado y melón por otro, en especial cuando estos son especialmente famosos. Ahora, sobre gustos no hay nada escrito. Algunos recetarios más modernos incluyen cualquiera de estas frutas en entrantes y platos principales… en mi opinión y sobre el papel (sin haberlos probado) un poco a la fuerza. En este enlace tienes unas cuantas y además en el siempre recomendable blog “Directo al paladar” se pueden encontrar no poca inspiración con estas frutas como ingredientes.

En el caso de las hortalizas de esta familia el abanico culinario literalmente se desparrama. Desde preparaciones en caliente a modo de guarnición, en brocheta, al horno, salteados; en cremas, purés y púdines, tanto fríos como calientes… por no hablar de la posibilidad de preparar una de mis debilidades, la refrescante salsa tzatziki de origen griego, elaborada con yogur y pepino y perfecta alternativa a la sempiterna (y para mi cansina y empalagosa) salsa barbacoa cuando se preparan platos diversos a la brasa. Aquí tienes una receta de este agradable acompañamiento.

No sé a qué esperas, yo en tu lugar correría al mercado más cercano y me dispondría a disfrutar de este maravilloso bodegón de verano que nos ofrece la famila Cucurbitaceae. Los recetarios vienen bien de vez en cuando, pero tampoco son indispensables… máxime cuando el producto está tan en su punto como lo están ahora… ¿quién se puede resistir a un fresquito plato de pepino aliñado con un buen aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal justo después de volver de darse una vuelta en bici, o de correr o simplemente después de un día caluroso?

De todas formas, si tienes alguna receta con estos alimentos y te gustaría compartirla, tienes los comentarios a tu entera disposición.

Si te ha gustado esta entrada igual te interesa consultar

——————————–

Imagen:  rakratchada torsap freedigitalphotos.net

4 comentarios

  1. Dice ser tresdeoros

    Yo también soy apasionada de esta familia vegetal, aunque mi sandía preferida es la que no tiene pepitas, no logro aficionarme a la sandia con pepitas de toda la vida. No sé qué haría sin calabacines el resto del año porque después de cebolla, puerro y ajo es el siguiente ingrediente habitual en mis recetas. Pero mi comentario es para quejarme de la calidad de los pepinos, al menos aquí en Cantabria. Supongo que tienen la misma consideración que el resto de productos vegetales en cuanto a recolección, almacenaje y conservación, pero desde “la crisis del pepino” de hace un par de años, no he vuelto a comprar un pepino fresquito y con la carne blanca. Estamos empezando el verano y todavía queda tiempo, pero estoy muy mosqueada desde la citada crisis porque todos los pepinos que compro están algo blandengues y al corte la carne si no amarillenta, desde luego no blanca y jugosa. Para mi es una pena, porque así como consumo mucha lechuga en invierno, en verano mis ensaladas suelen ser de pepino como base, con otros ingredientes ya que me gusta mucho, pero con estos pepinos que me venden, me estoy desmotivando bastante.

    02 julio 2014 | 12:48

  2. No imagino un verano sin sandías, melones y pepinos!!

    Y recuerda que si buscas Tiendas Online de Alimentación y Bebidas en España somos tu Directorio Especializado, visítanos en http://elpedidohosteleria.com

    02 julio 2014 | 13:18

  3. Dice ser Toni

    Muy interesante… De todas formas, ¿puede alimentarse alguien a base de melón con jamón todo un verano? 😉

    02 julio 2014 | 13:47

Los comentarios están cerrados.