BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Camarero: ¡en mis moscas hay restos de sopa!

FAO insectosMenudo revuelo se ha montado a resultas del reciente informe de la FAO en el que se hace una apología del uso de los insectos como recurso alimentario y sus inherentes cuestiones económicas y de seguridad alimentaria.

Antes de arremangarme y dar mi opinión déjame decir que no veo porqué tanta polémica a día de hoy. Tenemos al parecer poca memoria y hacemos otra vez una noticia de algo, de una postura, que es de sobras conocida por parte de la FAO y que de tiempo en tiempo no duda en hacer patente. Es posible que tú no te acuerdes pero esta insectívora posibilidad ya fue propuesta-defendida en anteriores ocasiones hace años. Aquí tienes por ejemplo una muestra de la propuesta que hizo esta misma institución en 2004. Más tarde, en 2008 el tema de la entomofagia volvió a estar en boca de la opinión pública a raíz de esta nota en la “sala de prensa” de la FAO. Por eso hoy, cuando escribo estas líneas, lo primero que he respondido a quién me ha hecho saber de la noticia de que la FAO promueve el consumo de insectos, ha sido un “¿otra vez?”. Sin embargo, todo hay que reconocerlo, es ahora cuando la FAO se ha marcado un extenso, detallado, y a mi juicio, razonado informe en el cual basar su posicionamiento.

Son cerca de 150 interesantes páginas (bibliografía a parte) que aborda la cuestión de los insectos desde distintas perspectivas: Las relaciones entre los insectos y los seres humanos; la entomofagia desde una perspectiva histórica y sus relaciones culturales y religiosas; las oportunidades del entorno para la cría de insectos con fines alimentarios en humanos y animales; su valor nutricional tanto para los seres humanos como para la alimentación del ganado; aspectos relacionados con su seguridad alimentaria y conservación; las cuestiones económicas: desarrollo empresarial, mercados y su comercialización y; los marcos legislativos actuales en relación con su consideración como “alimento”.

Mi opinión sobre el consumo de insectos como recurso alimentario

Gusanos

Acabar por determinar que algo sea bueno o no para comer no puede basarse solo en elementos meramente fisiológicos o biológicos. Este  tipo de decisiones debería contar con las tradiciones y hábitos alimentarios de cada civilización y su cultura. Al menos mientras haya alternativa. A lo largo y ancho del planeta hay poblaciones que detestan hasta el punto de llegar a la nausea alimentos que para otras personas son perfectamente válidos, con lo cual, no es una mera cuestión fisiológica. Tal y como menciona Rachel Herz en su libro “Eso es asqueroso” a pesar de que la sensación de asco es una de las emociones más básicas [y genuinas, apunto yo] es la única reacción de este tipo que no es innata sino que es aprendida, y pocas cosas nos provocan más asco que el ver alimentarse a otras personas con algo que no es afín a nuestros hábitos alimentarios.

Ante este tipo de poco-rebatible-argumento (estamos hablando de reacciones más viscerales que racionales) de poco o nada sirve el usar las frías estadísticas relativas al número de habitantes en el planeta que a día de hoy consume insectos de forma habitual (cerca de 2.000 millones de personas). O bien, el conocer los espectaculares datos nutricionales inherentes a la mayor parte de insectos. Sobre su valor nutricional, y a modo de resumen, déjame que mencione algunos de los datos que aporta la propia FAO:

Como fuente alimentaria, los insectos son altamente nutritivos: algunos tienen tantas proteínas como la carne y el pescado. Desecados, los insectos tienen a menudo el doble de proteínas que la carne y el pescado crudos, aunque no suelen tener más proteínas que la carne y pescado desecados […]

Cada 100 gramos de orugas secas contiene cerca de 53 g. de proteínas, un 15 g. de grasas y alrededor de 17 g. de carbohidratos. Su valor energético ronda las 430 kcal/100 gramos. Los insectos además tienen una mayor proporción de proteínas y grasas que la carne de bovino y el pescado, y un elevado nivel de energía.

Según la especie de que se trate, las orugas contienen abundantes minerales, por ejemplo: potasio, calcio, magnesio, zinc, fósforo y hierro, además de diversas vitaminas. […] 100 g. de insectos proporcionan más del 100% de las necesidades diarias de los respectivos minerales y vitaminas.

Debido a su elevado valor nutricional, en algunas regiones se utiliza la harina de orugas en la alimentación infantil para combatir la malnutrición.

A título profesional elogio la acción de la FAO a la hora de hacernos llegar esta información, al tiempo que apunta algunos de los trayectos que se podrían seguir para introducir legalmente los insectos dentro de la cadena alimentaria de los países occidentales, no olvidemos que en la actualidad y en nuestro entorno existe un vacío legal que impide su comercialización (recuerda esta noticia sobre la prohibición de su venta en el mercado de la Boquería)

En cuanto a mi opinión personal comparto al 100% la que me brindó ayer en clase Lidia, una alumna del Grado en Farmacia de la USJ que dijo que en cierta medida y en esta ocasión el posicionamiento de la FAO se le antoja un poco pretencioso ya que parece que está afirmando que si hay hambre en el mundo es porque se quiere ya que ahí están los insectos a nuestra disposición.

Mercado de insectosComo ya he mencionado el tema de comer o dejar de comer algo, sea lo que sea, incluidos los insectos va más allá de las meras cuestiones biológicas o incluso de la necesidad. No sería impensable que al menos sobre el papel alguien en nuestro entorno pensara en morirse de hambre antes que comer esa clase de alimento, los insectos, que nos muerden, transmiten enfermedades, chupan la sangre se cuelan de forma furtiva en nuestras casas, armarios, cocinas, etc.

Yo no digo que un día no pruebe estos bichos, me gustaría hacerlo sin tener que verme en el trance de comerlos para sobrevivir. Pero lo que sí tengo claro es que mientras en mi entorno no exista un sistema de cría basado en principios científicos que garantice unos mínimos estándares sanitarios tardaré bastante en probarlos. Y aun cuando los haya, no dudes que me costará. Porque sí, porque la sensación de asco que me trasmiten fruto de una respuesta visceral es superior al análisis racional que de la situación pueda hacer.

Nota: Si te interesa este tema no dejes de leer algunas de las maravillosas obras del antrpólogo Marvin Harris tales como Vacas, cerdos, guerras y brujas: los enigmas de la cultura o Bueno para comer (precisamente en la edición española de Alianza Editorial, en su portada sale un niño precioso poniéndose hasta las trancas de saltamontes)

—————————————-

Foto 1: Andy Sadler Vía Wikimedia Commons

Foto 2: Takoradee Vía Wikimedia Commons

22 comentarios

  1. Dice ser Enriqueta

    Creo que jamás, podré acostumbrarme a semejante alimento.¡horror!

    15 mayo 2013 | 11:59

  2. Dice ser manuel

    Un titular cojonudo.nagoadw

    15 mayo 2013 | 12:00

  3. Dice ser Sergio

    Lo que nos queda por ver y experimentar todavía. y Esto no acaba aquí.

    15 mayo 2013 | 12:00

  4. Dice ser Candi

    HAY QUE TENER MUCHO VALOR Y BUEN ESTÓMAGO, PARA COMER INSECTOS.

    15 mayo 2013 | 12:02

  5. Dice ser Nicol

    Me pregunto si los niños podrán comer semejante cosa enseñándoles desde pequeños.Es posible que tampoco les guste.

    15 mayo 2013 | 12:05

  6. Dice ser Xergi

    Tontadas, se comen en muchos lugares, China, Vietnam, Mexico, etc..
    y aquí nos comemos los caracoles y otras muchas cosas.
    Es un problema de costumbre. y mejor comer insectos que morir de hambre.

    15 mayo 2013 | 12:14

  7. Dice ser Italeri

    “mientras en mi entorno no exista un sistema de cría basado en principios científicos que garantice unos mínimos estándares sanitarios tardaré bastante en probarlos.”

    Pues deja ahora mismo de comer pescado que no sea de piscifactoría o carne de caza, que no cumple esos estándares sanitarios de los que hablas, por no hablar de, estoy seguro, buena parte de toda la carne, pescado y vegetales que consumes.

    Por otro lado, el que mire cualquier manual de supervivencia, verá que una de las cosas que te enseñan es a sobrevivir comiendo principalmente insectos y raíces. El asco que se le tiene en occidente es una mera cuestión cultural. Punto. No se le hace tantos ascos a comer caracoles (una delicatessen en varios países europeos), quesos poblados de hongos y bacterias (e incluso gusanos) o mariscos varios que parecen auténticos insectos marinos.

    Que no sé si el hambre en el mundo se podría solucionar comiendo insectos, pero lo que sí tengo claro es que los que critican de tal manera a la FAO deberían tener la mente un poco más abierta e informarse de las cosas antes de abrir la boca para vomitar estupideces.

    15 mayo 2013 | 12:17

  8. Dice ser makaveli_the_don

    que se lo coman los politicos, total, ellos, con sus familias son los que se roban los millones

    15 mayo 2013 | 12:18

  9. Dice ser mar

    que ascooooooo, que se los coman los que lo recomiendan tanto

    15 mayo 2013 | 12:29

  10. Dice ser hynuestews

    Mucho me temo que las elites comerian caviar, chuletones, solomillos, pollo, y un largo etecé

    15 mayo 2013 | 12:49

  11. Dice ser Nouken

    Aquí lo que hay es mucha desinformación.

    Existen miles e incluso millones de especies de insectos, pero solo apenas poco más de 1000 de esas especies son comestibles.

    Cuando se dice que comamos insectos en general la gente piensa en moscas, cucarachas, mosquitos, arañas… que son los que tenemos más a mano, o más bien, los que tenemos alrededor sin querer. Pues bien, lo primero que habría que hacer es explicar que esos NO ESTÁN entre los candidatos para el aperitivo.

    Hay gusanos, pero NO TODOS los gusanos.
    Hay arañas, pero NO TODAS las arañas.

    También habría que explicar que realmente llevamos toda la vida comiendo insectos o parte de ellos. En muchos alimentos se permite que haya cierta cantidad de ellos y como puse en la otra notica el otro día, el colorante E120, que está presente en casi cualquier alimento rojo, está hecho de sangre de cochinillas básicamente.

    Y sin contar con que aquí muchos comen caracoles, gambas, cangrejos… que son similares, y sin embargo están aceptados culturalmente. No son insectos pero comemos morcilla (sangre de cerdo), comemos callos (estómagos de vaca) y otras cosas que, como bien se resalta en el texto de arriba, harían vomitar a muchos de otras culturas, e incluso a muchos de la nuestra.

    15 mayo 2013 | 13:05

  12. Dice ser Julio Cesar

    Me gustaría ver a los de la FAO intentando convencer a las gentes de países islámicos, como Somalia o Etiopía por ejemplo, de que coman CERDO si no quieren morirse de hambre…

    15 mayo 2013 | 13:58

  13. Dice ser Cooooooooooño, ya...

    Nouken
    Y dale con el colorante 120, tío ¡Qué no es lo mismo comerse un GUSANAZO O UN ESCARABAJO O UNA ARAÑA GIGANTE así a pelo, que un preparado con colorante 120, joer, qué no es lo mismoooooooooooo…

    Cuando los moros coman CERDO yo comeré gusano, no te joooooooooooooo…

    15 mayo 2013 | 14:01

  14. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    En el mundo hay comida
    para todos y muchos más,
    lo que pasa es que no está
    todo lo bien repartida
    que ésta, debiera de estar.
    Se comenzó hace años
    en un país caribeño,m
    antes la falta de alimentos,
    lo de proponerle al pueblo
    que comieran margaritas,
    e incluso se distribuyó,
    un manual recetario,
    para hacerlas más… “sabrositas”
    Ahora que si gusanos e insectos
    es lo que deben come
    todo aquel que hambre tenga
    en vez de, repartir lo que a muchos
    de alimentos nos sobra.
    Me estoy temiendo muy mucho
    que lo siguiente será,
    que se coman a los difuntos
    terminado el funeral
    que, esa fuente de proteínas
    no se puede desperdiciar
    habiendo hambre en el mundo.
    En lugar de repartir
    lo que la tierra nos da,
    que nos comamos los insecto,
    es los que nos proponen estos,
    que a dos carrillos comen.
    Menos mal, que no estamos en carnaval
    de estarlo, te dirían
    en esas tierras del sur
    Qué coma insectos yo??? ¡Tururú!
    No hijo mío ¿Los insectos, con perdón,
    que se lo coman tus “muertos”.

    15 mayo 2013 | 14:16

  15. Dice ser italeri

    ¿Acaso no se come sopa de nido de golondrina? Bien buena que es y y bien cara que se paga, y está hecha de nidos de golondrina que son, básicamente, saliva de golondrina solidificada.

    También se comen criadillas, sesos, callos (como bien dice Nouken), hígado, riñones (sí, donde se genera la orina), lengua, oreja, morcillas, sangre frita y un largo etcétera de cosas cuya sola mención haría vomitar a muchos españoles que no se han criado comiendo ese tipo de cosas, y no veo que sea un escándalo.

    Lo que hay es mucho hipócrita.

    15 mayo 2013 | 14:27

  16. Dice ser Marcos

    Y pq no comemos personas? Seguro que tb alimentan mucho

    15 mayo 2013 | 14:48

  17. Dice ser Alucina vecina

    Que se los coman los políticos, así ahorraríamos mucho dinero en dietas

    15 mayo 2013 | 15:05

  18. Dice ser Alicia

    Lo que nos faltaba, la crisis nos empuja ahora a comer hormigas. Lo cierto es que todo depende de cómo te eduquen, pues en las imágenes de televisión se ve a niños comiendo gusanos con gran placer. Los langostinos son algo a lo que estamos acostumbrados, pero bien pensado, son bichos repugnantes.

    Hablando de crisis, en este artículo os muestran cómo ahorrar hasta 200€ al mes para los que no llegan bien a fin de mes. Os animo a compartirlo para ayudar a más gente. Gracias.

    http://noticiasfavoritas.com/consejos-para-sobrevivir-en-tiempos-de-crisis-y-llegar-a-fin-de-mes/

    15 mayo 2013 | 15:09

  19. Dice ser Papua

    Yo como caracoles.

    Y conozco a un par de personas que no comen marisco porque les da asco, la mayoría son animales carroñeros.

    15 mayo 2013 | 16:03

  20. Dice ser Alex

    No hay por qué tener tanta grima por comer insectos. En realidad los comemos todos los días pero no nos damos cuenta. En el futuro será cuestión de prepararlos debidamente y de una forma en la que se integre gradualmente a la comida ¨tradicional¨. En el TED Talk de hace 2 años lo explican muy bien http://www.youtube.com/watch?v=O6GimGZz6a8

    15 mayo 2013 | 18:39

  21. Dice ser pletchertfe

    likewise over the net
    These unique polari
    in addition around the web
    devices (and also Oakley sun shades) all in one spot
    Wayne Armstrong holds BeachGarments.com where you can discover all the finest

    23 mayo 2013 | 22:09

Los comentarios están cerrados.