BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

¿Saber cocinar se relaciona con el comer de forma más saludable?

Cocinar_Ruben SHay muy pocos estudios que pongan en relación las habilidades culinarias de alguien con lo saludable de su patrón dietético. La pregunta es sencilla ¿Comen mejor las personas que saben cocinar y cocinan?

De los pocos datos que hay al respecto todo apunta a que sí: quienes cocinan comen de forma más saludable. O al menos, en estas personas, las elecciones que hacen sobre la frecuencia y cantidad de los distintos grupos de alimentos se asemejan más a las recomendaciones, que aquellas que realizan quienes no saben cocinar.

 

Un reciente estudio así lo pone de manifiesto. En un estudio observacional realizado sobre una muestra cercana a 4500 personas se evaluaron sus habilidades culinarias al tiempo que se estimó el consumo habitual de distintos grupos de alimentos con sendos cuestionarios. A su vez, se aprovechó para tratar de observar si el patrón de “persona que cocina” se asociaba más algún tipo de característica sociodemográfica. A modo de telegrama los resultados fueron los siguientes:

1. Las mujeres poseen más habilidades culinarias que los hombres. Así, en el 71% de los casos son las mujeres quienes se encargan de preparar, planificar y cocinar las comidas a lo largo de la semana, frente a solo el 29% de los hombres.

2. La presencia de niños menores en el núcleo familiar es un predictor significativo de las habilidades culinarias. Es como si el nacimiento del primer hijo hiciera tomar conciencia, especialmente a las madres, de la importancia en la adquisición de estas habilidades.

3. El disfrute obtenido por el hecho de cocinar también ofrece una diferencia entre sexos. Por término medio los varones que cocinan afirman encontrar un mayor placer en hacerlo que el que manifiestan las mujeres. Me parece que está claro que una cosa es cocinar por “obligación” (a la que muchas veces se enfrentan las mujeres) y otra bien distinta hacerla por motivos más “recreativos”. Así, los hombres que cocinan lo suelen hacer más cuando el cocinar no se hace por necesidad.

4. De todas formas, se constató que aquellas mujeres especialmente concienciadas en aquellos aspectos relativos a la salud y que disfrutaban cocinando eran las que más habilidades culinarias presentaban. Es como si el saber que se están haciendo las cosas bien tuviera una retroalimentación positiva que te empujara a cocinar mejor y a disfrutar haciéndolo.

5. Se observó que, en ambos géneros, existía una relación positiva entre la posesión de habilidades culinarias y un mayor consumo de verduras y hortalizas. Sin embargo, en lo que se refiere al consumo de fruta, esta tendencia solo fue observada en el grupo de las mujeres.

6. Además, entre las mujeres que sabían cocinar había un menor consumo de refrescos y entre los hombres en la misma situación, un menor consumo de aperitivos salados y de dulces.

7. El uso de productos precocinados o de conveniencia (aquellos que “facilitan” el hecho de cocinar, tales como salsas ya preparadas, concentrados de caldo, preparado para frituras, etc.) estuvo más presente entre aquellos sujetos que no sabían cocinar (algo bastante esperable).

En resumen, todo apunta a que podría haber una relación convincente entre las habilidades culinarias de una persona y su forma de alimentarse (mejor o peor en relación con la salud). Tal y como apunta el propio artículo, parece que el saber cocinar podría ayudar a cumplir a diario y de forma más efectiva las guías y recomendaciones sobre alimentación saludable. Por tanto, el que nos impliquemos más en la cocina y que lo fomentemos también entre nuestros hijos (como tantas veces he mencionado) es un buen consejo que podría beneficiarnos, a todos, en el terreno de la salud.

————————-

Foto: ReneS

17 comentarios

  1. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Soy muy malo cocinando,no se ni freir un huevo , admiro mucho a los que saben hacerlo pero pienso que aparte delos cocineros de hoteles y restaurantes, las mujeres son mejores ¿Mujeres ? ¿Mejores? ? ¿Te has fijado que parecidas son las dos palabras? ¿Mejores , mujeres? No cabe duda de que son adorables. No comprendo como pueden haber hombres que no les gusten las mujeres..

    http://www.antoniolarrosa.com http://www.narrador.es

    01 marzo 2013 | 10:24

  2. Dice ser Elena

    Saber cocinar es algo imprescindible, de lo contrario que comes? precocinados?
    Todo el mundo tendria que saber cocinar y saber comer, pero parece que no se le da la importancia que tiene.
    Comer adecuadamente influye en la salud, el que no quiera admitirlo es su problema, pero es un hecho.

    Que razones hay para que la gente no se interese por la cocina? vagueria pura y dura. No cuesta ni tanto tiempo, ni tanto trabajo.

    Es algo que se tendria que enseñar en las escuelas y desde pequeños.

    01 marzo 2013 | 11:25

  3. Dice ser Goya 2013

    Si tienes que comer para alimentarte, necesitas saber cocinar.
    No hay mas.

    Que cosa mas absurda que para comer “bien” necesites que otra persona te lo haga.
    Todo el mundo tiene que saber hacerse sus cosas basicas.
    Cocinarse, lavarse la ropa, limpiarse la casa, arreglar su asuntos…etc

    Delegar en otras personas es ridiculo.

    Me ponen enferma las personas inutiles, sean hombres o mujeres. Est@s del tipo, no se ni freir un huevo.
    Pues si no te sabes hacer tus cosas, muerete (de hambre, comido de mierda…etc)
    que nadie esta para servirte.

    Asi no va.

    01 marzo 2013 | 12:29

  4. Dice ser Yopes

    ¿Que los hombres disfrutan más cocinando porque no les supone una obligación? Lo siento, pero discrepo profundamente. Mi madre es una mujer muy ocupada, y es mi padre quien siempre cocina. De hecho, ha sido siempre el cocinero oficial de la familia. Él adora experimentar, jugar con la comida en la cocina. Ve la cocina como si fuera una ciencia que combina varias ciencias. Por eso lo disfruta.

    Hoy en día, los hombres cocinan tanto o más que las mujeres en los hogares. El machismo del que haces gala en esta entrada está muy desfasado, lo siento.

    Recuerdo que cuando mi madre tenía tiempo, no disfrutaba tanto de la cocina como mi padre, y eso se notaba en la calidad de la comida. Le costaba mucho innovar, jugar con los sabores y experimentar. Las mujeres son muy tradicionales y conservadoras en la cocina. Recetas de la abuela…

    No es casualidad que los mejores y más innovadores chefs sean hombres. Ellos dedican su vida a la cocina, como un arte más. Ellos juegan, experimentan, y luego se lo comen (con patatas o sin). Ellas alimentan, se aburren, están resignadas. Si fuera por ellas, no cocinarían, pero ¡hay que comer!

    En general, las mujeres tienen poca iniciativa para disfrutar de lo que hacen o deben hacer. Son demasiado prácticas y simples.

    01 marzo 2013 | 13:33

  5. Dice ser pet

    Yope… estoy totalmente en desacuerdo con tu comentario, si tu padre es así mucha suerte habéis tenido en tu familia, esto no es lo general, vamos… soy mayor y he visto muchas parejas, familias, la mía incluída, y eso no es lo general, la mujer en la cocina, le guste o no, y el hombre en otros asuntos…, no se puede generalizar, esta claro, pero lo que dices en tu comentario no es lo general, y deberías saberlo…

    Lo de que son prácticas y simples…. ahí se te ha ido la olla…. parece que no conoces a muchas mujeres en tu vida!

    01 marzo 2013 | 13:41

  6. Dice ser anonimo

    Yopes estas muy equivocado puede que tu familia sea una excepción no digo que no, pero aún sigue existiendo ese machimo en la cocina (y en limpiar la casa, lavar la ropa, planchar, cuidar de los hijos…) incluso entre la gente joven.

    Puede que se haya avanzado y de no freir ni un huevo se haya pasado en hacer la cena dos o tres días a la semana, pero no va más allá (al menos en la mayoría, siempre hay excepciones y siempre las habrá)

    Y precisamente por eso, porque la mayoría de las mujeres cocina por obligación no se innova, se va a lo práctico, porque no sólo tiene que cocinar sino hacer otras muchas cosas aburridas y repetitivas todos los días, mientras que la mayoría de los hombres no es así, se pueden tirar tres horas en la cocina porque luego no tienen que hacer nada más.

    01 marzo 2013 | 13:42

  7. Dice ser pet

    Por cierto… si los hombres se tiran 3 horas en la cocina haciendo platos innovadores, luego ellos no van a fregar… por experiencia! Así cualquier mujer también innova!

    01 marzo 2013 | 13:45

  8. Dice ser anonimo

    por supuesto, incluidos los chef esos tan innovadores, nunca limpian nada, limpiar y tener los utensilios de la cocina colocados y ordenados también es parte de cocinar.

    01 marzo 2013 | 13:50

  9. el-nutricionista-de-la-general

    Gracias “Yopes” por tu comentario,

    No obstante lamento tus apreciaciones en cuanto a mi supuesto “machismo”. Por un lado he de decirte que cocino casi todos los días, cerca del 90% de ellos y que la mayor parte de las veces lo hago por “obligación”, y unas veces disfruto y otras, no tanto. Por otro lado, has de saber que mis apreciaciones acerca del disfrute o no en la cocina son una mera conjetura debido en parte a mi experiencia personal y en parte también a la discusión del propio artículo que he mencionado en el que se sostiene una teoría bastante parecida.

    Me alegro por las circunstancias de tu padre, de verdad, pero no creo que sea la tónica general.

    Saludos

    01 marzo 2013 | 14:18

  10. Dice ser rg

    Pues ni tanto ni tan calvo que dría el otro, ni Yopes ni el nutricionista; Juan pecó de tópico pero Yopes empieza bien y acaba mal….

    Lo que desde luego tengo claro, en mi opinión, es que la afirmación es totalmente cierta, sexos aparte, porque a mi la nutrición como dieta no me interesa, tengo suerte y no necesito pensar en calorías contínuamente ni demonizar cosas de forma innecesaria pero cuando tomé inetrés hace años por cocinar es cierto que no sólo comencé a disfrutar de algo nuevo, sino que me empezé a fijar y mucho en la nutrición en sí, en como comer verduras y hortalizas mucho mejor, más ricas, incorporar cosas que aborrecía hasta adorarlas, vaya!! que no me cabe duda que se mejora y mucho.

    También he de decir por justicia que fue Karlos Arguiñano el que más me influyó; aún veo sus programas los fines de semana por internet y creo que más claro que lo dice y demuestra él no puede ser.

    No hay guiso que no use verduras y hortalizas de una u otra manera, y los consejos nutricionales que da su equipo son sencillos, comprensibles y muy educativos.

    Saludos.

    01 marzo 2013 | 17:27

  11. Dice ser LuZz

    Bueno, hay pruebas que los hombres son más propensos a las grasas y carnes, y las mujeres más propensas a los hidratos de carbono, entre los que se encuentran los dulces. Y esto está demostrado científicamente que hay esta tendencia alimentaria, por sus necesidades específicas.

    Ahora bien, fuera de esto, el aprender a cocinar no es que demuestre una mejor alimentación, de hecho igual si cocinas a lo francés tradicional, entonces te inflarías a grasas saturadas usando mil kilos de mantequilla, o un montón de tocino y manteca de cerdo…

    Lo que yo sí creo es que quien tiene cierto interés en la cocina, también tiene cierto interés en los ingredientes y en la nutrición en general, y por lo tanto es muy probable que quien tiene ganas de aprender a cocinar, al final termina también aprendiendo unas bases mínimas en nutrición, lo que hace que se aprendan ambas cosas a la vez, y por lo tanto, tengan una mejor formación en nutrición humana.

    O sea que si le sumas a aprender a cocinar y a la crisis, aprendes más de nutrición para ahorrar en comida: comprando menos comida precocinada, y procurando hacer una comida lo más equilibrada posible en lo que necesitamos, y que cueste lo mínimo imprescindible: por ejemplo, en vez de la mejor carne, pues comer hígados, riñones, corazón u otras vísceras, en vez de carne de primera, pescados frescos baratos de temporada, y las verduras y hortalizas más baratas, también de temporada. Y claro, eso va enseñando sobre nutrición, en función de nuestro bolsillo…

    01 marzo 2013 | 19:44

  12. Dice ser Sicoloco del casting de Foolyou

    Yo a veces cocinaba una ensalada rusa y me quedaba muy rica pero hervia las verduras junto con los huevos para ahorrarme un cazo y años despues pensé que el huevo a veces tiene mierda del corral y estaba hirviendo la verdura con mierda de gallina y yo lo echaba todo al cazo sin lavar.

    01 marzo 2013 | 20:13

  13. Dice ser Julio Basulto

    Me encanta, Juan, genial…y gracias!
    Julio

    02 marzo 2013 | 10:42

  14. Dice ser vivian

    Me sitúo en ese grupo de “mujeres que cocinan para la familia y que concinan más desde que son madres”. Suscribo punto por punto lo que has escrito. (Yopes, para machista, tu comentario).

    Me gusta cocinar, más que limpiar, por ejemplo, pero de vez en cuando me gusta comer algo que no he cocinado (que lo haga otra persona o en un restaurante). Pero aunque me gusta tb lo hago por obligación. Provengo de una saga de muy buenas cocineras, alguna a nivel profesional, cosa que ayuda y presiona. Mi especialidad es la comida diaria con pocos aditivos, en la que se aprecia el sabor original de los alimentos, y los experimentos de recortar aceite, azúcar, sal… Me gusta buscar recetas sencillas, novedosas, rápidas y sanas.

    Tb estoy de acuerdo con el comentario de LuZz que dice que las mujeres tiramos más a los hidratos y los hombres a las carnes. En mi caso 100%.

    04 marzo 2013 | 12:09

  15. Dice ser vivian

    Sicoloco del casting de Foolyou

    Ese tipo de errores son muy de principiante de la cocina. Lo bueno es que lo has hecho más veces y has llegado a tus propias conclusiones, bastante lógicas.

    La cocina es un poco de teoría y mucho de “ensayo, error”. Eso de “cocinar con cariño” me parece una memez! Sí que hay que echarle paciencia y a mi personalmente, me gusta apuntar las recetas que me han salido bien.

    Pero como no es una ciencia exacta, no se por qué, el bizcocho, por ejemplo, a veces me esponja y otras no, aunque lo haga siempre igual.

    04 marzo 2013 | 12:13

  16. Dice ser Antonio Fumanal

    Me encanta que alguien se tome el tiempo de poner datos sociológicos a lo que aparenta ser real. Sin saber cocinar es imposible alimentarse bien. Aprender a preparar “recetas sencillas” como diría Alberto Chicote debería ser parte de la educación básica, creo que es tan importante como por ejemplo aprender música. No hace falta ser un virtuoso pianista para saber entender como se construye una melodía.
    La sociedad ha cambiado tan deprisa que los padres no nos hemos dado cuenta de que nuestros hijos pueden ser capaces de resolver una ecuación diferencial pero al llegar a casa no tienen las herramientas mentales para prepararse un plato combinado equilibrado. Lo placentero ha guiado la evolución de nuestra especie, la única manera de hacer placentera la nutrición es cocinando. Esto es saber aplicar la combinación de sabores, el impacto del fuego sobre ellos y en algunas ocasiones jugar con nuestros amigos los microorganismos para que fermenten, es decir nos hagan parte del trabajo de la digestión y del desarrollo de los aromas. Los fundamentos son sencillos, y seguro que además contribuyen a que nuestros hijos sean más libres, menos dependientes de las ideas irracionales de otros.
    Tienes un seguidor más.

    05 marzo 2013 | 13:36

  17. el-nutricionista-de-la-general

    Gracias Antonio. Un cordial saludo 🙂

    05 marzo 2013 | 20:54

Los comentarios están cerrados.