BLOGS

Intolerancias que son la leche: Intolerancia a la lactosa

Para comprender de forma adecuada qué es y porqué se produce la intolerancia a la lactosa es preciso tomar en consideración y entender qué son los distintos conceptos implicados.

¿Qué es la lactosa?

La lactosa es el nombre con el que se conoce al hidrato de carbono característico de la leche. Como hidrato de carbono o azúcar que es, se trata de uno más entre las diversas moléculas de esta naturaleza que podemos encontrar en los distintos alimentos.

En este caso particular, es un azúcar compuesto por dos azúcares individuales juntos, es decir, dos monómeros (o monosacáridos) de hidratos de carbono unidos que dan lugar a un disacárido. Así pues, la molécula de lactosa es un disacárido resultante de la unión de una molécula de glucosa y otra de galactosa mediante un enlace glucosídico.

¿Qué es la lactasa?

Es una enzima imprescindible para desdoblar (es decir, para “romper”) el enlace glucosídico que mantiene unidos los monómeros de la lactosa. Esta enzima es sintetizada por algunas células epiteliales del intestino delgado y posibilita la “digestión” de la lactosa que resulta en la producción de sus dos azúcares constituyentes por separado. Esta digestión permite la posterior absorción de estos azúcares más pequeños qué, de otra forma, no se absorberían.

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

Es la incapacidad de desdoblar la lactosa en sus azúcares constituyentes por falta o déficit de lactasa. En estas circunstancias la lactosa queda en la luz intestinal y es susceptible de generar una serie de molestias a lo largo del tubo digestivo. Son relativamente frecuentes los síntomas referentes a heces acuosas y diarreicas, distensión abdominal con o sin dolor, flatulencia, etc.

¿Qué tipos de intolerantes a la lactosa existen?

Existen tres grandes tipos de cuadros relacionados con la intolerancia a la lactosa:

  • Aquel que deriva de un descenso constante y paulatino de la actividad lactásica a partir de los 4 a 6 años hasta casi desaparecer por completo o casi por completo. Este tipo de intolerancia se denomina primaria, es permanente y está muy relacionada con factores étnicos y genéticos. En nuestro entorno es la menos frecuente.
  • Aquellos cuadros en los que la presencia de lactasa (la enzima) disminuye o desaparece como resultado de alguna circunstancia pasajera relacionada con el tracto digestivo, es frecuente por ejemplo en el caso de trastornos gastrointestinales causados por infecciones víricas. Esta intolerancia se denomina secundaria, es temporal y con el tiempo normalmente se recupera la actividad lactásica y se deja de ser “intolerante”.
  • Por último, la deficiencia congénita de lactasa que es una enfermedad metabólica en la que el recién nacido viene al mundo sin la capacidad de digerir la lactosa y por tanto sin la posibilidad de aprovechar el alimento de su madre. Es un cuadro afortunadamente infrecuente ya que la leche materna es una de las leches más ricas en lactosa de todas las especies de mamíferos. Hasta la aparición de los preparados artificiales sin lactosa esta era una circunstancia con consecuencias fatales para el bebé.

¿Tiene cura la intolerancia a la lactosa?

En los casos de la intolerancia primaria y en el de déficit congénito de lactasa, no hay cura. En el primer caso su situación está relacionada con aspectos genéticos muy vinculados a la raza o etnia del sujeto en cuestión. En el segundo caso se trata de un error en el metabolismo de los hidratos de carbono sobre el que se desconocen las causas que lo propician. Sin embargo los cuadros de intolerancia secundaria son pasajeros y habitualmente la intolerancia revierte tras haber tratado la circunstancia que la provocaba (diarrea, infecciones, quimioterapia, etc.)

¿Qué cantidad de intolerantes a la lactosa hay en el mundo?

Como se ha mencionado la prevalencia de la intolerancia primaria a la lactosa es bastante variable en función de la etnia observada. Según un artículo sobre el tema, la prevalencia de la intolerancia primaria se puede resumir de la siguiente forma en base a las distintas poblaciones en estudio:

  • Escandinavos, del 2 a 15%
  • Blancos de norteamericanos, del 6 a 22%
  • Centroeuropeos, del 9 a 23%
  • Indios, del 20 al 30% en el norte; y del 60 al 70% en el sur
  • Centro y sudamericanos, del 50 al 80%
  • Raza negra; del 60 al 80%
  • Indios americanos, del 80 al 100%
  • Asiáticos, del 95 a 100%

¿Cómo sé si soy intolerante a la lactosa?

Ante la sospecha de ser intolerante la lactosa conviene salir de dudas y acudir a la consulta de un médico que nos hará las correspondientes pruebas diagnósticas. Una de las más frecuentes consiste en la determinación de hidrógeno en aire espirado tras una sobrecarga con lactosa. Es una prueba que se prolonga por espacio de dos horas y requiere de un protocolo concreto antes de la prueba. Existen también una serie de kits genéticos que suelen ser útiles.

¿Qué hacer si soy intolerante a la lactosa?

Mi consejo es que se ponga en manos de un experto en nutrición, alimentación y salud, de forma idónea un dietista-nutricionista, que le guiará en relación a los alimentos que deberá evitar y le dará pautas de actuación sobre aquellos otros con los que deberá observar una especial atención. Además, le planteará soluciones con las que poder minimizar el riesgo de deficiencias nutricionales al evitar determinados alimentos.

En próximas entradas se hablará más en detalle y en concreto de los alimentos que contienen lactosa.

 

19 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Sol63

    Se debe en realidad a todos los productos químicos y conservantes industriales que se echan. Antes no existia esta intolerancia. Con la leche recién ordeñada nadie tenia intolerancia. Salvo en casos específicos de otras enfermedades. La industria alimentaria ha provocado mas intolerancias a distintos componentes en unos años, que enfermedades por falta de higieno a lo largo de la historia de la humanidad. El que no quiera ver esto es que está ciego. Se paga más a un químico de una empresa alimenticia que al gerente. Y encima y de forma silenciada en España se ha puesto al frente de la agencia de control de alimentación a la empresa coca-cola para que nos envenene a todos con sus productos químicos. Por cierto la formula de la coca-cola es archiconocida, no es un secreto. Lo único que está blindada su fabricación con billones de dolares para que nadie la fabrique igual.

    Deberiamos pedir explicaciones sobre lo dicho:
    COCA COLA TOMA EL CONTROL DE LA LA AGENCIA ESPAÑOLA DE SEGURIDAD ALIMENTARIA

    16 abril 2012 | 10:59

  2. Dice ser Eneagrama Madrid

    La leche no es un alimento esencial en un adulto y sus nutrientes son sustituibles por otros con menos riesgo de alergias.

    Consejos infalibles para encontrar empleo:

    http://www.ivansanz.com/2012/01/05/como-encontrar-trabajo/

    16 abril 2012 | 11:00

  3. Dice ser fer

    ABSORBER, las dos son “B”,

    fin

    16 abril 2012 | 11:00

  4. Dice ser Daniel L.

    para qué decir que el estómago humano no está preparado para digerir la leche de vaca?

    16 abril 2012 | 11:01

  5. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Tambien hay mujeres que no se quedan embarazadas con ninguna leche.

    Clica sobre mi nombre

    16 abril 2012 | 11:08

  6. Dice ser Yo flipo

    El que tiene mucha intringulis es Larrosa. o sea, yo.

    Clica sobre mi nombre

    16 abril 2012 | 11:24

  7. Dice ser Raquel

    El ser humanos es el único animal que sigue tomando leche después del destete. Creo que los “raros” somos los que tomamos leche, nuestro cuerpo no está preparado, y aún así lo forzamos

    16 abril 2012 | 11:52

  8. Dice ser la intolerancia de los elementos :-)

    Hoy he leído en relación a un videoclip de J-Lo: “Jennifer Lopez debería preguntarse si dejaría a sus gemelos ver los vídeos que rueda”

    Este debe ser un ejemplo de la intolerancia dele ser humano a sí mismo. Se producen reacciones irracionales, absurdas. ¿Qué quiere decir esta frase? ¿Qué edad tienen los gemelos? ¿Acaso piensan qu epueden tener una mente tan sucia como los censores?
    Debe ser intolerancia que luego expanden al resto.

    16 abril 2012 | 11:58

  9. Dice ser marcelo

    Por una vez no entro a criticar en negativo algo en 20minutos. Buen artículo, en su justa medida de detalle.

    16 abril 2012 | 12:04

  10. Dice ser CDI MARBELLA

    Ya se puede comprar en las farmacias la lactasa como complemento alimentario. Tiene una dosis máxima de 4 dosis pastillas al día.
    Es una gran ventaja para todas aquellas personas que tienen esta molestísima intolerancia, ya que les permite poder ingerir alimentos con lactosa y ampliar su alimentación.

    Cdi Marbella

    16 abril 2012 | 12:52

  11. Dice ser CDI MARBELLA

    Por cierto, comentar tambien, que la lactosa no se encuentra solo en la leche y sus derivados, tambien se encuentra en embutidos de todo tipo, fármacos, etc…
    Un saludo

    16 abril 2012 | 12:55

  12. Dice ser mario

    Que suerte poder beberme un litrito de leche recien ordeñada todos los dias. ;)

    16 abril 2012 | 13:53

  13. Dice ser mario

    Podias haber ampliado con un poco mas de informacion e incluir el kefir como hongo que rompe las encimas y permite poder tomar leche, aparte de enriquecerla naturalmente.
    Te emplazo a que realices un articulo.

    16 abril 2012 | 13:56

  14. Dice ser lemurzx

    Me parece curiosísima la estadística sobre los porcentajes de intolerancia según razas. Parece que solo los europeos se han adaptado para beber leche después de su infancia, supongo que porque dependerían más de este recurso.

    16 abril 2012 | 16:30

  15. Dice ser Ñoño

    Creo que solamente lemurzx está cerca de la realidad, mucho más cerca que el artículo, que desgraciadamente está falto de datos fundamentales.

    Voy a enfocarlo de forma opuesta al artículo: la intolerancia a la lactosa es lo normal en un individuo adulto de nuestra especie. En el Homo Sapiens (como en otros mamíferos, que es lo que somos, aunque lo olvidamos), sólo las crías hasta unos pocos años de edad, mantienen la producción de lactasa para digerir la lactosa. Después, coincidiendo con el destete, pierden esta capacidad. Es lógico, puesto que la leche no es un alimento que se encuentre libre en la naturaleza. Por tanto, las “normales” son las poblaciones africanas, asiáticas y amerindias, que no soportan la ingesta de leche. Los “raros” somos los europeos, que tuvimos que sufrir una mutación para poder seguir produciendo lactasa cuando colonizamos con nuestro ganado las latitudes norteñas del continente. En unas condiciones de bajas temperaturas, poca insolación, y por lo tanto con carencias de vitamina D y Calcio, la ingesta de lácteos se convirtió en una enorme ventaja parta aquellos individuos capaces de digerirlos a una edad cada vez más tardía.

    Para la mayor parte de la Humanidad, comer leche es insano, y especialmente, leche de vaca.

    Mi fuente es alguno de los libros del antropólogo Marvin Harris, pero seguro que se pude encontrar otra bibliografía sobre el tema.

    16 abril 2012 | 17:04

  16. Dice ser Emiodon

    Raquel, no es que seamos “raros”, es que somos los únicos capaces de obtener leche de otras especies para consumo propio.
    Ponle a un gato un cuenco con leche de vaca, a ver lo que hace..

    16 abril 2012 | 17:47

  17. Dice ser Burnov

    Sol63,eres un ignorante de libro,como “antes” no se sabia de esta intolerancia no existia,anda que no eres melon,y te lo digo porque tengo un caso en mi familia y te puedo asegurar que el tercer tipo existe muchisimo antes que la industria a la que tu te refieres,lo que pasa que la gente antes se moria y no se sabia porque,y ya no quiero entrar en lo de los quimicos,oy en dia la quimica es IMPRESCINDIBLE en nuestra forma de vida informate un poquito y veras como todo esta relacionado con ella,otra cosa es que quieras vivir como hace 1000 años…

    16 abril 2012 | 18:20

  18. Dice ser JAVIER

    Para los que son intolerantes a la lactosa, no les sienta bien o prefieren tomar leches vegetales, pero no quieren pagar un dineral por ello, aquí os dejo como hacer leche de almendras en vuestra casa de una forma muy fácil:
    http://10000maneras.blogspot.com/2012/04/leche-de-almendras-casera.html
    Espero que os sea de ayuda.

    17 abril 2012 | 20:45

  19. Dice ser Laura

    Interesante y completo arículo sobre la intolerancia a la lactosa. Lo que he echado en falta es que en el apartado “¿qué hacer si soy intolerante a la lactosa?” sólo se propone como solución la evitación de alimentos. Para todos aquellos que sean intolerantes a la lactosa como yo, existen unas pastillas que se llaman Nutira que permiten comer los alimentos que contienen lactosa sin desarrollar la horrorosa sintomatología que nos persigue cada vez que la lactosa entra en nuestro organismo.

    24 abril 2012 | 10:17

Los comentarios están cerrados.