BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Si tú comes bien, ell@s comen bien

 

Si usted come bien la probabilidad de que sus hijos también lo hagan aumenta exponencialmente.

Hace unos pocos años un anuncio institucional del Ministerio de Cultura para el fomento de la lectura usaba este recurso perfectamente aplicable al acto alimentario (y a muchos otros). No sé si será por casualidad pero además de fomentar este hábito, a los protagonistas del anuncio se les veía desayunar mientras leían. Casualidad o no me viene de maravilla para comentarles la importancia de los poderosos mensajes que lanzamos a nuestros hijos cuando nos ven practicar un determinado patrón de alimentación (o de estilo de vida).

¿Les dice a sus hijos que coman fruta y usted no lo hace? ¿Les insiste en la importancia del desayuno y usted sale de casa sin sentarse a desayunar? ¿Mantiene un patrón de vida sedentario y obliga a sus hijos a que hagan deporte? ¿Le preocupa el peso de su hijo y usted no adecua el suyo? ¿Les obliga a que se terminen el brócoli mientras usted come otra cosa?, etc. Si las respuestas son afirmativas sepa que les está mandando dos mensajes contradictorios uno de palabra y otro con su ejemplo. Uno de ellos infinitamente más poderoso que el otro.

Como en muchas otras facetas de la vida el mensaje del ejemplo suele ser mucho más eficaz que largos razonamientos e interminables peroratas a cerca de lo conveniente de comer de una determinada forma o de mantener un concreto estilo de vida. Este hecho ha sido constatado en diveras ocasiones en distintos estudios de intervención que vienen a resumir que el modelo de preferencias alimentarias que profesen los adultos ejerce un papel importante en el desarrollo de las preferencias alimentarias de los más pequeños.

Para que nuestros hijos adquieran unos adecuados hábitos alimentarios les sugiero que empecemos nosotros mismos por adquirirlos y, además, que pongamos buena cara mientras lo hacemos.

 

4 comentarios

  1. Dice ser Carla

    Un buen consejo que además funciona.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    01 febrero 2012 | 10:31

  2. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Pues no le veo la funcionalidad , en mi casa no paro de dar ejemplos y nadie me hace ni puñetero caso , aqui cada cual hace lo que le de la gana y es inutil lo que haga . a mi me gusta la playa , a mis hijos , no. a mi me gusta hacer gimnasia , comer poco, escribir , viajar , a ellos les importa un rábano . Dicen que si, si, pero luego no siguen mi ejemplo y cada cual es como es, aunque le des la vuelta al revés.

    Clica sobre mi nombre

    01 febrero 2012 | 11:38

  3. Dice ser Erick

    Esta clarisimo que si tu dices a tu hijo que no beba y tu bebes es muy dificil que te tome en serio, y asi con muchos ejemplos, eso no quiere decir que si tu no bebes tu hijos tampoco. Conseguir lo contrario es muy dificil aunque se puede porque mi padre bebe un poco con las comidas y en alguna ocasion en algun partido viendo un partido de futbol pero yo no bebo nada ni en celebraciones, ni en fin de año, etc.

    01 febrero 2012 | 12:01

  4. el-nutricionista-de-la-general

    Antonio, el aumento de la probabilidad no implica seguridad. La evidencia basada en la experiencia personal es evidencia, pero tiene un valor limitado. La evidencia aportada por grandes poblaciones tiene más valor. De todas formas en estos casos de estudios observacioneles, no de intervención, siempre se hablará (tal y como se hace en la entrada) de probabilidades, nunca de certezas causa-efecto. En tu caso, si tú lo haces bien habrá más probabilidades de influir sobre las personas de tu entorno de forma positiva que si lo hicieras mal. Además, ten en cuenta que en los distintos aspectos del comportamiento humano hay multitud de factores implicados y este, el ejemplo que la unidad parental pueda aportar para que sus hijos adquieran mejores hábitos en lo relacionado con la salud, es sólo uno de ellos. Gracias y ánimo.

    01 febrero 2012 | 14:37

Los comentarios están cerrados.