BLOGS

Viajero, periodista y emprendedor adquirido. Apasionado de Internet y volcado en el viaje más intenso que jamás había pensado: minube.com

Myanmar: un paseo por Mandalay

Objetivo Birmania. Bueno, Myanmar, que después de la iniciativa nacionalista de los generales en 2005 casi todos los nombres del país cambiaron a una denominación tradicional para dejar atrás la época colonial británica. Esta vez nos toca irnos de nuevo al otro extremo del mundo con mi compañero Juan Carlos. Os dejo con sus sueños asiáticos:

Puente U Bein (Amarapura) Mandalay 1571221
Puente U Bein (Amarapura)Minube.com

¿Por qué ir a Myanmar? En mi caso la primera razón me la dieron, pues lo propuso mi chica y después de pensarlo dije: ¿por qué no? Y es que tenemos la mala costumbre a veces de tener una lista negra de países por miedo que al final, cuando los descubres, te das cuenta de que ibas a perderte algo maravilloso. Muchos optan por hacer este viaje a través de una agencia, sobre todo si se tiene poco tiempo, pero desde ya te animo a hacerlo por tu cuenta, porque además de sencillo y económico, ganas en anécdotas, amigos y situaciones que de otro modo te perderías. Como el viaje duró 18 días (después estuve en Bangkok y Camboya), voy a contar en esta ocasión la experiencia de Mandalay.

Llegué a esta ciudad en avión desde Yangon, la capital. El aeropuerto es apenas una pista pequeña a casi una hora de distancia de la ciudad. Una vez allí hay que regatear para coger un taxi colectivo que te lleve, pero por 10 dólares lo resuelves (es mejor que te informes sobre el cambio antes, es toda una experiencia). En Mandalay hay muchos hoteles económicos donde dormir, incluídas algunas guest-houses, pero lo más recomendable es ver varias, pues estás casi todas concentradas entre las calles 25 y 83, 84. Al final por 20 dólares tienes algo más que decente.

Además de un paseo por la ciudad, de la que lo más destacado es la colina de Mandalay (un complejo al que se puede subir en bici, andando o taxi con vistas buenísimas) y las murallas del Palacio Real (aunque éste casi te lo puedes ahorrar, pues es una restauración moderna y poco atractiva). Además es recomendable ir a ver un teatro de marionetas o el mítico Moustache Brothers, donde lo importante no es lo que ves, sino el hecho de que sigan tanto tiempo “resistiendo” al régimen.También debes reservarte un momento para ver el Buda Muhamuni, contraste entre la pobreza del país y la devoción a base de pan de oro, o el Monasterio Shwe Nan Daw.

Pagoda Maha Muni Mandalay 2632161
Pagoda Maha MuniMinube.com

Lo más recomendable es buscarte la forma de hacer varios recorridos por las ciudades de alrededor. Yo tuve la suerte de encontrarme a Hugo, un chico que lleva un ciclo rickshaw pero que te puede ayudar a localizar taxis, hoteles, etc. Muy honrado, culto y una gran persona, de esas que te hacen ver el valor de la generosidad humana. Uno de los primeros tours fue para ver el Puente U Bein, en Amarapura, uno de los símbolos de Myanmar. En mi caso lo visité dos veces y me quedé con ganas de otra y otra vez. El atardecer es precioso, y más si alquilas una barca para hacer fotos desde cientos de ángulos. Además, muy cerca, puedes ver también el monasterio de Maha Ganayon Kyaung, aunque se vuelve un poco turistata con tantas cámaras de fotos. Después, rumbo a la ciudad de Inwa, donde visitar en carro de caballos los diferentes templos y monumentos perdidos en decenas de hectáreas de historia. Todo el recorrido es accesible desde un taxi de cuatro plazas azul, típico de la ciudad (en realidad tú vas detrás), que te dejará en cada uno de los puntos para que te encargues de dar los últimos pasos. Eso sí, todo con entrada.

Inwa
InwaMinube.com

Otro de las visitas obligadas es la ciudad de Mingun, a donde tienes que ir cogiendo un barco en el “puerto”. En media hora estás allí, pero las vistas del río ya merecen la pena, sobre todo viendo la vida que tienen los pueblos alrededor. En la ciudad tienes una caminata de un par de horas, por diferentes templos (no puedes dejar de subir a la base de la que podría haber sido la pagoda más grande del mundo) y perdiéndote por el pequeño pueblo. Te ofrecerán comer en casas particulares por apenas unos euros. Merece la pena la experiencia.

Y ya de vuelta a la ciudad, momento de comer en uno de sus restaurantes típicos, donde el Mann no es de los más elegantes, pero te dará pie a más de una cerveza con el resto de los viajeros que cruzan Myanmar cualquier época del año. Ojo con el “doble” de Messi. Sí… toda una pasión el fútbol allí.

Bar Restaurante Mann Mandalay 3646101
Bar Restaurante MannMinube.com

Fotos de Ele Baños, José Antonio Cáceres, Vagamundos y Juan Carlos Milena.

1 comentario

  1. Dice ser swim

    recomiendo mi cancion prederida de robbie:

    Robbie Williams – The Road To Mandalay

    https://www.youtube.com/watch?v=KohurXfPb7s

    12 Abril 2012 | 14:01

Los comentarios están cerrados.