BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Cuando el entretenimiento se cruza con la familia; espadas de Damocles, caras de espanto

Aprovecho miserablemente un debate lanzado en el hilo de los amigos Paquetes para cortar y pegar.

Me dais cierta envidia cuando os veo con esas agendas y esos trotes organizados y esas tapias por las casacampos y las quedadas previas a la preparación específica de los MAM y GTP diversos. Años corriendo solo por las más absurdas geografías me han convencido que sois tipos con suerte, lo que pasa es que da la impresión que os habéis empeñado en malgastarla. En cada ramillete de salidas semanales se oye o lee el consabido “de esta me echan de casa” o “que luego la mujer está de morros” mientras damos rienda suelta a las piernas y al corazón, que no a la cabeza. Yo salgo a correr muy de noche, es cansado y me quita horas de sueño, pero no quito horas a mi familia. La cosa es que luego llego a casa después de haber salido a las horas de las hienas y está mi personal preparándose para desayunar y se me pasan los lactatos y el cansancio y el sueño. Y eso que en casa ya me conocen y tengo un largo historial, pero para mí lo primero es la pareja, luego los crios (lo siento, nenes) y luego los hobbies.

No se si he contado que en una nevera del hogar de la familia en la sierra figura un folio pegado en la nevera con una inscripción parecida a esto: “la abuela es buena, el abuelo tiene paciencia, mama es guapa, papa viene después”. Papi viene después pero siempre dentro de unos límites. Quizá haya alguna excepción que normalmente está consensuada semanas antes o meses. Ese día tocan las mayores brutalidades del correr, según los parámetros de la OMS. Pero he preferido sacrificar el pegarme un sopapo por ir de noche que tener que explicar a mi pareja lo importante que es para mí salir a correr de día, acompañado.

Lo más bonito que me han dicho tras años de ultra no es eso de “dicen mis amigas que si aguantas follando tanto como corriendo” o “hijo que birria estás dentro de un traje” , sino “hijo, das pena, vete a correr a horas normales con tus amiguitos”. ¿Sentirse orgulloso de ello, de dar pena? Quizá. Ni puta idea. Pero sigo viéndolos sonreir cuando llego a casa y dicen a coro eso de “papiiiiiii”.

Hay otro asunto que es el de la conciliación de los momentos entre la concupiscencia del corredor y la familia (lo que en el Vaticano se comenta en corrillos a escondidas como citius et runners gens conciliatio) Una de esas “hacemos una excursión y mientras yo corro vosotros os dais una vuelta por allí y luego pasamos el fin de semana etc”, porque me ven venir de lejos. Eso se llama arrastrar a la familia a una cosa que nos gusta a nosotros. Sé, y se me ha dicho, que muchas veces la familia está encantada de acompañarte, que los niños se entretienen con otros niños, que las mujeres hablan entre sí de mil cosas y hasta se olvidan de nosotros. Pero tiendo a pensar que los acompañantes se ven forzados a modificar sus planes por tí y tu carrerita. Aumentado y corregido cuando descubrimos los encantos de correr por la montaña, en el extranjero o pruebas -ya es el sursum corda– por etapas. Particularmente, hace años que les ahorro el coñazo de acompañarme a las carreras. Ya he contado la perrería que supuso para mi mujer acompañarme al Appeldoorn Midwinter Marathon, dejándola en la zona de meta, leyendo el periodico en el coche, con una nevada de órdago. Esto debió ser en 2001. Desde entonces, nunca más, y con razón. De hecho a la última que vinieron me sorprendió (además era un coñazo de seis horas más propina) y les había dicho expresamente que aquello era un tostón.

¿Una crítica? Lo mismo sí. Pero es que si no se os pincha, no debatís.

14 comentarios

  1. Dice ser Bandoneon

    Mi caso es muy particular. Mi familia se compone de dos adultos independientes lo cual hace mas facil cualquier tipo de conciliación. Cuando tengo carrrera ella se inventa alguna otra cosa, cuando viajo a correr lo hago solo. Tambien es cierto que en el Programa de Puntos Pareja pierdo puntos cuando pongo el despertador a las 2:30 de la madrugada o hago ruido a las 5:00 para ir a pasear por la montaña pero los recupero preparando el desayuno, haciendo las compras o cortando el cesped.

    02 Junio 2010 | 13:28

  2. Dice ser Yoku

    Yo lo que ofrezco a cambio es paciencia infinita en los largos sábados de ver ropa, de probarse ropa, de ver más ropa, de probarse ropa, de pedir opinión, de dársela con buena cara y sinceridad (a ella todo le queda bien, es guapa y delgada), de ver más ropa, de ver aún más ropa y de llevarle luego las bolsas (ítem más, recoger posteriormente los arreglos de costura).

    Eso no es poco, ¿eh?

    Comprendo que ir a vernos pasar unos segundos en una carrera es una muestra de amor incondicional que no siempre están dispuestos a pagar (incluyo a los infantes, que en mi caso es ya mozo y se afeita) y no lo solicito. Pero han pasado frío, calor y lluvia por animarme. Y ese instante los quiero aún más.

    02 Junio 2010 | 13:34

  3. spanjaard

    Cada uno escogió su pareja por evidentes razones dispares. Y con ello vivimos y los adoramos. Digo yo que ayudará si ya te conoció aficionado a esta idiotez de las zapatillas. Al contrario, conozco ya más de un caso de afición sobrevenida tras años de pareja y [1] ha sido detonante de ruptura, [2] refugio de aislamiento o escapada en búsqueda de algo más que una motononía que se veía venir. Y ninguno de los dos casos me parece razonable.

    02 Junio 2010 | 13:48

  4. Dice ser Bandoneon

    Hay una tercera alternativa. 3) Un hobby que no es compartido y no por eso es conflictivo. Tu visión es muy pesimista. Pero no es pesimista del mundo del correr sino de la pareja. A lo mejor empezar a correr adiciona un poco de sal al asunto. Bien llevado agrega un espacio de individualidad a la pareja, una zona de privacidad que hace al otro un poco mas interesante o lo mantiene independiente y por lo tanto mas deseado y mas interesante. Los miembros de la pareja no tienen porque compartir todo y al contrario creo que es bueno que haya [muchas] cosas que no compartan. Compartir una casa, una cama, un coche, y el cacho de vida que no es todo lo otro es mucho, ¿tambien tienen que compartir los hobbys y las pasiones? ¿No es “despersonalizar” al otro/a para “parejizarlo”? Quiza el problema no sean las zapatillas, despues d etodo.

    02 Junio 2010 | 14:28

  5. spanjaard

    Por supuestísimo. Hablo de los casos en que uno se escabulle. Pero también existe la pareja que no tiene nada más en la cabeza, ni planes propios, ni una afición que compense con un ‘vale, pero el fin de semana que viene te quedas con los niños tu’.
    Y el caso específico de pareja independiente si hijos no es el prototipo, Bandoneón. De esto ya hemos hablado.

    Joder, cada cosa que escribo es más catastrofista.

    02 Junio 2010 | 14:52

  6. Dice ser ser13gio

    Interesante. Permíteme el sarcasmo de que eres un carca, los jóvenes, a los que nos conocieron ya dándole a la zapatilla, sabían que era el lote completo, zapatilla+elqueselascalza. Y así nos va. A las comidas familiares nadie me espera, llego sudado y tan pancho, una vez al año soy egoista al máximo… y qué le vamos a hacer, así nos ha hecho, es genética, no soy yo, je je.

    Cuando tenga descendecia (…) veremos cóm0 lo capeamos, llevo desde diciembre de 2001 sin descansar total ni un día, pero cuando haya mocosos me parece que me voy a pasar el pseudopro por el forro y habrá que cambiar de prioridades. Mientras tanto, que la pareja aguante, ella pudo elegir, los hijos no.
    s

    P.D.: este post y sus comentarios en malas manos es un arma arrojadiza.

    02 Junio 2010 | 20:21

  7. spanjaard

    Curso de lectura comprensiva spanjaard v2.11. A ver, s13, no sé bien en qué cuadrante digo que a mí ya me conocieron en zapatillas. Es más, yo me conocí ya en zapatillas. Obesillo, torpe y el porras en todas las carreras, pero ya llevaba rumiando la venganza dentro de mí. ¡Cuantos de aquellos que me ganabais en los crosses, de alevín, estais ahora echando lorzas! ¡Cuantos con osteopatía de pubis! ¡Cuantos de aquel ‘vamos que vas el primeroo’ buscando ahora un personal trainer para perder 23 kilos!

    Todo es un trauma infantil. Ahora lo entiendo todo…

    Yo debería estar durmiendo que he puesto el despertador a las 02.50am.

    02 Junio 2010 | 20:32

  8. Dice ser Pablo Vega

    Mi pareja corre también… y así es todo mucho más fácil… aunque cada uno vaya a su ritmo o por sitios distintos, cada uno entiende los motivos del otro para sacar tiempo de debajo de las piedras para irse a corretear…

    02 Junio 2010 | 22:07

  9. Dice ser voltapeu

    Lo de 2.50am me ha hecho olvidar lo que iba a decir, incluso lo que había leído antes.

    Eso debería estar prohibido por ley, como lo de fumar y lo de los toros.

    No, no me digas que es para correr…

    02 Junio 2010 | 23:16

  10. Dice ser Juanma

    bueno, que era servidor el anterior… aunque pocas dudas tendrías 😉

    02 Junio 2010 | 23:18

  11. Dice ser spanjaard

    No, si ya. No hay un voltapeuer més voltapeuer que tu.

    Pablo, ata a tu pareja con doble cadena de titanio porque la proporción es abrumadora. Apenas 3 de cada 10 runners son chicas y has dejado a 6 sin su cupo.

    03 Junio 2010 | 17:55

  12. Dice ser nachoenfuga

    Otros dejaron de correr para hacerse blogueros. Ahora que los vástagos empiezan a pedalear con cierta soltura, se abre el cielo: hacemos duatlon deconstruido (dos van en bici y uno corre). Y otra respira.

    04 Junio 2010 | 12:16

  13. Dice ser Santi Palillo

    Buen tema de discusión que (también) me pilla fuera de juego, como suele decirse XXXX (sustituya XXXX por lo que le parezca) le da pañuelos a quién no tiene mocos; a mi incluso me animan (diría que hasta me empujan) a salir “¿cómo te vas a a quedar en casa con el día que hace?”, será que me prefieren cansado; es la ventaja (quizás la única, pero a la postre ventaja) de haber empezado tarde a correr y con la tercera edad en el horizonte, ayuda a que las cosas se vean de otra forma.

    07 Junio 2010 | 09:20

  14. Dice ser maría jesús

    y cuando la afición es compartida, en nuestro caso era el alpinismo, escalada, esquí de travesía, etc y vienen gemelos, adivina, adivinanza quién cuelga el piolet ? Lo justo hubiese sido seguir por turnos, un gemelo por barba etc.. pero tarari que te vi ! Todos no aplican la misma lucidez que tú al establecer prioridades, Luis.
    ahora, ya sola y liberada, salgo cuando puedo a correr que lleva menos tiempo que lo del monte, pero me da una envidia sana lo del despertador a las 2:50 !

    07 Junio 2010 | 15:24

Los comentarios están cerrados.