BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Metiendo presión a las piernas. Circular desde Navacerrada, 43km

La ficha técnica de la salida de hoy se resume de manera fácil. Lo más complicado es contar las risas que uno se echa tras colocar el despertador a las 02.50am y asomar a las 4 de la madrugada en un pueblo de la sierra, sabiendo que ahí esperan otros tres dementes. No vamos de fies. Haremos unas 7h como tope teórico para acumular martirio psicológico y fisiológico de cara a la gran cita de primeros de Julio.

La parte sucinta, técnica, los datos (no muchos).
Despertador a las 2.50am. Otros han estado toda la noche trincando y pimplando. Son las 4am y estamos dando voces en la plaza. Pasa la policía local.
Hemos salido Guille, Malaika (Angel) al que por fin he podido ponerle cara, los calzoncillos de Guishe y Bandoneón, que es un randa, que ha descompuesto el grupo, que nos ha llevado por la calle de la amargura subiendo y que además iba con una mochila del instituto, y yo. Estos epítetos los ha solicitado expresamente Andrés así que son ley.
El balance final, según wikiloc, suma 43km pero el gps de Guille daba dos km más en el puente de los Manchegos, de los 10.5k que dice el wiki. Ni idea del total final pero asumamos que han salido entre 43 y 45km totales. Unas 6h40 de vellón y gestionando el isotónico de la Beyoncé, y un bidón ciclista que no me ha estorbado en mano al principio y que luego ha ido viajando en el maletero.

1. Hemos subido por la pista de la Barranca completa, sumando unos 400m calculo yo. A los 200m apagamos las luces, subimos con la luz de la luna. Increíble paz y temperatura.
2. Nos ha empezado a clarear en el Piornal y luz completa y excelente en la Maliciosa. Pajaritos cantando.
3. Parcial Maliciosa 2h15. Guille se ofusca, sufre del estómago y se ¡quita los pantalones!. Todos al suelo de las risas. Surge el alter ego de Guille; es de nuevo Guishe.
4. Bajada entre canchales y sin saber el camino, intentando un todo recto hasta cruzar a la senda que sube al Ventisquero de la Condesa. Bandoneón nos ha abandonado y se ha ido a dormir a la hierba en la Barranca.
5. Dos jabalíes, cabras monteses y una ardilla a lo largo de los mil km de las zetas por la izquierda, en sentido kilométrico descendente (del mojón del k21 a Canto Cochino) a ratos medianamente rápido.
6. Malaika y Guille han encontrado perfectamente el sendero GTP y han acortado bastante. Guishe se ha vestido en la cota 1300, según cuentan.
7. Parcial aprox de km 30 largo en control de entrada, son las 9am. 5h. Llamo y los dos me preceden unos 2km. A sufrir como un gilipollas, solo. Sigue medio nublado.
8. Ambos los dos me esperan al haberles recuperado un km a la entrada de Navacerrada. Agoto el agua que cargué en la fuente del GR10 justo a la entrada del pueblo. He perdido muchisimo liquido.
9. ‘Calambres de recuerdo’ durante toda la tarde en los gemelos. Son involuntarios, como espasmos. El jamón estaba demasiado salado y solo comí 2 lonchas en Canto Cochino. Quizá he fallado en la comida.
10. Cuatro cervezas y unos torreznos en meta. Para casa.

Lo otro.
La parte de la motivación es fácil plantear. No así las consecuencias y si finalmente merece la pena destrozarse las piernas por la montaña con el objeto de prepararse a una aventura mayor. En lo personal quiero apuntar que me muevo de maravilla con dos amigos del alma. Seguramente desaparecerá alguno de ellos en unos años, o seré yo quien desaparezca de esta entente cordiale que nos lleva al argentino y al hidalgo y a servidora a reir y a correr.

Como dice Juanma, quedar a las 3 y pico de la mañana para ascender a los dosmil y pico metros deberia estar penado por ley. Posiblemente con toda la razón del mundo pero, decidme, ¿hay otra manera de ser uno de los doscientos afortunados de todo el planeta que hoy han visto amanecer en la alta montaña? En una expedición comercial al Himalaya es fácil. Pero en Madrid lo normal es que uno vea el 5 en el despertador o las 6, y luego se asome a ver si ya es de día, si el perro está arañando los cristales esmerilados de tu entradita periférica o si el repartidor de prensa ha dejado caer su gong diario de papel y cuerda en el kiosko de al lado de casa.

5 comentarios

  1. Dice ser Pablo

    Joder, así como lo cuentas Luis a veces hasta me da envidia cochina 😉

    Un abrazo

    03 Junio 2010 | 19:28

  2. spanjaard

    Ni idea, Pablito. Cuando luego intentas conciliar una siestecilla y el cuerpo está demasiado cansado y piensas si no nos pasamos dándole tundas al cuerpo. Tranquilo, cuando te hagas viejo ya lo probarás. Jua.

    04 Junio 2010 | 06:31

  3. Dice ser Elage

    Eso es Luis, tú sigue a ese ritmo que el GTP se te va a quedar hasta corto. Vas a tener que buscar compañía en el pelotón de los que acabarán sobre 24 o 25 horas.

    04 Junio 2010 | 12:23

  4. spanjaard

    ¡Jua!
    (y ya van dos hoy)

    04 Junio 2010 | 12:41

  5. Dice ser maría jesús

    Para mí el peor tramo del GTP es la Granja-Pto de la Fuenfría, no por dureza, vas subiendo cota, pero progresivamente, no sé por qué siempre se me hacía un poco aburrido, interminable, ya fuera andando, bici o tablas. Allí estaré mentalmente de pom-pom girl cuando pases !

    07 Junio 2010 | 16:16

Los comentarios están cerrados.