BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Integral de f(x) = canilla irritada

No lo había contemplado de este modo pero, si uno se echa a la cara un dibujo de la pantorrilla, con sus músculos y tendones al aire, sale algo así como un manojo de cebollinos torsionados. Una letra sigma. Una integral, creo.


Y afinando la vista y parando a pensar qué ese ese escozor recombinante que tengo en un lado de la rodilla, y trazando una linea sinuosa y sibilina por la pierna abajo hasta el punto de cachondeo matinal del lado interior de la canilla, me sale una sigma perfecta. Así, si la tibia, canilla o pantorilla anterior es f(x), tengo una integral irritada que me recorre a ratos el tibial anterior. El susodicho tibial anterior es como una capa de cebolla mal caramelizada, como si hubiéramos estado mirándonos los cojones mientras ésta se sofreía a un ritmo evidentemente alto. Se ha tostado, se descascarilla y separa de la tibia, a la que tiene que proteger como sagrado trabajo encomendado. Y me ‘escuece’ dos o tres veces cuando arranco a correr o a caminar, y se queja un poco -y menos debería de quejarse, para el caso que le hago- cuando me levanto. Es cosa de salir en frío a correr por asfalto y, cuando digo en frio es en frio y a las 5.35am de días de invierno. De no estirar el tibial anterior. De maltratar la cebolleta, en resumen.

¿Comprenden sus señorías por qué me expulsaron de Matemáticas en la UAM?

Aparte, un encargo. Un mandao, que se dice. Entren todos en el blog del Mago Pepo y anímenle porque está atravesando un bache físico importante. Intenta quitarse lastre y salir a correr pero en Valencia están las cosas muy mal como para dedicarse en serio a hacer ejercicio. Lo normal es terminar haciendo precisamente lo contrario; comer con los de la falla, beber con los del maratón, comer y beber con clientes, beber y comer con la mujer aprovechando los primeros días de manga corta… Es lo que se llama un mal sitio para tener tiempo y ganas de comer.

3 comentarios

  1. Dice ser Carlos

    ¿Podría tener algo que ver tu afición a mostrar tus peludas patucas desnudas incluso en lo más crudo del invierno?. Cuida esa canilla, que le espera buena tralla…

    28 Enero 2010 | 19:56

  2. Dice ser ser13gio

    Cuidado con el tibial anterior y su tendon (no puedo poner acentos, sorry), llevo padeciendo con ellos desde hace mas años de los que recuerdo; ademas, el tibial esta envuelto en una vaina que no permite desarrollar el musculo (o muy muy lentamente) y se produce sindrome compartimental. Cuidadin.
    s

    28 Enero 2010 | 22:57

  3. Dice ser Garbanzito

    Los que sois de morro fino tenéis unas lesiones más raras que el copón. A los de la huerta nos duele la pierna o la parte de atrás del muslo… A mí ahora, a la vejez, me duele una rodilla, la derecha más concretamente por debajo del hueso ese que se mueve en ella… Pero, ¿el tibial anterior?, ¿el tendón del peroneo tercero?… ¡La virgen, los que sois tan finos, estais hechos de unas cosas más raras,..!

    29 Enero 2010 | 08:01

Los comentarios están cerrados.