BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Suoceri, nipoti, cugini… ¡e la coniata!

Ay, la cuñada y la suegra y la familia. ¡La famiglia! Intercambio cuatro palabras con mi amigo Salvatore. Su hermano vive en España y gusta de venir en navidades aprovechando, en ocasiones, para participar en esa manifestación de locura compulsiva y paroxismo runner que es la San Silvestre Vallecana. Carrera, dicho sea de paso, que este año agotó 29.000 dorsales en días. El renacimiento del corretear, suponemos. En España, tardío y sesgado, divivido entre las élites molestas por la masa y las antiélites del gimnasio y del parque y de las carreras de empresa. Pero renacimiento.

Este año Salvatore correrá otra san silvestre. La de Azuqueca.

È vero,anche se mia coniata mi ha proibito di partecipare a Madrid perché la corsa finisce tardi alla notte, mentre ad Azuqueca si parte alle 18

Año tras año se producen los mismos debates. El hombre es el único animal que gusta de tropezar con la misma piedra. Unos años estuvimos participando en la fiesta vallecana pero la impresión era la misma. Colocar a los niños en casa de los abuelos para ir nosotros de farra. La abuela, en ese momento, está … realmente está desde las 2 de la tarde haciendo los preparativos para el mega menú homicida de nochevieja. Y la hija y el yerno, o la nuera y el hijo, a correr y a volver a las nueve, ducha y arreglarse y a mesa puesta.

Salvatore ya me lo dice.  “Ha raggione“. Tiene razón su cuñada. En general a las cuñadas les damos poco la razón pero, por lo general, pertenecen al género femenino donde siempre ha abundado la sensatez. Es más, toda cuñada termina siendo una suegra, a poco que tenga suerte con su descendencia. En este momento los astros se alinean; cede, es lo mejor para todos. Tu posición (como yerno, ya no como cuñado) no se sostendrá. Corre por la mañana antes de desayunar y así despides el año o el trimestre o lo que te salga de los cojones de manera activa y madrugadora.

De todas maneras, si tienes una cuñada poco razonable, las reclamaciones al maestro armero y a quien les ha dejado parecerse a los varones.

Y hasta aquí lo que tenía que comentar de las cuñadas y de los italianos.

1 comentario

  1. Dice ser Santi Palillo

    Esas cuñadas que prohíben… pues este año repito, correré con mi hija que además es nieta, hermana, madre, esposa, nuera y cuñada pero como corremos en casa no hay prohibiciones de ningún tipo, tenemos dispensa Pepil.

    Que se lo pase bien Salvatore en Azuqueca.

    28 Noviembre 2009 | 13:08

Los comentarios están cerrados.