BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

1867, 29 de Noviembre

Hoy 29 de Noviembre, pero de 1867, llegaba E. P. Weston a unas abarrotadas calles de Chicago. El Chicago Journal decía del momento “Make your own estimates of the numbers upoen this basis, a solid mass of humanity, one hundred feet wide three miles long and you can guess the number as well as we“. Las calles estaban abarrotadas de vehículos de todo tipo, cargados hasta la máxima capacidad de gente que gritaba, según pasaba Weston, a más no poder. Se calcula que más de 50.000 personas colapsaron el centro de Chicago para recibir a un marchador-ultrafondista. Discursos, trato de héroe nacional, invitaciones a la ópera o al teatro, le esperaba una vida digna de las mejores películas. Durante todo el siglo XIX eran frecuentes los eventos de pedestrianism (precedente de la marcha atlética actual) en un mundo de apuestas, estadios o pabellones abarrotados, donde la gente pasaba el día, fumaba, apostaba, veía veladas de boxeo mientras los héroes sin final, los participantes en las pruebas llamadas ‘go-as-you-please’, giraban en eventos de 24h o de hasta 6 días.

En 1867. Estadios abarrotados. Miles de personas abarrotando las calles para recibir un tipo que terminaba, en un mes, una travesía de 1.200 millas desde Portland (MA) a Chicago (IL). Por el camino, pueblos y ciudades que salían a saludar el paso del aventurero. El noviembre de la región de los lagos, con su nieve, agua y carreteras embarradas.

Foto: Imagen de Richard Manks, el reto de correr 1 milla cada hora durante 1.000 hora.

Creo que hoy día será difícil juntar miles de personas tras una proeza similar. Por un lado no sería igualmente atractivo para los medios de comunicación. En 1867 pocos deportes copaban el espectro de la prensa. Ni NFL ni NBA ni NHL, con unas major leagues de béisbol nacientes en 1869 y con grandes equipos regulares desde la década de los 1880. Por otro lado, la evolución natural del amateurismo del siglo XX hizo perder el romántico deshabillé de los deportes profesionales del siglo pasado. Un siglo perdido en normas absurdas hicieron que otros deportes se tomaran cumplida revancha y coparan el corazón de los espectadores. Sí, hay unos Juegos Olímpicos globales, hermandad entre los pueblos, pero la masa ha inventado Internet para poder mover dinero en las casas de apuestas online (¿creéis que el motivo fue otro?).

Hoy un E. P. Weston contemporáneo está dando la vuelta a Europa. Es una leyenda y su presencia en internet es de todos conocida. Pero Serge Girard apenas atraerá una docena de aficionados a correr alrededor de su medio de transporte. Hoy debe andar por Cantabria. Ayer superaba los 3000 kilómetros después de 42 días (si bien el formato es de correr y no marchar) y es interesante ver, en la época de los corredores ansiosos por novedades y con un sabado libre para todos, como las fotos atravesando Bilbao son espeluznantes y solitarias. Dos o tres tipos reconocen a Serge en el paso por la Playa de La Concha en Donosti, algún ciclista y viejos conocidos. En Ciudad Real le espera el amigo Cabesc, pero siempre solitarios granos de arena, nadie habla de ello en el desierto del derby Madrid-Barça.

5 comentarios

  1. Dice ser Carlos

    Desgraciadamente cierto. En este mundo de héroes de barro, en el que prima más el oropel con el que se envuelven los logros deportivos que el valor intrínseco de los mismos, personajes como Serge pasan desapercibidos. Tuve el placer de conocerlo en la feria del corredor del maratón de San Sebastián: un tipo risueño afable y cercano. Muy simpático. Pero por desgracia nunca será famoso ni suficientemente reconocido, (ni siquiera en el mundillo atlético, porque a ver: qué marca tiene este tipo).

    (No consigo abrir el segundo enlace, favor de corregir, please).

    28 Noviembre 2009 | 19:38

  2. spanjaard

    Paisano, corregido el enlace. Es simplemente la web de sergirard.com en el Tour de Europa.
    Hoy ha llegado a Cabezón de la Sal. ¿Le habrán traducido el nombre del pueblo?

    28 Noviembre 2009 | 21:49

  3. Dice ser cabesc

    Ojala coincidamos finalmente 🙂
    Mi/nuestra idea es compartir algún kilómetro [quizás jornada] con él.

    30 Noviembre 2009 | 11:06

  4. Dice ser Tamlimson

    “la masa ha inventado Internet para poder mover dinero en las casas de apuestas online (¿creéis que el motivo fue otro?).”

    ¿No se hizo para poder ver porno más cómodamente? Otro mito que cae…

    01 Diciembre 2009 | 16:40

  5. spanjaard

    Pues ahora ya me haces dudar.

    01 Diciembre 2009 | 16:43

Los comentarios están cerrados.