BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

[Apunts Medicina de l'Esport, Vol 44, Núm 163. Julio-Sept09]

Una nueva entrega de esta revista digital de acceso gratuito con formatos pdf.

Sobre los artículos de esta entrega, me quedo por motivos obvios con un buen artículo colectivo: el de Ara et al, del Grupo de investigación GENUD (Growth, Exercise, Nutrition and Development), sito en la Universidad de Zaragoza. Creo que su abstract se comenta solo:

Hasta que los avances en genética permitan detectar y manipular los genes implicados en el alarmante aumento de la prevalencia de obesidad en niños y jóvenes, la única solución realista al problema de la obesidad infantil es la prevención. Hasta el momento, los intentos por reducir el alarmante incremento de obesidad infantil y juvenil siguen el modelo tradicional de reducción de la ingesta energética y aumento de los niveles de actividad física. No obstante, dicho modelo puede no ser el método más adecuado para poner en práctica con niños y niñas en período de crecimiento y desarrollo, dado que éstos requieren un balance energético positivo con el fin de obtener el aporte necesario de nutrientes para el adecuado crecimiento. La inactividad física es actualmente uno de los principales problemas de salud pública a escala mundial. En España, el 66% de los niños y niñas de hasta 15 años afirman no realizar o realizar de forma esporádica alguna actividad física a lo largo de la semana durante su tiempo libre. En niños y niñas con sobrepeso la actividad física vigorosa (AFV) sin restricción calórica produce efectos positivos sobre la composición corporal, y se observa que a través de su práctica se consiguen cambios favorables en el porcentaje de grasa corporal y de grasa visceral, en la densidad ósea, en el fitness cardiovascular y en otros factores de riesgo cardiometabólicos, que a menudo se acompañan de aumentos, no de reducciones, en la ingesta energética. Por tanto, parece que las actuales recomendaciones de actividad física en niños y jóvenes (150-180 min/semana a moderada-alta intensidad) pueden ser efectivos para la mejora de la composición corporal y el fitness en niños y en jóvenes con sobrepeso. Para los que todavía no presentan sobrepeso pueden ser necesarias cantidades incluso mayores (alrededor de 300 min/semana) para prevenir el exceso de acumulación de grasa. Los resultados de los trabajos incluidos en esta revisión muestran que añadir 2-3 h a la semana de práctica deportiva extraescolar durante el crecimiento permite atenuar la acumulación de masa grasa, incrementa las ganancias de masa muscular y de masa ósea, al mismo tiempo que mejora la condición física de los niños y de los jóvenes. La batalla contra la obesidad infantil debería centrarse en modificar los estilos de vida de los niños y jóvenes, no sólo desde el punto de vista nutricional, sino preferiblemente mediante el aumento en los niveles de AFV y la reducción del número de horas dedicadas a la realización de actividades sedentarias.

Del resto de aportaciones a la publicación del numero 44, hay una ventana (esta sí) de aire limpio al hilo de las noticias más desesperantes en del deporte en esta semana: el dopaje. El artículo de Pedret & Vilaseca muestra un “paciente diagnosticado de seminoma testicular del que el primer diagnóstico de sospecha fue un aumento de la beta-HCG que se mostraba en un control anti-doping rutinario realizado durante un partido de liga. La ecografía testicular y la determinación de marcadores tumorales en la analítica sanguínea confirmaron el diagnóstico”. En este caso fue absuelto de la acusación de dopaje, “se incorpora de nuevo a los entrenamientos un mes y medio después de la primera visita médica, y en el momento actual se encuentra asintomático y realiza su actividad deportiva con total normalidad. […] Fue absuelto del positivo por dopaje debido a que el aumento de la concentración sanguínea de beta-HCG era secundario al seminoma testicular que padecía”. El HCG se considera dopaje porque origina un aumento significativo y mantenido de la producción endógena de testosterona y estimula su secreción.

No todo van a ser mala fe y sospechas.

4 comentarios

  1. Dice ser Commedia

    Muy interesante, gracias.
    Lo del “seminoma testicular” es rebuscado de c…… 🙂

    26 Noviembre 2009 | 09:38

  2. spanjaard

    Vigilaos los bajos siempre.

    26 Noviembre 2009 | 10:14

  3. Dice ser Yoku

    Cada vez más horas de trabajo de los padres. Cada vez más horas de estudio de los niños. Cada vez más extraescolares para adecuar los horarios de niños y padres. Cada vez más vida muelle. Cada vez más televisiones digitales y consolas. Cada vez más felicidad comprando cosas.

    Cada vez menos vida y más esclavitud.

    27 Noviembre 2009 | 12:00

  4. Dice ser Commedia

    ¡Más matao Yoku, tienes más razón que un santo!

    27 Noviembre 2009 | 12:13

Los comentarios están cerrados.