BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Se lo decía a un amigo que debutará en 50km

Asumo -que no se diga- la parva completa de rozones, dolorcillos, agujetas indisimuladas, cara excesivamente bronceada por una mañana al sol de noviembre de madrí que traigas el Lunes 5, day d+1, y los centenares de nolotines varios a los que deberán someterse los lectores de tu posterior crónica desde las áureas y aterciopeladas orejeras de tu sillón favorito.

Porque seguramente tendrás unas rozadurillas que no solo no harán más noble y terrenal tu victoria sobre el mito, sino que te joderán al calzarte el agua caliente por las entrepiernas.

Porque quizá haya por ahí algún músculo que no se había dado de alta en la liga forera paquetil y quiera sumarse al orto de un nuevo ultrafondista. Orto, Anita, por amanecer. Sea.

Porque tendré que imprimirme tu crónica, que será muy probablemente redactada primero a lápiz o a boli, sentado en un sillón, ese sillón que tienes por casa, bosquejado en folios de la oficina, mientras oyes guerrear a Carlos 2.0 por casa y a tu santa contar por el móvil la barbaridad de su marido. Lo mejor será eso que cogerás casi a susurros “pero mírale, está sentado como si nada, pero si ha corrido como de aquí a Arévalo!”.

Pero no admitiré malas caras. Ni antes ni después porque este deporte o aventura o buscarse entre renglones torcidos y líneas azules discontínuas (corredores infieles) no es nunca fuente de malas caras. Sólo de ojos entrecerrados cuando el sol asoma en la primera subida de la Avenida de la Albufera. Solo cuando el sol se pone por la trasera de la Sierra de Serrota.

Carlos, a por ello! Rediós.

Spanjaard I el Instigador.

5 comentarios

  1. Dice ser Carlos

    jajajajaja…No seré yo el que ponga malas caras por mis errores, de cometerlos en este caso.Hay cosas que son o no son, que puedes hacer o no puedes hacer, y en esas valoraciones es cierto que a veces hay errores. Pero no soy de los que los cometen por descuido, así que tranquilo, que se y soy consciente de lo que tengo por delante, he pensado mucho en ello y me creo con fuerzas para hacer tus 50K y el maratón de Donosti de propina. Y si los kms., las rozaduras, los dolores de cuádriceps, una tendinitis, el frío, el calor, la lluvia, las cuestas o un inoportuno catarro me ponen en mi sitio, no pasa nada. Ya se intentará otra vez.Tú lleva suelto para unas cañas, que Cabesc no te las va a perdonar…, (ni yo tampoco).Un abrazo. 😉 🙂

    23 Octubre 2007 | 21:23

  2. Dice ser Anonymous

    Cagüental… no me acordaba yo de la porfía de las cervezas. Espera, espera… que lo mismo sale una mañana lluviosa y ni Cabesc ni Zerolito ni…SPJ.

    24 Octubre 2007 | 08:10

  3. Dice ser Sylvie

    Yo creo que solo comentando lo de las birras posteriores, le hubieses convencido…si es que no tenéis el “truqui” engatusador que tenemos las mujeres…Besitos y que la disfrutéis muchísimo los dos.

    24 Octubre 2007 | 10:26

  4. Dice ser Zerolito

    Juer… es leer la palabra “cerveza” y se me olvidan los 50km …jajaja ¿quién dijo miedo?Pero de llevar suelto ná, SPJ. Agarrao que tendremos muuucha sed al terminar, amigos 😉

    24 Octubre 2007 | 10:45

  5. Dice ser Santi Palillo

    Creo que iré a sacaros fotos para la posteridad, no creo que vaya en zapatillas para que no me pase lo de siempre.

    24 Octubre 2007 | 19:13

Los comentarios están cerrados.