BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Denigrante y objetivamente difamantes

Esta mañana salía con la sana intención de no despotricar, contar lo bien que lo pasamos Fernando, Paco el granaíno y servidora, trotando con 35ºC y encontrándonos con viejos conocidos por ese fabuloso parque que es el encinar de la Dehesa Boyal de S. Sebastián de los Reyes, enredando, picando a los desconocidos con cuatro tirones mal dados, en fin. He arrancado el portátil para desayunarme las noticias (mi aversión por los telediarios generalistas de las mañanas empieza a ser crítica) y me encuentro con barbaridades, estas sí, denigrando a los espectadores, a las víctimas de las guerras, a los seres humanos en general. Pero nadie va a retirarlas de las agencias de prensa, ¿a que no, señoría?.

Esta mañana nadie se acordaba de las familias de los secuestrados surcoreanos. Tampoco de los padres que intentamos sobrevivir equilibradamente al paranoico mundo en el que se detalla la matanza de fetos de una enferma que debería permanecer privadamente encerrada. Pero no, es portada desde la CNN, hasta elpais.com, elmundo.es, 20minutos.es, nadie. No se pueden contener y todos sacan a la pútrida luz pública periodística lo que sucedía en el municipio estadounidense de Ocean City. Sin duda prioridad uno. Dar a conocer hasta la más baja miseria de un enfermo, la muerte de un preso, para (quizá) avisarnos: nadie está a salvo en este mundo de mierda, con esta especie humana podrida; sabedlo, en cualquier lado acecha el mal. En cualquier lado está, y hurgaremos y lo encontraremos aunque se esconda y sea el más negro agujero de la moral, el caso más aislado de la degeneración. Esto no se secuestra de las portadas, ¿no, sr. Fiscal?, porque esto vende, viene de los grandes grupos empresariales de la comunicación que soportan los gobiernos que a ustedes, jueces de carrera, les designan.

Nos merecíamos una portada sensible, no una foto de la muerte y desgracia públicas. Cualquiera que haya prestado la mínima atención -crítica- a la imagen de Reuters(foto adjunta), de las websites citada, habrá pensado que ya está bien. No queremos que la intromisión en la vida de unos sea pública pero, mientras tanto, nos rebozamos la muerte pública de otros, el anuncio, el melodrama por fascículos de quien ha sido avisado y programado para morir. Qué doble moral.

Pero claro. Los derechos a la vida tranquila y al equilibrio mental de occidente están varios puntos por debajo de los derechos a la intimidad de una panda de nacidos para gobernar. A ellos sí se les protege. Se les cuida porque dicen que son los garantes últimos del Estado y, claro, la sátira los desprestigia. De ahí que la vigilancia fiscal de la moral judía y cristiana se acalambre y meta un puro a unos dibujantes por soslayar que son unos vagos y que follan como humanos. Y siguen ofreciendo a la prensa amarillista sus arrumacos, miraditas, su vida financiada, la alegría del que tiene la vida resuelta desde el momento de que nace, porque pertenece a un linaje con garantias jurídicas fabricadas por encima de la espalda de los súbditos. ¿Ayer nadie clamó contra el uso publicitario de la infantita?. Ah, qué cercanos son. Qué campechanos. Creo que me ha parecido ver al Príncipe esta mañana en una rotonda camino del trabajo en el polígono industrial de Barajas.

No me extraña que hasta a un emergente abogado español vea anormal, “teniendo en cuenta el contenido de la publicación y las circunstancias del “chiste” que pretendía la portada, así como de la crítica casi continua que de la actividad laboral de los Principies de Asturias se hace por el común de los ciudadano”, que se impute como delito la sátira a la familia real española.

3 comentarios

  1. Dice ser Pablo

    A mí lo que me deprime de verdad de las noticias de ayer es la muerte de Ingmar Bergman y, según acabo de enterarme ahora, también la de Antonioni. De lo demás, pasando: no te hagas mala sangre.

    31 Julio 2007 | 11:33

  2. Dice ser Sylvie

    Me suena siempre tan desfasao eso de decir que se ha visto a un principe por la calle…¿iba en caballo al menos?…¿tenía pinta de haber sido rana antes?…Al final no sé si son más patéticas las noticias a las que se les da importancia o los propios noticieros.Besitos.

    31 Julio 2007 | 15:09

  3. Dice ser El Borde Informatico

    cuidado con la mala leche que se pega se pega…y luego no hay quien se la quite 😉

    31 Julio 2007 | 19:58

Los comentarios están cerrados.