BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Me la jugó la tia puta (la lavadora)


Me la jugó. Pasé corriendo por la cocina ayer por la mañana y metiendo, metiendo (trapos en la bolsa de deporte, aunque meter en la cocina es una de esas maravillas del libertinaje) pues que me dí cuenta que mis dos pantalones cortos estaban para lavar. Es más. Estaban dando vueltas centrífugamente, enredados entre unas sábanas, camisetas y ropa de Rodríguez Pérez.

Los horarios de día y yo tuvimos una seria discusión. Además había que ir a recoger al crío a la sierra… ojo, estoy contando todo esto porque luego, si no, la cosa del dramatismo se queda muy desfasada y floja. Total, lugar, milla reseca. Hora del día, 16.49pm. Vestimenta, camiseta de algodón de la edición de 1999 de los Zestig van Texel (insisto en recomendarla para unas vacaciones de semana santa), color verde oscuro, y mallas largas Joma. Temperatura ambiente, 33º.

No vuelvo a hacerlo. A los 4 minutos me habia soltado las cremalleras de los tobillos. A los 6, la camiseta me ahogaba. Los muslos me ardían. Dejé de mirar al reloj y me puse serio. Vamos a ver, temperaturas extremas las pasa todo el mundo y no va contándolo en blogs.

-Por que no tienen un blog. Pero lo contarían -dice el diablillo que se posa sobre mi hombro derecho

Dos vueltas a la milla reseca y me escapo de ese lateral abrasador de la M-11. Tiro por las calles urbanizadas pero cortadas de la nueva zona de Barajas pueblo y llego hasta el metro. Miro el reloj y solo llevo 25 minutos. Será posible, qué horror. Qué calorina. Qué safocos, como dice mi tia la de Castejón de Monegros. Y giro por la antigua carreterilla del Cementerio Nuevo. Sol de cara. Los muslos me arden, pero más. La lengua ya no siente humedad alguna. Anda que si me da un jamacuco con la tira de kilómetros que habré hecho…

El regreso hasta una rotonda de las vias de servicio de la T-4 me deja encarando unos pastos secos y unas granjas y un par de talleres a todas luces en vías de extinción; y un sendero malo pero que me devuelve a las calles urbanizadas y van 32 minutos. Decido parar en cuanto llego a la calle de la que salí. Haré andando los últimos 200m no sea que tenga que dar un telefonazo de emergencia. Los muslos ya no me arden, ahora tengo escalofríos. Evalúo los síntomas, no tengo dolor de cabeza ni tirito así que estoy en su punto. Spanjaard à la madriléne. Nunca más. Ya tengo los nike y los kalenji secos y listos.

10 comentarios

  1. Dice ser Sylvie

    Pues entonces hoy puedes salir a correr dos veces…y si tengo que proponer, pues a las 13h y a las 16h, que son horas ideales para acabar de rustirte del todo…(más que nada porque en tan pocos minutos ayer, te debist quedar medio hecho).Yo salgo a las 8 de la tarde y me achicharro igual, ni cortos ni largos…la solución es el nudismo.Besitos.

    18 Julio 2007 | 10:39

  2. Dice ser Viguetana

    Veniros a Galicia. De momento no hemos pasado de los 23 graditos (sólo algún día puntual, los 26 en horario de mayor insolación).Si algo no echo de menos del Mediterráneo es ese asfixiante bochorno y ese quemor en la piel…:-)Felicidades por haber sobrevivido.

    18 Julio 2007 | 10:51

  3. Dice ser luis

    Sylvie, me reservo las 14h para pasado mañana y aún resta una salida nocturna de las buenas. Quiero ver si animo a algún desesperado a hacer la famosa vuelta de Viñuelas (kms que se circundaban en los 100/24h entre SSRR y Tres Cantos), con frontales y de noche. Botellón mediante. Besos.Viguetana, aquí echamos de menos del Mediterráneo su agua. Lo más parecido es la piscina del barrio. O la de la urbanización, cosa que principalmente tienen los pijos, los ricos o los venidos a más (euribors). Ah, o los jubilattas los jodíos que se compraron una segunda vivienda hace 20 años, cuand se podía comprar. Coño, sumando todos los sectores… el único gilipollas que no tiene piscina en Madrid soy yo!!!

    18 Julio 2007 | 11:09

  4. Dice ser Cocoloco Amamower

    [1] Hay que volver a los madrugones.Al calor, digan lo que digan, no se acostumbra uno (yo no, por lo menos).Y por la tarde baja(rá) un poquitín la temperatura, pero el suelo lleva recibiendo calor todo el día y parece fuego.Lo dicho, a madrugar. ;-)[2] No eres el único en Madrid sin piscina. Eso sí, los finde tengo mi piscina de agua salada a 19ºC y con olas. :-)))[3] Menos mal que no tengo frontal, que si no lo mismo me animaba. }:-)))

    18 Julio 2007 | 11:18

  5. Dice ser Pablo

    Empiezo a mezclar a Spanjaard con los personajes de la novela en ciernes. ¿De verdad saliste con malla larga? Pero hombre, a quién se le ocurre ! Sepa usted que le puede dar algo, joven, si no toma las debidas precauciones…

    18 Julio 2007 | 13:18

  6. Dice ser Spanjaard

    cher Pablo, tranquilo. Nadie ha dicho que este blog sea reflejo de ninguna vida, real o republicana. Aquí se recogen retazos de la estupidez humana. Novelada o vivida, la especie sigue siendo humana.Cocoloco, no será por que no podrás venir a la luz de lo que de una buena linterna de chino de toda la vida.

    18 Julio 2007 | 13:33

  7. Dice ser boni

    en madrid y con mallas… si es que no puede ser spanjaard.para la proxima vez la solucion esta en una falda ja ja. es broma

    18 Julio 2007 | 16:30

  8. Dice ser El Borde Informatico

    somos unos quejiques. Cuando llegue el invierno añadirás una entrada sobre el frio que pasaste, y que con los dedos congelados no podías quitarte la escarcha de debajo de la nariz….¿ por qué los blogs los utilizamos para quejarnos ?…que conste que esta vez te quejas con razón, pero como diría tu madre (y la mia..) “hijo mio , ¿ quién te manda salir a correr a esas horas ?”

    18 Julio 2007 | 17:35

  9. Dice ser Wild Runner

    No moriste de milagro, Spanjaard. Con la que está cayendo y tú con mallas … a este paso vas a sentir frío en el maratón de Sables. A lo mejor es lo que buscas, ahora que lo pienso!!!

    18 Julio 2007 | 19:03

  10. Dice ser luis

    Les Sabes, líbreme Satanás!!! Os confesaré,de paso, una cosa en formato de entrada de blog. Y como dice el informático borde, esto, las web personales, los foros -aunque menos- y los myspaces varios son la manifestación onanista de que buscamos que nos hagan caso. En casa -a muchos- no nos hacen ni puto caso cuando hablamos de nuestro temita. Como no somos gente de bar y, en el trabajo, también pasamos por raritos, nos queda la Red. Ese sumidero con capacidad infinita, ese cuarto trastero donde nos podemos recluir con mil amigos, fresquito, con nevera llena de cervezas… eso.

    19 Julio 2007 | 05:36

Los comentarios están cerrados.