BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

A la montaña, sí o sí, se la respeta (34/37)

Yo tenía preparada una crónica suficiente como para hacer temblar los párpados pero el portátil me la ha reventado. Error internet explorer code IR9949wee3 o nó se cómo. Total. Pego y refrío.

12.47am. Mando mensaje a Jorge. Niebla y aklmbrado a 1000m de Bola. Regreso por zetas. Joder con las zetitas. Desde que las encaras (por su versión de la cuerda de los Porrones, pero con el mismo desnivel), es subir de apenas 1000m de altitud hasta los 1780m del Collado de los Pastores. Como además es una pista corrible, te pegas unos tramos que para qué. Bajadita al Puente de los Manchegos y, hala, para arriba. Ya llevaba 2h10 así que el cuerpo tenía que empezar a quejarse. Lo hizo de la manera más amarga. Cerca de las 3h de ruta, sobre los 2000m, torpeza en algunos pasos. Calambres en gemelos y alguna vez un isquiotibial. Mal asunto, porque pretendo coronar la Bola (2260m) por la cara más radical, el Ventisquero de la Condesa (creo que ha sido escribir esto lo que ha cabreado a mi anarcofujitsusiemens). Cierta conciencia de las cosas me ha dicho que no. Que mandaba sms de seguridad y me volvía por el mismo sitio. Bajar por la cuerda de las Cabrillas y Barranca sería demasiada exposición al frío y pisar peor que por la magnífica pista por la que he ascendido. Total, lo primero es salir vivo. Lo segundo ya vendrá.

Cálculos posteriores bajando por las interminables diagonales de esas zetitas me ratificaban que iba a superar el mito por 34a vez. Bueno. A eso íbamos. Agua en los Porrones y últimos geles. Lo cierto es que, ahora en la seguridad de casa, sin apenas dolores de piernas y todavía pensando dónde dejé el otro día las gafas de sol de correr, cuento y recuento y la comida no ha fallado. Cuerno de chocolate de desayuno, 3 geles y 3 barritas en la mochila. ¿El líquido?. Llevaba un litro de isotónico. Supongo que las horas anteriores me han castigado de cara a la pared. Pero lo dejamos ahí. Prometo volver a esta ruta Spanjaard, porque en el fondo me ha encantado. Eso sí, mejor en compañía. Totales del día: 5h57 (3h07+2h48). Aproximadamente 44km. Hala, ya, crónica aséptica de los cojones. Con la de épica que llevaba la otra. Jajajajaja.

4 comentarios

  1. Dice ser Talín

    ¿Qué hace una bandera Suiza ahí en medio?

    01 Junio 2007 | 05:51

  2. Dice ser Amador

    J*d*r, Spanjaard. Eso se supone que es un entreno normalito, de a mediados de semana. :-)))

    01 Junio 2007 | 08:15

  3. Dice ser Spanjaard

    Talín, sigue el href de la foto y busca el origen.Amador, no. No nos vacilemos. Era un dia libre y un trozo menos de pizza en el total del proyecto ‘supere Ud su edad contando el número de maratones corridas’.Saluducos.

    01 Junio 2007 | 14:47

  4. Dice ser Sylvie

    Aún no siendo la crónica inicial, solo por reescribirla de alguna manera, ya te mereces que te hagamos la ola…paciencia la tuya.Vaya paseotes te pegas…algún día me apunto a acompañarte.besitos.

    01 Junio 2007 | 15:09

Los comentarios están cerrados.