BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Soscalambreeeessss

El mejor síntoma para saber si uno está a punto para echar a correr como un gamo, como un gusarapo o como un imbécil es, sin duda, que te arreen calambres por la noche. Pero de los gordos. De esos que te bloquean el gemelo y te ponen el dedo gordo tieso y entonces, cuando te han dado 2 y has despertado un par de veces a tu compañero/a de cama, te dicen esa cosa cuasi mágica de ‘hijo tengo ganas que llegue el maratón y te desfogues’.

Clínicamente se suelen asociar a anormalidades de electrolitos en los músculos. El dificil equilibrio que guardamos mientras entrenamos para un maratón, los días de descanso, beber mucho, más, o hartarse, luego parar, cargar y descargar hidratos… toda esa tortura que ya conocemos todos. Pero para mí que hay algo cósmico que envía ondas a los músculos, diciendo que la suerte está echada, que ya llegó la hora de ponerse a correr. Cómo la cosmología afecta a qué musculos es algo que se me escapa; tampoco (lo reconozco) tengo ni puta idea de los medios que usa para avisarnos ni cómo está al tanto de nuestros calendarios de entrenamiento.

Lo único que se es que, tras 2 días de reposo para esa fascitis plantar y en pleno cargado de reposo previo a Donostia, ayer las fuerzas del universo estuvieron mandando órdenes. Primero a mis intestinos. Hoy, mientras dormía, a los gemelos. Solo queda una semana mal contada.

2 comentarios

  1. Dice ser Macario

    Luis, que te vas a saliiiiiir. Relajarse y descansar. Ayuda mucho a ello la ejecución del acto marital. Coordina para que “el mensual” caiga en fechas :-))))

    17 Noviembre 2006 | 08:38

  2. Dice ser Bulderban

    Cuanto sabéis !! Y yo que por la noche lo único que me despierta, a parte de Alba, es la vejiga…debe ser que he entrenado poco…

    17 Noviembre 2006 | 13:53

Los comentarios están cerrados.