BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Maratonitis: no sabes lo que te pierdes por no correr

Os voy a explicar qué es esa afección rara y temible, peor aún que un parto, sin duda, que afecta a una parte importante de los deportistas que corren y zarpalean distancias superiores a los 40km. En concreto, a todo aquel que se ha enfrascado en un maratón.

De todos conocido es que los entrenamientos a machamartillo te dejan bajos de defensas y que uno es propenso a constiparse más. Además, si viajas en nuestro Metro de Madrid, las miasmas se posarán de moco en moco hasta alcanzarte. Es normal, pues. Claro, pero al cobijo de estos síntomas conocidísimos, una buena poprción de inscritos el ‘día de autos’, ¡pues que no se presentan!. Se hacen las 7 y hay que pillar los coches para tirar hacia la salida. “Andaaaaa, el Emilio que este año tampoco corre”. ¿Es que Emilio está buscando una churrería para llevar el desayuno a los compañeros?, ¿le hicieron aparcar ayer el coche donde cristo perdió las llaves y tardará 5 minutos más?, ¿se le han pegado las sábanas a Emilio?. ¿Le damos un toque?, ¿un sms?. No. Ni lo intentéis. Se ha parapetado el hombre en la taza del water con una descomposición fruto de ese desarreglo que da enfrentarse, imperdibles en mano, al hecho de prender el dorsal 3908 a la camiseta de tirantes que lleva 8 horas dispuesta sobre la cómoda. Emilio Lonchas Carrillo, del club Trotasendas, dorsal 3908, sufre un ataque implacable de maratonitis.

Lo peor de este rollo no-vírico es que no te dan la baja, porque a ver quién es el guapo que se acerca al médico de cabecera y le dice que has pillado un raro conjunto de síntomas que te impiden no ya solo correr, sino bajar las escaleras, asomar la nariz de las sábanas en los casos críticos post traumáticos, o siquiera mirar de reojo a la cómoda donde guardas las camisetas y calcetines de correr.

El parte del día, a escasos 11 días de mi Donostia 2006: Dolor de cabeza, riñones, estómago revuelto y vientre suelto. Vamos, lo normal.

4 comentarios

  1. Dice ser Macario

    Eso es que estás orondo…Como sople el aire, a alguno se lo lleva y lo estampa en los fierros del Chillida 🙂

    16 Noviembre 2006 | 09:53

  2. Dice ser Bulderban

    esa cagalera es buen sintoma…por ahi se pierde acido láctico y queda el musculo limpito para el 26 (es por consolar, no te lo creas y cuidaté)

    16 Noviembre 2006 | 11:10

  3. Dice ser cabesc

    Lo que me ha tocado la fibra es la miasma botando de moco en moco, ¿sabes spañal si los que vamos en vespa al currele aún lloviendo tenemos descuento en Donosti para los pintxos?

    16 Noviembre 2006 | 12:49

  4. Dice ser Spanjaard

    Si, por machotes y aguantar mejor con cristiana paciencia los embates del tráfico, teneis un 10% en los pintxos de rabas de calamar.

    16 Noviembre 2006 | 12:54

Los comentarios están cerrados.