BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Sesenta y siete punto cinco (mi culo, donde está mi culo)

Del dial de la báscula. Me rio ahora de cuando se le arqueaban las cejas a mi mujer allá por Junio del 99. No es que hubiera perdido de golpe mucho pero, tras 9 meses de separación y exilio de soltero en Amsterdam, me probaba un traje con 70kg pelados con arreglos para boda, línea joven del corte inglés. Y ya me conocieron corriendo, y testigos son algunas fotos de las trazas de pata fina que lucía por el 92 por los campings de centroeuropa o del 96 en la época sub 3h.

Ahora, tras un ligero cambio de hábitos, con media hora para comer en el trabajo y dos churumbeles que escurren las energías sobrantes y los depósitos, arranqué por fin a correr con más asiduidad. Un dia a cambio de otro de canguro, una madrugada… pronto estaba haciendo tresmiles suicidas a las 6am y sin querer, nos planteamos una cuadrilla (Matraco, Manolo emecedé, Cabesc…) el asalto al maraton de San Sebastián. Road to Donosti sin querer se puso a quitar lastre. Ayer me decía Paco el granaíno que algo de dieta tengo que hacer.

Creo que el secreto, además de salir 4 días a la semana tras mucho penar, es que apenas hago kilómetros basura, como dicen algunos técnicos. Cuando salgo, siempre termino apretando los últimos 3 o 4km. Cuando intento meter variedad para soportar la carga psicológica de correr solo a las 11 de la noche o a las 6 de la madrugada, acabo probando con 3×2 o 6×1, y la báscula se nota. La media de los pesajes semanales ha bajado ya de 70. Bajó de 73 en Marzo (4h02 en los 50km de Vallecas), de 72 en Abril (1h23 largos en la Media de Madrid), de 71 en Octubre (1h22 en Talavera) y ahora ya de 69. Los últimos dias estoy ya estancado en unos finísimos 68 y medio larguitos, pata negra, con algún pico preocupante de esos de pesarse después de trotar. Ahí apareció el 67.5 horrendo.

Ligero, me siento. Pero ni me vale la ropa ni tengo un aspecto para ir arrasando en los vagones del metro. Como un día se monte una pelea y tenga que intervenir me van a decir, ‘tu, el gafitas, quédate ahí no se escape un mamporro y te lo encuentres’. Snif. Prometo subir de 70 en cuanto termine este road to Donosti.

3 comentarios

  1. Dice ser Santi Palillo

    Esto, buenasss, si quieres algún kilito que otro me lo dices, tengo de sobra, a mi en el metro me evitan 😉

    09 Noviembre 2006 | 22:01

  2. Dice ser cabesc

    Al final te vas a salir ‘esponjaar’ con tanta perdida .

    10 Noviembre 2006 | 09:56

  3. Dice ser Macario

    Te voy a pasar mi surtido de ibéricos y mi máquina Fagor para hacer lonchas….Si pesas 5 kilos menos que cuando los 50 de Vallecas, debes tener menos culo que un lenguao.

    14 Noviembre 2006 | 09:21

Los comentarios están cerrados.